Medellín: 13+1 cosas a hacer en la ciudad fénix

Del infierno al paraíso. Así me decían que había sido la evolución de Medellín, la capital de la región de Antioquia, en los últimos diez años. Sus habitantes, hartos de tanta violencia por el maldito polvo blanco, decidieron dar un cambio radical a la ciudad que tanto amaban (y siguen amando), convirtiéndola en el paraíso que tanto ansiaban. Hoy, se puede decir que lo han conseguido, y están más que orgullosos de mostrárselo al mundo, sobre todo si es entre bailes, chicharrones y muchas risas.

Como turistas estamos llenos de ideas preconcebidas que casi nunca se ajustan con la realidad. El mundo es muy, muy grande, y apenas puedes conocer un resquicio de su complejidad y variedad por mucho que intentes estar informado día a día. Por eso me encanta viajar. Porque al visitar un lugar por ti mismo, te maravillas con las sorpresas que te depara tu nuevo destino, y te das cuenta que realmente los humanos somos iguales en todas partes.

Vida en Comuna 13 de Medellín, Colombia
Vida en Comuna 13 de Medellín, Colombia

A todos nos gusta disfrutar de la vida, estar con gente que queremos, y mostrar al visitante las cosas que más nos gustan. Otra cosa es que cada uno disfrute con cosas diferentes, ya que en la variedad es donde está el gusto.

Esto fue lo que me pasó con Medellín y Antioquia, una zona de la que apenas sabía nada más allá de alguna serie que relata hechos acontecidos hace más de 20 años. La Medellín de 2019, año en que la visité por primera vez (sé que volveré pronto), era una gran incógnita para mí, así que cuando recibí la invitación para visitarla junto a mis amigos de Zapatillas por el Mundo y Alvientooo, no lo dudé ni un segundo. Me apunto, ¡qué chimba!

Tras casi una semana en Medellín, en este artículo te voy a mostrar los lugares que más me fascinaron de la ciudad (sobre la gente solo te puedo decir que te van a recibir con todo el amor que tengan en su corazón, más un 15% extra por hablar español), y que seguro entran a tu lista de lugares a visitar próximamente.

Comuna 13

Si hay un lugar que refleje la transformación de Medellín, esa es la Comuna 13. De ser cuna de traficantes y zona de paso obligado para el contrabando, ahora es una gran comunidad en la que disfrutar del espíritu paisa. ¿El motor de la transformación? El arte. Al igual que en ciudades como Nantes o Ferrol, el arte saca lo mejor que tenemos como personas, y eso hace que toda la comunidad se una para, entre todos, sacar lo mejor de la comunidad.

Así, hoy en día la Comuna 13 es uno de los lugares más divertidos de todo Medellín, donde admirar grafitis, escuchar conciertos improvisados de rap urbano, asistir a fiestas navideñas como la noche de las velitas o probar auténtica gastronomía colombiana. Y, aunque suene a locura, incluso puedes ir de noche. Sin duda, la mayor sorpresa que me dio Medellín fue visitar la Comuna 13.

Grafiti en la Comuna 13
Grafiti en la Comuna 13
Vista panorámica de la Comuna 13 de noche
Vista panorámica de la Comuna 13 de noche

Moravia

Este antiguo vertedero de basura, ocupado por los inmigrantes sin recursos desplazados desde el campo, es hoy en día otra de las comunidades más interesantes a visitar. Ya no queda ni rastro de la basura. En su lugar nos encontramos con parques, plazas donde juegan los niños, varios museos, y algunos de los mejores miradores de la ciudad. No en vano, Moravia significa amor por la morada.

Y eso es lo que han hecho sus habitantes. De vivir literalmente en un basurero, lo han transformado de arriba a abajo hasta convertirlo en una morada de la que sentirse orgullosos.

La comunidad de Moravia es bastante grande, por lo que una buena forma de visitarla es en bicicleta.

Pareja subiendo al parque del Morro de Moravia
Pareja subiendo al parque del Morro de Moravia
Vistas del barrio de Moravia
Vistas del barrio de Moravia

Plaza Botero

En el centro de Medellín encontramos la plaza más artística y clásica de la ciudad, la plaza Botero, nombrada así en honor al artista más conocido de Medellín, Fernando Botero. En esta plaza encontraremos 23 esculturas de gordos creadas por el artista en las que hacernos fotografías, así como el Museo de Antioquia y el Palacio de Cultura Rafael Uribe Uribe. Ambos se pueden visitar, y es muy recomendable verlos por dentro.

