De cementerios por Praga

Una de las últimas cosas que se nos ocurriría visitar estando de turista en una ciudad seguro que sería el cementerio, pero Praga es una ciudad especial hasta para esto. Dejando de lado el rechazo inicial que causan estos lugares, en el barrio Judío podemos visitar uno de los cementerios más extraños, el Viejo Cementerio Judío.

Este cementerio se creó en 1439, fecha de la primera lápida, y fue durante 300 años el único lugar donde se podían enterrar a los judíos. Como el espacio es bastante reducido, se llegó a enterrar los cuerpos apilándolos unos encima de otros, estimándose que hay 100.000 personas enterradas y unas 12.000 lápidas.

Cementerio judío de Praga

Una cosa curiosa es que en varias lápidas de aspecto importante hay pequeñas notas, supongo que deseos o plegarias, introducidas en las fisuras de la piedra. Además, los judíos no dejan flores en las tumbas, si no pequeñas piedrecitas, siendo aún más impactante su visita.

Viajar a Praga, capital de la República Checa
Lápidas del Cementerio judío
Cementerio judío
Cementerio judío

Para visitar el Viejo Cementerio Judío hay que comprar el ticket que permite visitar varias sinagogas de la zona judía y este cementerio. Para hacer fotos hace falta comprar un permiso especial por 50 czk (2€ aprox.), aunque la vigilancia es escasa, pudiendo arriesgarnos a hacer fotos sin él. Si hay poco tiempo, lo mejor es visitar directamente el cementerio, la sinagoga Klaus y la sinagoga Española, que son las más interesantes.

Otro cementerio que se puede visitar es el de Olšany, el mayor de Praga, cerca del centro de la ciudad, a pocos metros de la estación de metro de Flora. A diferencia de los campo santos españoles, con un aspecto bastante tétrico, el de Praga destaca por la cantidad de esculturas Art Nouveau y de naturaleza que tiene. Es como recorrer un pequeño bosque.

Cementerio en Praga
Mausoleo
Caseta en cementerio de Praga

Aquí están enterradas personalidades checas como Frank Kafka o Jan Palach, además de haberse usado para diferentes películas, como la de Van Helsing. Si se tiene tiempo, es una buena opción acercarse hasta aquí para dar un paseo tranquilo y comprobar el cariño y buen gusto con el que los checos recuerdan a sus seres queridos.

Más información:

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Josefov, el barrio judío de Praga « machbel blog

  3. Pingback: Guía de Praga, la ciudad mágica « machbel blog