Los 23 mejores lugares a visitar en las Rías Baixas, Galicia

Las Rías Baixas es una de las zonas más bonitas de Galicia, y de las que es más fácil disfrutar como turista. Hay buena comida (¡con mucho marisco!), paisajes que se graban a fuego en la retina, un clima mucho menos lluvioso, y gran cantidad de lugares bonitos a visitar.

Para hacerte más sencillo tu viaje a las Rías Baixas, y también para abrirte el apetito para vivir estas experiencias, en este artículo te muestro mis 25 lugares favoritos a visitar en las Rías Baixas.

Necesitarás entre 5 y 7 días para poder visitar todos los lugares, ya que aunque estén cerca, lleva tu tiempo disfrutarlos como se merecen. Así que si estás preparando una escapada de fin de semana, escoge los que más te gusten, y ¡a gozar de Galicia!

Atardecer en las Rías Baixas
Atardecer en las Rías Baixas

Islas Cies, con la playa más bonita del mundo

Poco que decir sobre estas Islas. Es uno de los lugares más bonitos de España, un Parque Nacional que hay que visitar por lo menos una vez en la vida para dejarse embaucar por la paz que se respira en estas islas repletas de aves.

Dicen que la playa de Rodas, justo al lado del embarcadero, es una de las más bonitas del mundo. No se si será cierto, porque para eso habría que verlas todas, pero sí sé que uno se siente muy bien al pasear por esta isla. Y sobre bañarse en el mar, es algo que hay que probar, aunque esté muy fría.

En este otro artículo sobre las Islas Cíes puedes leer más sobre ellas.

Playa de Rodas en las Islas Cíes

Islas de Ons, aún por descubrir

Las Islas Cíes son maravillosas, pero como no vayas en temporada baja, puedes llegar a saturarte de la cantidad de turistas que van a verlas. Otra opción también muy bonita, pertenecientes al mismo Parque Nacional, son las Islas de Ons.

En Ons hay gente que vive durante todo el año, así que son más sencillas de visitar en cualquier fecha, pues siempre hay barco para llegar a ella. El paisaje no es tan espectacular, pero se disfrutan igualmente, y además, con mucha menos gente.

Una gran opción si lo tuyo son las islas que se pueden recorrer caminando. En este otro artículo, te muestro mejor las Islas de Ons.

Islas de Ons

Mariscar y ver cómo recogen mejillón

Rías Baixas es sinónimo de buen marisco. Estas rías son muy abundantes en almejas, mejillones, centollos y bogavantes, así que además de degustarlos en un buen restaurante, te animo a que conozcas de primera mano cómo se marisca.

Calzarme las botas de goma y adentrarme en la playa, junto a una experta mariscadora, en busca de almejas finas y japónicas, ha sido una de las mejores experiencias que he vivido en las Rías Baixas.

Además de apreciar todo el esfuerzo que supone traernos estos manjares a la mesa, te ayuda a entender mejor a las personas que viven aquí.

Mariscando en la ría de Arousa
Mariscando en la ría de Arousa

Isla de Arousa con paseo en Kayak

La Isla de Arousa es uno de los lugares donde vivir la auténtica «Galifornia». Con sus playas de arenas finas y blancas, y su ambiente tan marino, la Isla de Arousa es un enclave paradisiaco en el que disfrutar del paisaje, la gastronomía y las playas. Vamos, como en todas las Rías Baixas, pero aquí es todavía más intenso.

Una de las actividades más divertidas que se pueden hacer aquí es dar la vuelta a la isla en Kayak. Como estás en una ría la marea no es muy fuerte, así que es algo recomendado para todos los niveles.

Desde el mar, las cosas se ven de otra forma.

Piragua en la Isla de Arousa

Excursión en barco a Islote Areoso

Y desde la isla de Arousa, nos vamos a otra isla virgen mucho más pequeña, Islote Areoso. Para llegar hasta aquí hay que contratar una excursión privada, algo que si viajamos en familia o con varios amigos nos sale muy bien de precio.

Islote Areoso nos ofrece un entorno virgen en el que disfrutar de playas impolutas, unas aguas cristalinas, y por que no, de una copa de albariño mientras comemos en el barco.

Entre las curiosidades de la isla, está un pequeño dolmen megalítico.

En barco privado visitando el Islote Areoso

Pontevedra, la ciudad con el centro peatonal

Con permiso de Santiago de Compostela, Pontevedra es la ciudad más bonita de Galicia. Y lo mejor de todo, es que su centro es peatonal, por lo que se disfruta aún más de sus monumentos, museos y restaurantes sin el ruido de los coches.