Otro lugar que tampoco podemos perdernos, para una de las postales más típicas de Medellín, es subir hasta uno de los balcones del Hotel Nutibara. Desde aquí apreciaremos la mezcla que es Medellín, con el moderno metro aéreo y los edificios clásicos.

Estatua de Botero
Estatua de Botero
Plaza Botero y Palacio de la Cultura desde el Hotel Nutibara
Plaza Botero y Palacio de la Cultura desde el Hotel Nutibara
Vista de la Plaza de Botero desde el Palacio de la Cultura
Vista de la Plaza de Botero desde el Palacio de la Cultura

Avenida Carabobos

Si hay una calle donde la vida diaria sea frenética, con cientos de mercadillos, personas corriendo de un lado para otro, y todo tipo de colorido, esta es la Avenida Carabobos. Pasear por aquí es encontrarte con la intensidad de una gran ciudad.

Entre los lugares más interesantes de la Avenida, además de su propia vida, es visitar el Centro Comercial Palacio Nacional, que conserva todo el lustre del antiguo edificio, pero repleto de tiendas de todo tipo de marcas. Una mezcla de lo más curiosa.

Paseando por la calle Carabobo
Paseando por la calle Carabobo
Puestos en la calle Carabobo
Puestos en la calle Carabobo

El Poblado (centro ciudad)

Medellín también tiene una zona rica que apenas tiene diferencias con cualquier gran ciudad americana, la conocida como Comuna 14 o El Poblado. Aquí, además de los hoteles de las grandes cadenas internacionales, hay varios lugares interesantes a visitar, como el Museo El Castillo, el cercano Museo de Arte Moderno de Medellín o el Parque el Poblado.

Si es la primera vez que visitas Colombia, esta puede ser una buena zona para alojarte, ya que, al ser tan similar a cualquier otra gran ciudad, vas a sentir menos el cambio.

Subir en el metro cable

La orografía de Medellín es un festival de montañas, de ahí que una de las mejores formas de llegar hasta los barrios más alejados del centro sea por el aire. Y no me refiero en helicóptero, si no en teleférico o metrocable. De las seis líneas que hay en la ciudad, la H, hasta Villa Sierra, es una buena opción para adentrarte en las comunas de las montañas.

Metro cable de la línea H
Metro cable de la línea H

Volar en helicóptero

Además del metrocable, también podemos visitar Medellín desde las alturas en helicóptero. El aeropuerto del centro, el Olaya Herrera, ofrece recorridos de 10 minutos en helicóptero con el que ver todos los sitios de la ciudad a vista de pájaro.

Eso sí, ten en cuenta que Medellín no es una ciudad bonita estéticamente para ver desde al aire. Recomendaría esta actividad a quien nunca se haya montado en helicóptero y quiera probar la experiencia, pues la tarifa es bastante económica, o para quien sea un fan de las vistas aéreas, como es mi caso.

Vista desde helicóptero de Medellín
Vista desde helicóptero de Medellín
En helicóptero sobre Medellín
En helicóptero sobre Medellín

Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe

Los bosques tropicales son alucinantes por su belleza y diversidad, por eso, estando en la ciudad de la eterna primavera, una visita al Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe me parece de los mejores planes que puedes hacer para alejarte del bullicio de la ciudad y adentrarte en la naturaleza.

Además de una exuberante colección de árboles y plantas, en el jardín botánico también encontrarás animales como iguanas, mariposas, y muchos otros (todos inofensivos). El restaurante In Situ, dentro del propio jardín botánico es de muy buena calidad, lo que sumado a que la entrada es gratuita, este jardín sea más que recomendable para visitar.

Jardín Botánico de Medellín
Jardín Botánico de Medellín
Iguana en el Jardín Botánico
Iguana en el Jardín Botánico

Museo Casa de la Memoria

En el Museo Casa de la Memoria vamos a adentrarnos en la historia más turbulenta de Colombia, pues creo que, para conocer bien un lugar, además de disfrutar de sus bondades (y Medellín tiene muchas), también hay que conocer su parte más oscura. Más allá del narcotráfico, en la tierra del realismo mágico han ocurrido hasta 60 enfrentamientos armados en las últimas décadas, siendo este museo un lugar donde exponer diferentes puntos de vista de estas guerras, que han producido más de 27.000 desaparecidos y 6 millones de desplazados.

Además, estas guerras han sido iniciadas tanto por guerrillas de extrema izquierda como extrema derecha, mostrando que esto no es solo un enfrentamiento de «buenos» contra «malos», sino una realidad mucho más compleja.

