Vacaciones en Gran Canaria, los lugares más bonitos a visitar en la isla

En el archipiélago de las Islas Canarias, Gran Canaria es una de las islas más atractivas para visitar, ya que su redonda forma contiene tanto playas de arenas doradas como rutas de montaña, antiguos volcanes ya extintos, pueblos con encanto, miradores espectaculares, y una ciudad muy viva. Ah, y también, es el lugar que me vio nacer. En esta guía te voy a mostrar los lugares más especiales que puedes encontrar en Gran Canaria.

Vista del Roque Nublo y Teide desde Gran Canaria
Vista del Roque Nublo y Teide desde Gran Canaria

Empezando nuestro recorrido por el sur de la isla, lugar en el que hay más alojamientos, la primera parada obligatoria es la playa de Maspalomas, que, con sus dunas, es uno de los lugares más sorprendentes de la isla. Si te aventuras a pasear por las dunas, llegará un momento en el que te sientas en pleno desierto del Sahara (aunque con alguna que otra persona desnuda caminando por ahí).

Playa de Maspalomas
Playa de Maspalomas
Dunas de Maspalomas
Dunas de Maspalomas

Otro de los lugares bonitos en el sur de Gran Canaria es el puerto de Mogán, donde sus canales para barcos le han hecho ganarse, evidentemente, el sobrenombre de la Venecia de Canarias. No es ni mucho menos como la ciudad italiana, pero para un paseo es muy placentera.

En el interior de la isla nos encontraremos con reviradas carreteras que nos llevarán hasta algunos de los paisajes más alucinantes de la isla, pues entre barrancos y bosques se encuentran lugares como el Roque Nublo o el Pico de las Nieves, la montaña más alta de la isla, desde la que se ve Tenerife perfectamente. Ir aquí al atardecer es más que recomendable, una obligación.

Mirador de Degollada de las Yeguas
Mirador de Degollada de las Yeguas

A parte de estos lugares tan emblemáticos de Gran Canaria, en su interior nos encontraremos con muchos barrancos y sus respectivos miradores, siendo mis preferidos el Barranco de Guayadeque, el mirador de Degollada de las Yeguas y el mirador Degollada de Becerra. Hay muchos más, pero si tan sólo vamos a estar una semana, no es plan de extenderse demasiado con todos los miradores que podemos encontrar, y siempre podemos parar a un lado de la carretera cuando nos encandilen las vistas.

En cuanto a pueblos del interior, Teror, Tejeda y Fataga son los más pintorescos, con sus paredes alicatadas y sus estrechas calles empinadas, teniendo un estilo diferente a los pueblos costeros.

Rincones del interior de Gran Canaria
Rincones del interior de Gran Canaria

Por último, también en el interior de la isla, y muy cerca de Las Palmas de Gran Canaria, está la Caldera de Bandama, el antiguo volcán ya extinto en el que podemos visitar una cueva y disfrutar de las vistas de este cono volcánico.

Siguiendo nuestra ruta hacia el norte, llegamos a la capital de la isla, la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, una ciudad mediana de más de 300.000 habitantes que destaca por su intensa actividad diaria, gracias a su gran puerto. Lugares imprescindibles a visitar en la ciudad son el auditorio Alfredo Kraus, la inmensa playa de las Canteras, y el añejo parque de Santa Catalina, donde me entretenía persiguiendo a las palomas cuando apenas sabía andar. Las Palmas es una ciudad más para sentirla que para verla, así que ir de restaurantes o de tiendas por aquí seguro que te encantará.

Costa norte con Las Palmas al fondo
Costa norte con Las Palmas al fondo

La costa norte de la isla está salpicada de pequeñas poblaciones, contando con algunas tan pintorescas como El Roque, donde las casas de colores se apelotonan casi sobre el mar.

Ya en la costa este de la isla, la más despoblada y salvaje, llegamos a Agaete, pueblo que conecta con Tenerife mediante ferry, y nos adentramos en un mundo totalmente diferente, el del parque natural Tamadaba. Los inmensos acantilados alcanzan su máximo esplendor con el Faneque, el séptimo mayor acantilado del mundo, levantando más de un kilómetro sobre el nivel del mar.

Acantilados de Faneque
Acantilados de Faneque
Vía Láctea sobre Gran Canaria
Vía Láctea sobre Gran Canaria

Este despliegue de formaciones rocosas hace que la carretera sea tortuosa, pero se disfruta mucho de los miradores que encontraremos por el camino, como el del Balcón. En cuanto a playas, la más exótica que podemos encontrar es la de Güigüí. Tan sólo nos separa de ella una caminata de dos horas y media, aunque al llegar nos encontraremos con una playa prácticamente para nosotros solos.

Ya estaremos de nuevo en el sur de la isla, habiendo completado un buen recorrido a Gran Canaria, y si bien quedan muchos otros lugares por descubrir, la conoceremos mejor que muchos de sus visitantes. Ahora tan solo nos queda preparar nuestro próximo viaje y disfrutar de una de las islas afortunadas.

Más información para visitar Gran Canaria:

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.