Gastronomía y fiestas de las Rías Baixas

En Galicia es un placer comer. La rica cultura gastronómica y los buenos productos hacen que viajar a las Rías Baixas por el mero hecho de disfrutar comiendo sea una idea genial. Más allá de ponernos hasta las cejas con los abundantes platos; conocer cómo llegan estos excelentes productos hasta la mesa, y que los hace tan únicos, es una gran idea para hacer un viaje gastronómico y cultural por una de las zonas más interesantes del mundo.

Cocido de Lalín

El Marisco

Hablar de las Rías Baixas, y de Galicia, es hablar de marisco. Percebes, centollos, bueyes, bogavantes, cigalas, almejas, mejillones y un largo etcétera de crustáceos y moluscos se encuentran en estas frías aguas de las Rías Baixas.

Degustarlos en un buen restaurante está muy bien, aunque se me ocurre que es mejor calzarse las botas de goma e ir directamente a la playa a conocer cómo se recogen las almejas. En la Ría de Arousa, gracias a la asociación de mariscadoras Guimatur, es posible conocer de primera mano ésta ardua labor.

Todos los días de temporada, unas 200 mujeres se afanan desde primera hora de la mañana en rastrillar la arena de la ría de Arousa para encontrar la preciada almeja fina, o la menos selecta japonica. Tras 4 o 5 horas de duro trabajo, llegan al límite permitido de captura por licencia, sobre unos 2kg.

Terminada la recolección, es hora de vender el marisco en la subasta, algo que puedes ver en directo tras haber probado suerte con el rastrillo en la arena. Toda una experiencia que te hace darte cuenta de lo difícil que es conseguir buen marisco.

Mariscando en la ría de Arousa
Mariscando en la ría de Arousa
Recogiendo mejillones de la batea
Recogiendo mejillones de la batea

Otra de las actividades relacionadas con el marisco que puedes hacer en las Rías Baixas es la visita a una batea de mejillones mientras los están sacando del agua. Pero nada de ir en un gran barco junto a otras 100 personas. Mucho mejor ir en un pequeño bote junto a varios amigos, y así poder conversar con los mariscadores y ver de primera mano todo el proceso de obtener mejillones de la batea. ¡Hasta 50 toneladas por año produce cada batea!. Esta es una experiencia que ofrece Bluscus dentro de su gran catálogo de actividades relacionadas con el mar.

Y para terminar nuestra experiencia con el marisco, una ración de ostras. Las mejores ostras las puedes encontrar en Vigo, en la Calle de las Ostras. Aquí hay personas como Manuel, que llevan décadas ofreciendo al viandante las mejores ostras de las Rías Baixas para comer directamente en el puesto o en alguno de los restaurantes de la calle acompañado por una botella de Albariño.

Una de las mejores fechas para disfrutar del marisco es ir a la fiesta del Marisco de O Grove, que se celebra en octubre durante 10 días.

Manuel y su ostras

El Albariño

El Albariño es el vino por excelencia de las Rías Baixas. Un vino blanco muy aromático que recuerda al mar, ya que muchos de los viñedos están acariciados por la brisa marina.

Para conocer de primera mano cómo se produce el Albariño, lo mejor es que visites alguna de las decenas de bodegas que componen la Denominación de Origen, o sigas la ruta del vino por las distintas bodegas. ¡Te encantará si te gusta el vino!

Una de las bodegas más ancestrales es Lagar de Costa, cuyos viñedos están en primera línea de mar, lo que le da una chispa de sabor salado al vino. Las viñas de esta zona se plantan en parra y espaldera, ya que necesitan estar mucho más expuestas al preciado sol, lo que hace un poco más complicado el recoger la uva albariño.

Viñedos a orillas del mar
Viñedos a orillas del mar

Y de una bodega familiar, pasamos a una de las más grandes de la Denominación de Origen. Terras Gauda, con millón y medio de botellas de producción, es de las más apreciadas en la zona. Como curiosidad, comentar que cultivan el 95% mundial de una variedad local, el cuiño blanco, que están recuperando para hacer un vino muy particular. Y es que cuantas más variedades se produzcan, más diversidad de sabores.

Para disfrutar de una auténtica fiesta del Albariño, la fiesta de Cambados, entre finales de julio y principios de agosto, es una cita que no te puedes perder.

Barricas de la bodega Terras Gauda
Barricas de la bodega Terras Gauda

El Cocido de Lalín

Las Rías Baixas también es interior. Lejos de la costa encontrarás pueblos como Lalín que se han hecho un nombre gracias a su peculiar cocido, uno de los platos estrella en el invierno gallego.

El cocido de Lalín se caracteriza por usar embutido ahumado y por llevar, literalmente, de todo. Es un contundente plato para disfrutar junto a los amigos por unas cuantas horas. Y más que un plato, es todo un menú. Se empieza por la sopa de cocido, espesa y sabrosa, que nos hará entrar en calor, para pasar a las verduras junto a los embutidos y las distintas partes del cerdo, acompañado de garbanzos.

Máscara de cerdo con la que se hace el cocido
Máscara de cerdo con la que se hace el cocido

Aquí es de suma importancia que los productos sean de calidad, algo de lo que se aseguran los mejores restaurantes de Lalín en preparar el cocido, como La Molinera. Ellos tienen su propia huerta y proveedores de máxima confianza que les ofrecen un producto de excelente calidad.

Para terminar el banquete del cocido, están los dulces, con la leche frita, las filloas y las rosquillas como colofón final.

Toda una experiencia que hay que hay que ir a vivir con mucha hambre, y con ganas de pasarse horas hablando con los amigos alrededor de la mesa.

Del cocido también hay fiesta de interés nacional, que se celebra a finales de febrero en Lalín.

Dulces típicos gallegos
Dulces típicos gallegos

La Lamprea

El último de los grandes festivales gastronómicos que se celebran en las Rías Baixas, el más antiguo de Galicia, tiene como protagonista a la Lamprea, la serpiente de aspecto alienígena. En invierno, la lamprea remonta las aguas del río Miño, momento que se aprovecha para capturarla viva en las construcciones de piedra llamadas pesqueiras.

La lamprea de Arbo es especialmente famosa, pues aquí hay restaurantes especialistas en su preparación típica. Esto es, cocinada en su propia sangre. De sabor fuerte, la lamprea no deja indiferente a nadie, pues o la amas o la odias.

También la preparan en empanada, mucho más fácil de degustar, o seca.

Si te atreves a degustar un “extraterrestre”, la mejor época es durante la fiesta de la lamprea de Arbo, a finales del mes de abril.

Lamprea sujetándose a la mano
Lamprea sujetándose a la mano
Boca de la lamprea
Boca de la lamprea

Estas son las mejores fiestas gastronómicas de las Rías Baixas, destacadas como de interés turístico nacional. Aún así, durante todo el año puedes degustar todos estos platos en los restaurantes especialistas.

Más información

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. ¿Lamprea…? ¿Me atrevería a probarla? Desconocia que la incluyesen en alguna gastronomía regional.

    Ahora bien… a mi me convences para ir a un lugar con la comida y en tu tierra se come muy bien así que… me está volviendo a llamar

    • Seguro que te atreverías, por lo menos un bocado. Pues es típica en esta zona de Galicia desde tiempos de los romanos, si es que son unos valientes jeje.