Interior del Museo de la Memoria
Interior del Museo de la Memoria
Baile en el Museo de la Memoria
Baile en el Museo de la Memoria

Mercado del Tranvía y del Río

La cultura de los mercados como espacios gastronómicos donde probar especialidades del mundo es algo que ha surgido hace pocos años, y también ha llegado hasta Medellín.

Uno de los lugares con más sabor paisa es el Mercado del Tranvía, en la Vía Medellín – Vía Santa Elena – Calle 49. Aquí podemos degustar tanto la gastronomía más típica antioquena como platos de todo el mundo, en un entorno de lo más agradable. Y como postre, unos churros de lo más originales en LÜ, a un paso del mercado.

Otro mercado a tener en cuenta es el del Río, situado en el centro, en el que degustar diferentes gastronomías en un ambiente relajado.

Sin duda, lo mejor de Medellín es adentrarse en la vida de barrio donde transcurre la vida del día a día.

Mercado del tranvía
Mercado del tranvía
Metro por la Vía Medellín
Metro por la Vía Medellín

Bailar en chiva

Latinoamérica es sinónimo de baile y, aunque tengas la movilidad de un bloque de cemento armado, una de las experiencias más divertidas para hacer de noche es bailar como alma que lleva el diablo dentro de una antigua chiva mientras «vuela» por Medellín.

Lo de reconvertir una chiva en una pista de baile con ruedas es algo que solo se les podría haber ocurrido a los paisas. Las chivas son los camiones que usaban los agricultores para transportar sus productos desde el campo hasta la ciudad, y son conocidos por su decoración colorida y cantosa, como los de Nepal, por ejemplo. Si a esto le juntas el amor por el reguetón y el baile, te encuentras con que estos antiguos camiones ahora son discotecas móviles para recorrer la ciudad. Algo que solo podría ocurrir en Medellín.

Bailando en Chiva
Bailando en Chiva
De noche en Chiva
De noche en Chiva

Visitar una plantación de café (El cafetal)

Colombia es sinónimo de Café, y aunque Antioquia se encuentra un poco al norte del eje cafetero, también puedes visitar una auténtica plantación cafetera a pocos kilómetros de Medellín.

En El Cafetal ofrecen visitas en la que conocer todo el proceso del cultivo del café, desde la plantación hasta su recolección y tueste, terminando con la deseada degustación. Una gran experiencia para apreciar por qué el café de Colombia tiene tan buena calidad, y todo el trabajo que hay detrás de cada taza de café.

Bienvenida en la plantación de café El Cafetal
Bienvenida en la plantación de café El Cafetal
Campos de café en el Cafetal
Campos de café en el Cafetal

Visita a Guatapé

La excursión de un día más típica que podemos hacer desde Medellín es ir hasta Guatapé para subir a la piedra del Peñol y conocer el fascinante paisaje que rodea al embalse del Peñol. Puedes leer más sobre esta excursión a Guatapé en este otro artículo, y seguro que hasta te entran ganas de subir los 720 escalones del Peñol.

Piedra del Peñol de Guatapé
Piedra del Peñol de Guatapé

Extra: luces de navidad y desfile de mitos y leyendas

¿Cuál es la mejor época del año para visitar la ciudad de la eterna primavera? Por mi parte diría que diciembre, en las primeras semanas. Además de que el clima es fantástico, sin la agobiante humedad del verano, en Navidad hay varios eventos propios de estas fechas que llenan de magia el ambiente.

Si bien hay lugares como Alemania donde los mercadillos de navidad son una preciosidad, en Medellín la Navidad también es legendaria, pero en otro sentido: el de la luz, el color y la diversión durante todo el día y la noche.

Con 27 millones de luces, el alumbrado de Medellín es el más espectacular de Latinoamérica, siendo el punto álgido el Parque Norte, donde literalmente crean una atmósfera de cuento que te hace volver a ver la Navidad con los ojos de un niño. Simplemente mágico.

El otro momento álgido ocurre el 7 de diciembre, cuando se celebra el Desfile de Mitos y Leyendas en Medellín. En este desfile grupos de artistas reproducen diferentes mitos y personajes mitológicos de Latinoamérica con un derroche de imaginación tal que te hará sentir dentro de una película de fantasía.

Luces en el Parque Norte
Luces en el Parque Norte
Artista en el desfile de Mitos y Leyendas
Artista en el desfile de Mitos y Leyendas
Día de las velitas en la Comuna 13
Día de las velitas en la Comuna 13

Con este artículo espero haberte sorprendido de todo lo que tiene Medellín que ofrecer al visitante, y aunque tan solo sean unas pinceladas, te hayan abierto las ganas de visitar lugares que, a priori, no te parecieran de interés turístico.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.