Resumen de un 2016 a la italiana

En 2016 he vuelto a recaer en una enfermedad que no tenía desde adolescente, he visto como han caído antiguos y nuevos ídolos (algunos conocidos apenas meses antes), he viajado menos que otros años (106 días) y he sufrido unos cuantos percances kafkianos durante mis viajes. Ha sido un buen año. A parte de estas cuatro cosas, poco más malo puedo sacar como conclusión de este sorprendente año.

Lago di Garda en Italia

En cuanto a lo bueno, tengo batallitas para varias vidas, empezando por una de las cosas más divertidas que he hecho nunca: conducir un Fiat 500 clásico por la loca Roma. Y también está el paseo en globo por la Toscana, vivir en Monza un día de carreras, recorrer el camino de San Francisco o descubrir los rincones de la bella Ferrara. Experiencias a cientos que todos podemos vivir en Italia con un poco de ganas.

Con cuatro viajes a Italia, este ha sido el año de la bota, y por fin descubrí por qué me gusta tanto viajar hasta aquí. No es por sus paisajes, por su gastronomía o por los italianos con un carácter de mil demonios que pueden pasarse horas discutiendo sobre si en Italia puede haber o no un refugio de montaña feo, si no por algo mucho más egoísta. Viajar por Italia recarga mi ilusión viajera, hace que tenga nuevos sueños con ganas de cumplir.

En un Fiat 500 en Roma

Y uno de estos sueños viajeros es ver el planeta desde afuera (y fotografiarlo, ya que estoy por ahí), así que tengo que ponerme manos a la obra y, mientras van pintando a brocha fina la nave espacial para turistas, ir preparando el presupuesto para unos vuelos en gravedad cero, que por ahora debe ser lo más parecido que hay (a parte de hacer submarinismo, pero ahí hay que meterse bajo el agua y no es una cosa que se me de muy bien).

Volviendo a la Tierra, durante este intenso 2016 he viajado por Europa de varias formas diferentes, conociendo a muchas personas de las que aportan, marcándote con tan solo hablar unos minutos con ellas; disfrutando más de viajar a mi aire con buena compañía, haciendo menos fotografías y más que me gusten, y añadiendo nuevas firmas a este blog con la ilusión de compartir mejores experiencias viajeras. Gracias a Nina Fernández, Ana Caballero, Sandra Candal y Nicolás Cancio por ayudarme en esta tarea. Entre todos, vamos haciendo crecer este blog ya preadolescente.

Malta desde el aire

A modo de resumen para el mapa de chinchetas, añado el vivir el Txotx (cómo saben divertirse estos vascos), haber sido embajador Minube de Cantabria (oficialmente ya no lo soy, pero siempre recomendaré Cantabria), visitar Bélgica por primera vez (soy de los que les gusta más Gante que Brujas), conocer un poquito más de Doñana, haber visitado Malta por tercera vez (y ganado el premio #KayakHacksMalta), descubierto Jaén y sus castillos, enamorarme de las playas de Ferrol, asistir al festival de música del Cruilla en Barcelona, recorrer el Caminito del Rey (historia pendiente) y más rincones de la Costa del Sol y pasearme media Italia, incluyendo Cerdeña.

¡Ah!, y que no se me olvide. En mi propia ciudad, Gijón, tuvieron que mostrarme los beneficios de ser sostenible, incluso cuando viajamos como turista, y desde aquellas, me declaro creyente practicante porque así parezco un poco más inteligente. O menos gilipollas, como prefieras verlo.

Me parece que como conclusión ha sido un buen año, pero el 2017 será mejor contigo cerca, así que te doy las gracias por leerme de vez en cuando y te deseo que para el año que viene leas por lo menos un buen libro. ¡Nos vemos de viaje!

Parapente al atardecer
Parapente en Ferrol
Temas: ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

¡Déjame tu comentario! Me hace ilusión :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Hola Víctor

    Felicidades por tus viajes y logros del 2016. Yo he seguido varios de ellos a través de tus redes sociales. Pero si me tengo que quedar con uno y mojarme, es con la experiencia con el FIAT en Roma, y hasta hiciste un video muy chulo que me ha molado mucho.

    A por más viajes en el 2017.

    Un abrazo desde Málaga.

    Bo

    • Muchas gracias Bo, la verdad que fue un año fantástico, y este 2017 promete ser mejor. Lo del fiat por Roma tienes que probarlo, te va a encantar!
      Un saludo y feliz año