Josefov, el barrio judío de Praga

En la zona vieja de Praga, en el interior de la curvatura del río Moldava, está el barrio judío de Praga, creado alrededor del siglo XIII. Por ironías de la historia, ha llegado hasta nuestros días perfectamente conservado, ya que durante la segunda guerra mundial, los nazis, en vez de destruir todos los edificios, como en el resto de ciudades europeas invadidas, Hitler ordenó que se conservara para hacer un museo a una raza extinta. Menos mal que los extinguidos ahora son ellos.

En este barrio podemos visitar seis sinagogas, el viejo cementerio judío, la casa de nacimiento de Frank Kafka, y otros lugares de importancia histórica para los judíos.

Barrio Judío de Praga, República Checa
Sinagoga Vieja – Nueva

La pequeña Sala Ceremonial de la Sociedad Funeraria de Praga también tiene su encanto, con un museo en el interior sobre el proceso funerario judío. Además, en esta calle hay varios puestos que venden recuerdos, y unas cuantas joyerías que parecen de calidad, vistos los precios que manejan.

La sinagoga Pinkas, a la puerta del viejo cementerio judío, tiene escrito en sus paredes el nombre de todos los judíos checos asesinados por los nazis. Un lugar bastante emotivo.

Barrio Judío de Praga, República Checa
Interior de la sinagoga Pinkas
Viajar a Praga, capital de la República Checa
Interior de la Sinagoga Española
Barrio Judío de Praga, República Checa
Estatua de Franz Kafka

Podemos visitar estos edificios y el viejo cementerio judío con el ticket del museo judío de Praga, por unas 300 czk (12€). Un precio que me parece abusivo, sobre todo teniendo en cuenta que no incluye la entrada a la sinagoga Vieja – Nueva (otros 200 czk, 8€), en todos los edificios hay varias urnas pidiendo donativos, no dejan hacer fotos en el interior de ningún edificio, y la entrada completa al Castillo de Praga, mucho más interesante y cuya visita es más larga, son 350 czk (14€).

No se puede visitar solo el viejo cementerio judío, que es con diferencia lo más interesante del recorrido incluido en el ticket. Recomiendo esta visita solo a quien esté muy interesado en la historia judía en Praga, o tenga muchas ganas de ver el cementerio. Para los que viajan con un presupuesto ajustado, es mejor visitar los edificios por fuera, y acercarse al nuevo cementerio a ver la tumba de Franz Kafka. Gratis y mucho más interesante.

Barrio Judío de Praga, República Checa
Sinagoga Maisel
Barrio Judío de Praga, República Checa
Barrio judío

Una vez recobrado del susto de este ticket, podemos disfrutar de un paseo por el barrio, con una arquitectura muy llamativa y con muchos motivos judíos en todas las fachadas y tiendas. Se nota que este barrio es de los más ricos de Praga, con tiendas de alta costura, joyerías, buenos coches, etc. Podría decirse que Josefov es la 5ª avenida de Praga, aunque en cada esquina hay un lugar reseñable históricamente, como ocurre con toda la ciudad.

Más fotos en la galería de Praga

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pingback: Guía de Praga, la ciudad mágica - machbel