Pontevedra es una ciudad pequeña, que se puede ver en un día. Es una gran opción como base en tu viaje a las Rías Baixas, pues está cerca de todos los sitios, y ofrece buenos restaurantes.

Puedes conocer más sobre Pontevedra en este otro artículo.

Plaza de Santa María de Pontevedra
Plaza de Santa María de Pontevedra

Vigo, la ciudad del puerto

Lo ocurrido con Vigo es digno de estudio. De ciudad portuaria casi marginal en la década de los 80, a una de las ciudades más dinámicas de Galicia. Sus calles, que siempre son en cuesta, reflejan la curiosa disposición de Vigo.

Entre las zonas más interesantes a visitar, están el Casco Vello, con su calle de las ostras y mercados de abastos; la rúa do Príncipe, llena de tiendas y con el dinoseto; y al atardecer, el Castelo do Castro.

Vigo también es un buen sitio para tener como base para moverte por las Rías Baixas, pues desde aquí se puede coger el barco a las Islas Cíes, y se llega rápidamente a muchos de los sitios por autopista.

Free tour por Vigo, conoce la ciudad ¡gratis!

Vigo desde el mirador de Castelo do Castro
Vigo desde el mirador de Castelo do Castro

Pazo Baión, casa del buen vino

Entre los monumentos más bonitos de Galicia, están los pazos. Estas grandes casas señoriales eran, y son, lugares donde trabajar y proveer de sustento a toda la familia. Un auténtico pazo tiene que tener la casa solariega, el palomar, la capilla y un gran jardín que puede tener usos agrícolas.

A un paso de Vilagarcía de Arousa está Pazo Baión, uno de los pazos más bonitos de Galicia, donde producen un buen Albariño. En la visita guiada nos enseñan los lugares más importantes del pazo, terminando con una degustación de sus productos.

Este pazo es tristemente conocido por ser propiedad del narcotraficante Laureano Oubiña, aunque nunca vivió aquí.

Casa con almenas del Pazo Baión
Casa con almenas del Pazo Baión

Pazo de Rubianes y el jardín de camelias

El de Rubianes es otro de los pazos más bonitos de Galicia, también cerca de Vilagarcia de Arousa. Es conocido sobre todo por su extenso jardín, en el que hay numerosas camelias (una de las flores más típicas de Galicia, aunque sea foránea), así que árboles de todas partes del mundo, entre los que se encuentra uno de los eucaliptos más grandes del planeta.

Al pazo se hacen visitas guiadas en las que disfrutar del jardín y ver algunas de las dependencias del edificio principal, como el salón o la biblioteca, en la que se encuentran algunos documentos firmados por el rey de la época pidiéndo ayuda al señor de Rubianes, tal era su influencia.

De tener que visitar solo un pazo en Galicia, sin duda este es de los más característicos.

Interior del Pazo de Rubianes
Interior del Pazo de Rubianes

Playa de la Lanzada

Dicen que la mar en Galicia siempre está muy fría. Aunque una vez que te metes, y resistes el susto inicial, empieza a estar muy buena. Tanto, que cuesta salir. Una de las playas más bonitas de las Rías Baixas para probar el agua del océano Atlántico es la de la Lanzada, pues es muy extensa, no está urbanizada, y su arena es una delicia.

Hay muchas otras buenas playas en las Rías Baixas, pero lo mejor es que las descubras por tu cuenta, que tampoco es plan de contarlo todo ;)

Playa de la Lanzada
Playa de la Lanzada

La Toxa, la isla con el hotel decimonónico

La isla de la Toxa, dependiente de O Grove, es uno de los lugares más queridos por los gallegos. Igual es por su peculiar situación, por sus aguas termales, o por tener uno de los hoteles balneario más clásicos de toda Galicia, el Gran Hotel de la Toxa.

Este hotel es todo un viaje en el tiempo. Si quieres conocerlo mejor, tengo este artículo donde te hablo sobre la experiencia de dormir aquí.

En la isla de la Toxa hay además una ermita cuya fachada es de conchas, así como un paseo costero donde quedarse embelesado con las luces del amanecer y del atardecer. ¡Ah! Y si vas bien temprano, verás a las mariscadoras en la ría.

Gran hotel de la Toxa y embarcadero
Gran hotel de la Toxa y embarcadero

Atardecer en cabo Home

Una cosa es segura en las Rías Baixas: el sol se pone siempre por el mar. Esto, que puede parecer una tontería, es el gran secreto para que los atardeceres en Galicia sean tan espectaculares. Y si hay que buscar un buen punto de observación para disfrutar de este espectáculo diario, entonces Cabo Home es el lugar indicado.

