Monza durante un día de carreras

Monza es más que otra bonita ciudad italiana con una catedral repleta de pinturas, que otra parada en el camino en el que disfrutar de un buen plato de pasta, que un circuito de Fórmula 1, aunque no lo parezca si la visitas el mismo fin de semana que este gran espectáculo automovilístico.

Pit Stop de Ferrari

En caso de tener esta suerte, verás Monza vestida de rojo y agraciada con la visita de algunas de las más bellas italianas. No serán las más rápidas ni las mejores, pero es incuestionable que son las más hermosas, y por supuesto, las más auténticas, atendiendo tan sólo a un objetivo: el placer de conducir.

Durante este fin de semana el ambiente festivo en Monza es máximo, pues no hay nada que guste más a los italianos que una buena carrera de coches. Tengo que comprobar el calendario, pero creo que el fin de semana de Fórmula 1 es San Ferrari en esta pequeña ciudad.

Alfa Romeo Spider
Plaza Roma durante un día de carreras

No en vano hay carreras de triciclos en la Piazza Trento (rojos, por supuesto), exposiciones relacionadas con el automovilismo, como la de este 2016 en el Palazzo dell´Arengario sobre las últimas horas de Ayrton Senna antes del fatídico accidente en Ímola, experiencias únicas como la de vivir un Pit-Stop o probar el auténtico simulador de Ferrari, así como muchas otras.

Son días de fiesta, son días de alegría.

Y volviendo al argumento inicial, Monza es mucho más que su circuito y este loco fin de semana de carreras.

Catedral de Monza
Almenas de la catedral de Monza

Tan sólo hay que acercarse a la Piazza Duomo para admirar una de sus grandes obras de arte, la imprescindible Catedral. Pero esta de Monza no es otra catedral más donde marearse con la profusión de frescos y los altos techos, ya que cuenta con una joya muy bien custodiada: la corona de Teodolinda, reina de los Lombardos.

Esta corona reposa en la capilla de Teodolinda, cuyos muros nos cuentan con gran detalle la vida de esta reina. Tanto, que incluso se ve el confeti usado durante su boda en el siglo XV. Eso sí, es imposible encontrar a nadie sonriendo en ninguno de los frescos, no sea que vayan a parecer de un estatus social inferior, ni hacer fotos en este lugar.

Interior de la Catedral de Monza
5 ruedas

A parte de esta capilla, la catedral tiene más curiosidades, como la situación descentrada del rosetón (sólo Dios es perfecto), aunque por fuera sí esté centrado; un interesante museo con piezas históricas, y un claustro muy coqueto.

Tras la primera visita básica de Monza, empieza la mejor parte, la de callejear sin rumbo por sus pintorescas calles y avenidas.

Por el camino, encontraremos lugares únicos como el Museo más pequeño del mundo (justo delante de la Catedral), el ya mencionado Palazzo Dell´Arengario en la plaza Roma, la gran plaza Trento, y la rivera del río Lambro, donde encontrarnos con una zona menos palaciega.

Via Carlo Alberto
Mesa diseñada por RIVA

Siguiendo la Via Carlo Alberto, principal calle de tiendas y de exhibición de los monzesi, llegamos al gran Parco di Monza. Tan grande es, que en su interior se encuentra el famoso circuito y uno de mis lugares favoritos de Monza, la Villa Real. Visitarlo es más que recomendable, como explico en este artículo.

Una vez disfrutada de la ciudad y de sus terrazas, podemos acercarnos hasta un estudio de diseño de esos que sólo son posibles en Milán y sus alrededores, como por ejemplo el de RIVA 1920, especializada en fabricar muebles de gran calidad con madera de Kauri, uno de los árboles con mayor diámetro del mundo y que está prohibido talar, por lo que en RIVA sólo trabajan con ramas o árboles caídos. Basta acariciar uno de estos muebles para sentir el mimo con el que se ha hecho.

Mesa diseñada por RIVA
Parque de Ferrari

Mimo que también se palpa en la propia Monza, una de esas agradables ciudades que estando fuera del circuito turístico, es capaz de mostrar al viajero curioso lo mejor de Lombardía y de Italia.

Guía práctica para visitar Monza:

Temas: , , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

¡Déjame tu comentario! Me hace ilusión :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: 7 ideas para hacer cerca de Milán - machbel