Estatua de la Libertad, todo sobre la dama más famosa de Nueva York

En Nueva York vive una gran dama que, a pesar de tener más de 125 años, sigue luciendo tan radiante como el primer día. Será por su origen francés o por dar la bienvenida a la mayoría de visitantes de la Gran Manzana, que la mantiene joven. La Estatua de la Libertad es uno de los mayores iconos de Nueva York, junto al Empire State y Central Park, por lo que si quieres saber qué te encontrarás en una visita a su isla, y si de verdad merece la pena gastar medio día en conocerla, sigue leyendo.

Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Mirando a la Estatua

Supongo que ya sabrás que la Estatua de la Libertad fue un regalo de los franceses a los norteamericanos para celebrar los 100 años de independencia del joven país, que acababa de salir de una cruenta guerra civil que duró de 1861 a 1865. Esta efeméride llegaba en 1876, pero diversas crisis hicieron que los franceses no pudieran cumplir su trato hasta 1886, fecha en la que finalmente se inauguró la gran dama de bronce que iluminaría con su antorcha la bahía del río Hudson.

La Estatua de la Libertad fue obra del escultor francés Frédéric Auguste Bartholdi, y del armazón interno se encargó todo un especialista en esta clase de trabajos tanto de hacer estructuras de metal, como monumentos archiconocidos: Gustave Eiffel. Pocos años antes sorprendió al mundo con la “horrenda” Torre Eiffel, que a punto estuvo de desaparecer por la escasa aceptación que tuvo en un primer momento el monumento más visitado del mundo. Igual por eso nos pasó a unos cuantos que cada vez que veíamos la estatua exclamábamos: “¡Mira, la Torre Eiffel!”.

La Estatua de la Libertad no corrió la misma suerte, pues ya desde un primer momento tuvo mucho éxito, y su fama no hizo más que aumentar. Con el paso del tiempo, los materiales con los que se construyó sufrieron una fuerte corrosión, por lo que se sustituyó completamente la estructura interna y parte de la cubierta por acero, y se cambió la antorcha de la mano, la única parte de la Estatua de la Libertad que no es tal y como se diseñó. Además, se modificaron las escaleras, se añadió un ascensor más moderno y se mejoraron las medidas de emergencia para que la visita al interior fuera más agradable.

Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Estatua de frente
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Estatua de lado
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Parte trasera de la estatua
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Contraluz de la estatua
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Detalle de la Estatua de la Libertad

Cómo es la visita a la Estatua de la Libertad

Desde 2010 ya se puede visitar otra vez tanto el interior de la estatua como la isla en que se encuentra, Liberty Island, situada entre el downtown de Nueva York y Nueva Jersey. Al estar en una isla sólo se puede llegar hasta ella por vía marítima (si fuera España, ya habrían construido un aeropuerto), por lo que una visita a la Estatua de la Libertad, en la que se incluye también Ellis Island, nos ocupará unas 2-3h, a parte de las esperas, según lo que nos entretengamos en ambas islas y si entramos en la estatua.

Para entrar en la cabeza o corona de la Estatua de la Libertad hay que comprar la entrada con mucha antelación, por lo menos 3 meses antes de su visita, y las plazas se venden muy rápido, por lo que hay que estar muy pendiente si queremos subir hasta la cabeza. Se sube en grupos de 10 personas cada 30 minutos (escalera de caracol con más de 150 escalones), por lo que es difícil tener plaza. En mi caso, aunque miré con antelación, no tuve suerte para comprar el ticket de acceso a la cabeza. Sólo se venden las entradas a la cabeza de la Estatua de la Libertad por Internet.

En cuanto a la Liberty Island, en sí no tiene gran cosa a parte del pedestal de la estatua, que se puede visitar sin falta de comprar la entrada con tanta antelación, y un agradable paseo con unas excelentes vistas a todo el downtown de Nueva York y de Nueva Jersey. Este es uno de los mejores miradores a Nueva York, y en el prado podemos ver a gran cantidad de turistas haciéndose una foto divertida.

Tras la atracción principal del crucero, el barco nos lleva hasta la cercana Ellis Island, en la que se encuentra el antiguo centro de recepción de los inmigrantes, ese que salía en películas como El Padrino II o Hitch. En el gran edificio hay una exposición sobre los apellidos venidos de afuera, así como un listado de toda la gente que pasó por la isla, e igual a alguno le pica la curiosidad de buscar a sus antepasados. Me pareció mucho más entretenida la visita a Ellis Island que a la Liberty Island, ya que además de buenas vistas, el edificio es digno de verse por dentro. A esta isla se puede llegar de manera terrestre (una hora desde Manhattan) y en excursiones únicamente para visitarla.

Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Aduana de inmigración de Ellis Island
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Foto de turista

¿Merece la pena visitar la Estatua de la Libertad?

En principio diría que no, sobre todo si viajas a Nueva York menos de una semana. Hay cosas mucho más bonitas y divertidas que ver en la gran manzana que esta estatua, vista infinidad de veces y en la que el crucero en barco parece una excursión del Imserso. Me gustó más ver Ellis Island que la Estatua de la Libertad de cerca. Será porque no me la esperaba. Además, cuesta unos $18 – $21 la visita, habiendo varias opciones gratuitas para verla de cerca.