Con la escultura de la caracola, ideal para hacerse una bonita fotografía para Instagram, y con un paseo a lo largo de los acantilados, Cabo Home es de los mejores lugares para ir a terminar el día.

Atardecer desde Cabo Home
Atardecer desde Cabo Home

Hórreos de Combarro

Entre los pueblos más bonitos de Galicia, de los que te hablé en este otro artículo, está Combarro, una villa donde los horreos están a pie de playa para que los pescadores guarden sus aperos de pesca dentro de ellos.

Combarro bien merece un paseo por sus callejuelas y por su playa, sobre todo si es con marea baja, pues así se aprecia mejor lo especial de este lugar.

Hórreos en la playa de Combarro
Hórreos en la playa de Combarro

Visita a la isla de San Simón

En plena ría de Vigo, esta isla es incluso una desconocida para los gallegos. A lo largo de la historia ha sido utilizada como monasterio, hospital, cárcel y hogar para niños huérfanos, de ahí que tenga edificios tan ornamentados.

Actualmente la isla de San Simón acoge el festival de música Sinsal, y durante el resto del año, se pueden realizar diferentes tipos de visitas, como la teatralizada en barco hasta la isla, o dar una vuelta alrededor de ella.

Excursión a la isla de San Simón desde Vigo

Isla de San Simón
Isla de San Simón

Cambados, de pazos y albariño

Cambados es otro de los pueblos más bonitos de Galicia. Sus calles empedradas tienen un auténtico carácter gallego, y en pleno centro histórico encontramos lugares tan pintorescos como el Pazo de Fefiñáns (se puede visitar por dentro), o el propio Parador. Un poco alejado del centro está la Iglesia de Santa Mariña de Dozo, un lugar sorprendente pues le falta el techo a la ermita.

Además de los monumentos históricos, Cambados es conocida por la fiesta del Albariño, una fiesta que se celebra en verano, y donde se dan los premios a los mejores Albariños producidos en Galicia. Si te gusta el vino, esta fiesta es para ti.

Plaza de Cambados
Plaza de Cambados

Fiesta de los Vikingos de Catoira

El primer domingo de agosto se celebra en Catoira una de las fiestas más divertidas de Galicia: el desembarco de los Vikingos. Esta fiesta, de interés turístico nacional, homenajea las incursiones vikingas ocurridas hace siglos en las costas gallegas para expoliar las riquezas de sus habitantes.

La fiesta dura todo el fin de semana, pues a parte del desembarco, hay más actividades, como una cena vikinga a la que hay que ir disfrazado, desfiles y conciertos.

En este artículo sobre la fiesta de Catoira te cuento mucho más sobre esta fantástica fiesta.

Desembarco Vikingo de Catoira
Desembarco Vikingo de Catoira

Pazo de Oca, el llamado Versalles gallego

De entre todos los pazos de Galicia, el de Oca es el que tiene los jardines más afrancesados, con setos ornamentados, canales de agua e incluso un pequeño laberinto. Este pazo perteneció a la Casa Ducal de Medinaceli, de ahí su magestuosidad, digna de un palacio francés.

En la visita al pazo se pueden recorrer tanto los jardines como el interior, aunque eso sí, el horario es muy limitado.

Entrada al Pazo da Oca
Entrada al Pazo da Oca

Cocido de Lalín, de interés gastronómico nacional

Lalín es un pueblo del interior de Galicia de sobra conocido por su excelencia gastronómica, el cocido. Este cocido, preparado al típico estilo gallego, tiene la peculiaridad de que el embutido con el que se cocina es ahumando y, además, se le echa de todo: verduras, carne, embutido, partes del cerdo, garbanzos y condimentos.

Este es un plato contundente muy indicado para los fríos días de invierno, y así coger fuerzas para dar un paseo por este pequeño pueblo que ha hecho del cocido su signo de identidad.

Además de comer, hay más cosas interesantes a hacer en Lalín, que puedes conocer en este artículo sobre Lalín.

Preparando cocido de Lalín
Preparando cocido de Lalín

Viñedos de Terras Gauda, conociendo el Albariño

Viajar a las Rías Baixas y no visitar una bodega es quedarse a medias, ya que este vino es una de las marcas de identidad de la zona. Hay muchas bodegas a visitar, aproximádamente unas 200, siendo la de Terras Gauda una de las más bonitas, al estar en un lugar privilegiado a orillas del río Miño. Desde lo alto de los viñedos, se ve Portugal.

