Las rutas más fáciles y bonitas para hacer en Gran Canaria

Gran Canaria es una isla con algo más que playas y buen clima. También tiene unos paisajes impresionantes que, para descubrirlos, tienes que calzarte las botas de montaña y animarte a caminar durante un rato.

La geografía de Gran Canaria es muy montañosa, por lo que hay rutas para todos los niveles, además de que el paisaje cambia muy rápido en poco tiempo. A poco que te despistes, tendrás la sensación de estar en un lugar muy distante a las islas Canarias.

Y de tantas rutas como hay en Gran Canaria, ¿cuáles son aptas para todos los públicos? Aquí te traigo una selección de mis rutas de montaña favoritas para caminar en Gran Canaria, que destacan sobre todo por lo fáciles que son y por lo bonito que es el paisaje.

Vamos allá.

Desde el Roque Nublo
Desde el Roque Nublo

Roque Nublo

No puedes visitar Gran Canaria y no caminar hasta la base del Roque Nublo. Esta formación geológica de origen volcánico (como toda la isla), es el hito más reconocible de toda la isla, y se puede llegar hasta su base en un agradable paseo de unos 45 minutos.

Es un lugar tan emblemático que siempre hay bastante gente en la ruta, pero no te preocupes porque la base del roque es un lugar inmenso con sitio para todos.

La ruta, como te digo, es sencilla e incluso se puede ir con niños pequeños, pero hay una zona con escaleras y cuestas, por lo que no se puede ir con carrito para bebés.

Al principio la ruta atraviesa un pinar típico canario, ascendiendo suavemente, hasta llegar a encaramar el macizo de roca y llegar por fin a la esplanada del Roque Nublo, pudiendo ir hasta la base del roque y caminar alrededor de él, divisando todo el paisaje del oeste de la isla, con vistas al pueblo de Tejeda y al Roque Bentayga.

Como las mejores vistas desde el roque Nublo son al oeste, esta es una ruta para hacer al atardecer, ya que calienta menos el sol (en verano y a medio día el sol pega muy fuerte, protégete del sol y lleva abundante agua), y podrás presenciar un atardecer único. Y de noche, podrás ver las estrellas con una nitidez pasmosa.

Formación rocosa de El Monje
Formación rocosa de El Monje
Atardecer desde el Roque Nublo
Atardecer desde el Roque Nublo
Roque Nublo bajo las estrellas
Roque Nublo bajo las estrellas

Ventana del Nublo

Seguimos caminando por el centro de la isla, por la zona montañosa, y en esta ruta el roque Nublo vuelve a ser el protagonista, pero para verlo a lo lejos.

El camino a la Ventana del Nublo discurre por el camino de Santiago de Gran Canaria, que conecta el faro de Maspalomas, al sur, con la basílica de Santiago en Gáldar, al norte. Eso sí, para ir a la ventana recorrerás este camino en dirección contraria, de norte a sur.

Este sendero es muy sencillo, de apenas 2 kilómetros de distancia, y te depara una de las maravillas naturales más atractivas de Gran Canaria, como es este gran arco con vistas a todo el oeste de la isla, así como al Roque Nublo.

Es, de nuevo, una ruta para toda la familia, sencilla y muy bonita para conocer un poco más de la isla.

Ventana del Nublo
Ventana del Nublo
Ventana del Nublo
Ventana del Nublo
Paisaje de bosque del centro de la isla
Paisaje de bosque del centro de la isla

Tajinaste azul

En primavera Gran Canaria se convierte en otra isla, repleta de floridos campos llenos de color. Una de las rutas más bonitas para hacer entre abril y mayo es la del Tajinaste Azul, en la que admirarás esta planta endémica del archipiélago.

La ruta une la Caldera de los Marteles con el pueblo de El Rincón de Tenteniguada, recorriendo un fantástico barranco en la travesía.

Esta ruta es un poco dura, pues hay un gran desnivel y tiene una longitud de 8 kilómetros en cada trayecto de ida y vuelta.

Pero no te preocupes, porque la parte más bonita de la ruta es justo la primera desde que partes de la Caldera de los Marteles, así que puedes hacer los primeros kilómetros hasta el gran roque, y si estás cansado, volver por el mismo camino.

Si te quieres aventurar a hacer la ruta completa, puedes hacer el camino de vuelta por el Barranco Umbría y de los Mocanes. Es una ruta dura, pero merece el esfuerzo la belleza del paisaje.

Roque en la ruta del Tajinaste azul
Roque en la ruta del Tajinaste azul
Tajinastes azules
Tajinastes azules
Paisaje de praderas en Gran Canaria
Paisaje de praderas en Gran Canaria

Bosque de Tamadaba

Este bosque sagrado para los aborígenes de la isla es la mancha forestal más grande de Gran Canaria, así que no debes perdértela si quieres visitar uno de los miradores más espectaculares de Canarias.

La ruta del Bosque de Tamabada es circular, y va por dentro del bosque cerca de la carretera, así que es muy sencilla de recorrer y te regala unas bonitas vistas al bosque y a Tenerife si está despejado.

