Lalín: la apasionante aventura del aviador y más cosas a descubrir en este pueblo gallego

A medida que viajo me voy dando cuenta de que el encanto de un lugar no surge sólo de su paisaje o sus monumentos, ni siquiera de la merecida fama de su gastronomía. A veces todo eso es superado por la calidez de sus gentes o por las gestas de algunos personajes destacados de su historia. Éste es el caso de D. Joaquín Loriga Taboada, hijo ilustre de Lalín.

Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, en el centro de Lalín
Iglesia de Nuestra Señora de los Dolores, en el centro de Lalín

Situado en el centro mismo de Galicia, en la provincia de Pontevedra, Lalín puede presumir de un entorno privilegiado en la región y de una animada actividad cultural. Uno de sus símbolos es el Pazo de Liñares, construido en el s. XVII y recientemente restaurado, que fue la casa solariega de los Taboada, la familia de nuestro protagonista.

Declarada Bien de Interés Cultural, funciona como un espacio multidisciplinar, en una de cuyas salas se narra la apasionante vida de Joaquín Loriga, con fotografías, vídeos, paneles explicativos y extensa documentación.

La gran hazaña de Joaquín Loriga Taboada

Joaquín Loriga Taboada nació en Lalín en 1895 de una familia de tradición militar. Se inclinó en su juventud por el ejército del aire y fue condecorado en 1923 por sus servicios en África. Pero también tenía alma aventurera, y cuando conoció a los capitanes Esteve y Gallarza planeó junto a ellos una monumental proeza aérea: acometer por vez primera el trayecto Madrid-Manila en unos aparatos biplaza bajo el sobrenombre de La Escuadrilla Elcano. Hablamos del año 1926.

Cada uno de los tres aparatos de la expedición estaba tripulado con un piloto y un mecánico. Se buscaron las fechas más propicias evitando los monzones, pero las dificultades seguían siendo muchas: debido a la ligereza del avión tenían que viajar ligero y sólo podían transportar víveres para cinco días, armamento para defenderse, herramientas y un pequeño equipaje. Al finalizar cada etapa los pilotos descansaban mientras los mecánicos revisaban los aparatos.

La ruta constaba de 18.900 km a realizar en poco más de un mes y transcurrió repleta de incidentes.

Pazo de Liñares
Pazo de Liñares

Tras numerosos contratiempos, Loriga y Gallarza llegaron a destino en el único avión superviviente. Fueron clamorosamente recibidos en Aparri (Filipinas), y ya en Manila se les tributó un gran homenaje que duró varios días. La gesta tuvo una gran repercusión nacional e internacional, y a su regreso a España fueron aclamados como héroes.

Poco después Loriga volvió a Lalín, su pueblo natal, pilotando el primer avión que aterrizaba en Galicia. La hazaña tuvo tanto eco que fue recibido por las autoridades de la época y una multitud que no se quería perder el espectáculo en Monte do Toxo.

Loriga murió pocos meses más tarde a causa de un accidente en Cuatro Vientos.

Sus vecinos, consternados, erigieron en 1933 un monumento en granito y bronce en su memoria que puede visitarse en el centro de Lalín. Para ello utilizaron los fondos que se habían recaudado por suscripción popular para obsequiarle con un aeroplano. El monumento fue inaugurado con la presencia de lo más granado de la sociedad, una muchedumbre de más de diez mil personas y las acrobacias de 21 aviones militares. Está situado en el centro de Lalín, en el parque que también lleva su nombre.

Aterrizaje del avión en Manila
Aterrizaje del avión en Manila

Exposiciones en el Pazo de Liñares

El Museo Galego de la Marioneta guarda una magnífica colección de títeres y marionetas de todos los continentes para fomentar su disfrute y estudio y una biblioteca especializada en el tema única en España. Una agradable visita para pequeños y mayores.

Centro de Gestión del Conocimiento Arqueológico: cuenta además con un espacio destinado a la Arqueología con interesantes piezas recogidas en la zona para su exhibición y estudio. Es un referente para la investigación del mundo de los castros.

Museo gallego de la Marioneta
Museo gallego de la Marioneta

5 cosas qué ver y hacer en Lalín

Centro de Interpretación Castrodeza

Situado junto al moderno Ayuntamiento, es un espacio de diseño circular orientado a la divulgación de la cultura castreña por medio de las nuevas tecnologías. Recoge información de la gran cantidad de castros encontrados en la zona. También se puede escuchar la narración de alguna de las leyendas locales en la voz de algunos ancianos de la zona o participar en alguno de los talleres para adultos y niños.

Museo Etnográfico Casa do Patrón

Situado en el entorno rural recoge en sus dependencias más de 4500 piezas de gran valor etnográfico procedentes de toda Galicia relacionadas con oficios tradicionales, aperos de la casa o tareas rurales. Dentro de sus salas se puede ver la recreación de antiguas escuelas, una taberna tradicional e incluso un horno típico que sigue en uso. A lo largo del año se realizan diversas actividades y demostraciones para mantener viva la tradición.

Otra de las salas acoge una exposición arqueológica de los hallazgos realizados en las excavaciones del cercano castro de Doade.

Ejemplo de telar para hacer demostraciones en Casa do Patrón
Ejemplo de telar para hacer demostraciones en Casa do Patrón

Camino de Santiago de Invierno

Es la alternativa al camino Francés y discurre paralelo a éste, siguiendo el cauce natural del río Sil. Se une en Lalín con la Vía de la Plata, con la ventaja de evitar la dureza de las cumbres nevadas del Cebreiro en invierno. El camino pasa por un bello entorno rural de castaños y robles y es más tranquilo y mucho menos masificado que el francés.

Fraga de Catasós

Espacio declarado Monumento Natural que guarda bellos ejemplares de robles y castaños centenarios, algunos entre los más altos de Europa.

Merendero en la Fraga de Catasós
Merendero en el Área Recreativa de Mouriscade

Necrópolis megalítica de Alperiz

En su día estuvo muy deterioriorada, y se está tratando de recuperar en la actualidad. Estas “mámoas” o monumentos funerarios tienen más de 5000 años de antigüedad y fueron saqueados a lo largo de la historia en busca de tesoros. Destacan el Altar do Sol y la Mamoa do Cruce, que son visitables.

Dónde comer muy bien en Lalín

Y si finalmente se decide a sucumbir a la afamada gastronomía de Lalín, éstas son algunas pistas para el “buen comer” de la zona:

Restaurante Casa Currás: remodelado recientemente y situado en el mismo centro de Lalín, famoso por su cocido y que ofrece además otras deliciosas especialidades más contemporáneas.

Restaurante Fogar de Breogán: lugar muy popular, a las afueras de Lalín especialista en churrasco donde podrá vivirse como todo un espectáculo el conxuro de la queimada.

Restaurante El Asturiano: cocina asturiana de alto nivel especialista en pescados y con una excelente fabada.

Restaurante Cabanas: clásico restaurante situado en el centro de Lalín con una magnífica cocina, es uno de los mejores lugares para probar el cocido.

Recreación de taberna típica de aldea en Casa do Patrón
Recreación de taberna típica de aldea en Casa do Patrón
Sobre Ana Caballero

Viajera vocacional, estudié y trabajé durante años en el sector turístico, hasta que un día descubrí mi pasión por la fotografía. Desde entonces busco en mis destinos su cara más cultural y gastronómica, procurando volver con la esencia y belleza del lugar.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.