Yo visité la estatua de la Libertad en mi segunda visita a la ciudad, ya que en la primera no me quedó mucho tiempo para ello, aunque estuviera 3 semanas en Nueva York.

Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Selfie con la estatua
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Miss New York

¿Desde dónde se puede ver la Estatua de la Libertad?

Si queremos verla de cerca, desde Battery Park hay buenas vistas, pudiendo hacer una foto más que digna con un teleobjetivo. Otra de las opciones más utilizadas es coger el ferry gratuito a Staten Island, que tarda unos 40 minutos entre ida y vuelta. No navega tan cerca como el barco de la excursión, pero nos ahorraremos unas cuantas horas y unos cuantos dólares, algo muy apreciado en Nueva York. Además, el ferry a Staten Island podemos cogerlo al atardecer y al amanecer, disfrutando de la ciudad cuando más bonita está.

Desde el Puente de Brooklyn también se ve a lo lejos la pequeña estatua, así como desde lo alto del Top of The Rock (Rockefeller Center), donde parece de juguete comparada con la Liberty Tower y el Empire State Building.

Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Downtown de Nueva York
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Ferry a Staten Island

¿Hay más estatuas de la libertad por el mundo?

Pues sí, hay unas cuantas, incluso en la propia Nueva York. Si no queremos coger un barco ni hacer cola por verla de cerca, en el Metropolitan Museum (MET), está la maqueta original creada por el artista galo para mostrar su creación. La encontrarás en una pequeña sala cerca de la zona de las estatuas, la galería 556. Más fácil imposible. Y si entramos en cualquier tienda, seguro que nos encontraremos alguna Estatua de la Libertad en pequeñito. Curiosamente, de la empresa que empezó fabricando estas figuras deriva la palabra Gadget.

En su ciudad de origen, París, también encontraremos una de las mayores réplicas originales, con 11,50 m. Está en la Ile aux Cygnes (Isla de los cisnes, una isla en el Sena más allá de la Torre Eiffel. Desde lo alto de la torre se puede ver). También en París encontraremos una réplica de la antorcha en la place de l´Alma (al lado del puente del mismo nombre), aunque esta vez fue un regalo de los estadounidenses a Francia.

Estas son las réplicas con más historia, aunque también hay en Las Vegas, Tokio, China, Argentina (2 diferentes), Río de Janeiro y un largo etc.

No en vano la Estatua de la Libertad es uno de los monumentos más representativos del mundo, escogida como una de las 7 maravillas modernas y Patrimonio de la Humanidad. Y a pesar de ello, los neoyorquinos, tan marcados por las modas, la siguen adorando. Será porque es un símbolo imperecedero o porque ahí sigue, vigilando el mundo desde su pequeña isla, alejada de la vida cotidiana de la gente de la Gran Manzana.

Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Hi United States! en Ferrari
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Molde original de la Estatua de la Libertad
Estatua de la Libertad - Liberty Statue en Nueva York Estados Unidos by machbel
Estatua de la Libertad al atardecer

Visita a la Estatua de la Libertad:

  • Consejos. El trayecto en barco es muy tranquilo. Las mejores vistas son desde la cubierta superior, donde también hace más frío o calor, según la época del año. Los barcos tienen bar. La visita a la cabeza de la Estatua de la Libertad hay que contratarla con varios meses de antelación por internet. Hay que tener en cuenta que hay unas 377 escaleras que subir y que tienes que dejar mochila y bolsas en taquillas (+$2). Para comprar la entrada tienes varias opciones:
  • New York CityPass. Entrada a 4 monumentos (Empire State, Museo Americano de Historia Natural, Museo de Arte Moderno-MOMA, Museo Metropolitano-MET) y escoger entre Top of the Rock o Museo Guggenheim y Crucero turístico Circle Line o Ferry hasta la Estatua de la libertad. Tienes 9 días para visitar todos los lugares. Es la mejor opción si vas una semana a Nueva York. Precio, 80,85€ (imposible encontrarlo más barato, compra aquí).
  • New York Pass. Tarjeta que permite la entrada a la mayoría de museos y atracciones de Nueva York, incluyendo la Torre Eiffel. Hay que correr mucho para que salga rentable, pero es otra opción. Precio según días de validez: 1 día 63,05€, 2 días 96,43€, 3 días 133,52€, 7 días 170,61€
  • Statue Cruises. Ferrys oficiales. Comprar el ticket por Internet o haciendo cola en Battery Park. Mejor opción si no te interesan otros museos. Adulto $18 ($21 con entrada a la corona). Reducida $7 ($12 con acceso a la corona).
  • Horario: Apertura de oficinas a las 8:30. Salidas del barco cada 30-45 minutos. Última entrada al monumento en verano 16:30, invierno 15:30.
  • Web oficial Liberty Statue (en inglés)
  • Web oficial Ellis Island (en inglés)
Temas: , , , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Estatua de la Libertad, todo sobre la dama más famosa de Nueva York