Uno de los lugares más espectaculares de esta ruta es tomar el desvío hacia el camping, y ahí visitar el mirador de Llanos de la Mimbre, en el que hay unas vistas sobrecogedoras al pueblo de Agaete, los acantilados y Tenerife. Al atardecer, si no está nublado, luce aún más bonito.

La ruta del Bosque de Tamadaba es muy sencilla, recomendada para cualquier persona interesada en la naturaleza y que quiera conocer este lugar donde el silencio es único.

Bosque de Tamadaba
Bosque de Tamadaba
Bosque de Tamadaba
Bosque de Tamadaba
Bosque de Tamadaba
Bosque de Tamadaba

Barranco del Álamo

Desde el pueblo de Teror hay un bonito camino por el corazón del barranco del Álamo, abierto al público hace poco tiempo ya que han instalado unas escaleras que facilita recorrer todo el barranco.

La parte más bonita de la ruta es la que discurre por el interior del barranco del Álamo, un camino repleto de naturaleza y de flores que te acerca a la parte más rural de Gran Canaria.

El recorrido por dentro del barranco es de unos dos kilómetros, y al terminar puedes volver por la carretera, o animarte a seguir caminando para llegar hasta el roque Chiquito, en el que hay unas buenas vistas al pueblo de Teror y Las Palmas de Gran Canaria.

Esta es una ruta sencilla e ideal para un día en que quieras conocer mejor la isla, pues te enseña una imagen poco conocida.

Sendero del barranco
Sendero del barranco
Escaleras del barranco del Álamo
Escaleras del barranco del Álamo
Vista a Teror desde la ruta
Vista a Teror desde la ruta

Charco Azul

Las cascadas y los charcos son muy apreciados en Gran Canaria, y más aún si fluye el agua durante todo el año. Eso ocurre en la cascada del Charco Azul, un lugar paradisiaco al que es mejor ir por semana, para que haya menos afluencia de gente.

Llegar hasta la cascada y la laguna del Charco Azul es muy sencillo. Tan solo tienes que llegar al pueblo de El Risco, en la zona de los acantilados de Agaete, y seguir las indicaciones. Todo el camino está bien indicado, y en apenas uno o dos kilómetros ya llegarás a tu destino, en el que te puedes dar un baño o disfrutar del paisaje.

Sin duda el Charco Azul es un lugar único en el que aprecias el festival de agua cuando vives en un lugar donde es tan preciado este bien.

Indicaciones al Charco Azul
Indicaciones al Charco Azul
Cascada del Charco Azul
Cascada del Charco Azul
Camino al Charco Azul
Camino al Charco Azul

Barranco de los Cernícalos

Terminamos este listado de rutas bonitas y fáciles con otro barranco, en este caso el de los Cernícalos, y que está muy cerca de otra ruta que ya conocemos, la del Tajinaste Azul.

Esta ruta discurre también por dentro del barranco hasta llegar al punto final, rematado por unas bonitas cascadas que tienen agua durante todo el año.

El sendero es sencillo y no tiene pérdida, tan solo tienes que seguir las indicaciones y el discurso del río para ir recorriendo el camino. La dificultad es baja, con una distancia total, ida y vuelta, de 7 kilómetros, lo que la hace una ruta apta para un gran público.

Se puede hacer durante todo el año, aunque como todas las rutas del norte de la isla, la mejor época es la primavera por la cantidad de flores que alegran el camino.

Cascada de los Cernícalos
Cascada de los Cernícalos
Sendero de los Cernícalos
Sendero de los Cernícalos

Bonus track: Playa de Güigüi

La ruta más famosa de Gran Canaria sin duda es la de la playa de Güigüi, que no entra en este listado porque no es ni fácil ni tan bonita.

Sobre el papel suena idílico llegar a una playa remota a la que solo se puede acceder andando o en barco, en uno de los lugares más salvajes de la isla. Eso es cierto, pero es tal la fama de Güigüi que te encontrarás a bastante gente por el camino.

La ruta es difícil, con un fuerte desnivel acumulado, ya que para llegar a la playa tienes que subir y bajar la montaña que se interpone en el camino. Además, hay que tener en cuenta que estás en el sur de la isla, con clima semidesértico, así que el sol pega muy fuerte y en verano es una locura hacer este camino por el calor que hace. Todos los años tienen que salvar a senderistas incautos que se adentran en esta ruta sin estar preparados.

Lo dicho, ir a la playa de Güigüi no es un paseo por el parque, y aunque la playa es bonita, tampoco es tan especial. A tu elección queda hacer esta ruta.

De ruta por GuiGui
De ruta por Güigüi
Playa de Güigüi
Playa de Güigüi
Playa de Güigüi
Playa de Güigüi

Actividades a hacer en Gran Canaria

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Hola MACHBEL tu vuelta en gran canaria me a encantado es como si estoy con su bella foto y su paseo hasta descubrir la playa si señor muy bonita gracias.