Otra de las bodegas que se puede visitar es la de Lagar de Costa, cerca de Cambados, y con los viñedos al lado del mar, lo que le da un carácter tan marino y gallego al vino.

Viñedos de Terras Gauda
Viñedos de Terras Gauda

Fervenxa da Toxa, la más alta de Galicia

Las Rías Baixas es zona de costa y de playas, pero también de bosques y cascadas. A poco que te adentres en el interior de la zona, encontrarás lugares tan especiales como la cascada da Toxa. Esta es la cascada más alta de Galicia, y además de ser espectacular el salto de agua, también lo es el entorno en el que se encuentra.

En los días de verano es una buena idea ir a merendar a este sitio, e incluso seguir el sendero a lo largo del río en busca de meigas.

En este otro artículo sobre la Fervenza da Toxa puedes conocer más sobre éste lugar.

Fervenza do río Toxa
Cascada del río Toxa, Santiago de Compostela, Galicia, España

Bosques de Pontecaldelas

Otro de los enclaves de interior más especiales de las Rías Baixas es el paseo fluvial y el bosque de Pontecaldelas. A lo largo del río Verdugo hay un sendero para recorrer y disfrutar del entorno natural, llegando hasta un paso de río a base de piedras clavadas en el curso del agua (recuerdan mucho a las zamburguesas de Humor Amarillo).

Y si quieres visitar un lugar peculiar, el bosque de sequoias Pena da Moa, a pocos kilómetros del pueblo de Pontecaldelas, te sorprenderá. Estas sequoias se plantaron aquí hace décadas, y desde entonces te transportan a los bosques de California sin falta de salir de Galicia.

Cruzando el río Verdugo en Pontecaldelas
Cruzando el río Verdugo en Pontecaldelas

Petroglifos de Mogor

En las Rías Baixas hay varios conjuntos rupestres de gran valor histórico, como por ejemplo estos petroglifos, situados en Mogor, a pocos kilómetros de Pontevedra. Los petroglifos tienen representaciones de laberintos y otras formas geométricas, que hacen que uno divague sobre qué pueden significar.

El lugar cuenta con un centro de interpretación, de acceso gratuito, para conocer más sobre la historia de los petroglifos. Y una ver terminada la visita, tan solo tienes que cruzar la carretera para disfrutar del atardecer en la playa de Mogor.

Petroglifos en forma de laberinto de Mogor
Petroglifos en forma de laberinto de Mogor

Campo Lameiro, el parque arqueológico de arte rupestre

Y para terminar esta extensa lista, uno de los lugares menos conocidos de las Rías Baixas. Campo Lameiro es un parque arqueológico en el que encontrarás vestigios arqueológicos, como grabados en la roca, y la reproducción de un asentamiento rupestre.

El centro de interpretación realiza numerosas actividades, como juegos para los niños, por lo que siempre encontrarás algo divertido que hacer aquí.

Grabados de Campo Lameiro
Grabados de Campo Lameiro

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Hola: la diferencia entre Pontevedra capital y la industrial Vigo no tiene color. Pontevedra es una ciudad preciosa, en mi opinión la más bonita de Galicia con monumentos, parques, gran parte de la ciudad peatonal, una de las ciudades más cómodas para vivir en Europa según la ONU… Vigo no me gustó: pocos monumentos, demasiadas cuestas, tráfico pesado por todos lados y en definitiva Vigo me pareció una ciudad muy incómoda que más vale la pena pasar de largo.

  2. Aunque, según mi modesta opinión, está muy bien en general esta selección, resulta algo corta. Pues, casi de cada apartado se podrían hacer un sin número de alternativas tan importantes como las bien expuestas, amén de otras realidades existentes en las Rías Baixas, por lo menos de tanto interés. Alguna de ellas, Pazo de Oca, Cocido de Lalín, Cascada del río Toxa, yo pienso que nada tienen que ver con As Rías Baixas, (Tierra de Montes) y en menos grado pero yo excluiría también los bosques de Puentecaldelas y los petroglifos de Campo Lameiro, que aunque reconozco su inmensa importancia, y habiendo sobradas alternativas, no encajan en este artículo. (Lourizán, Castrelos, Soutomaior, Albariño, Marisco, Pimientos …etc. etc.)

    • Gracias por tu comentario. Como Rías Baixas he considerado la zona indicada por la web oficial de turismo, que incluye mucho más que la preciosa costa. Un saludo!