Los 10 mejores miradores de Roma (por un fotógrafo)

Soy un apasionado de Italia y de los miradores, así que para mí, buscar miradores en una ciudad tan bella como Roma, es un placer. Ya sea desde la cima de alguna de las 7 colinas de la capital italiana, desde lo alto de un edificio histórico o una torre que ha visto más historia que todos nosotros juntos, ver Roma desde las alturas es un plan que no puede faltar en tu visita a la ciudad eterna, así como tomar algunos helados.

Free tour por Roma, ¡gratis!

Panorámica de Roma
Panorámica de Roma

Mis favoritos son los siguientes:

Piazza del Campidoglio

El Coliseo y el foro romano son los lugares que más me gustan de Roma, así que empiezo con el mejor mirador para disfrutar de la antigua gloria del imperio romano, los Jardines de Campidoglio, a los que se llega subiendo los infinitos escalones desde Piazza Venezia.

Las vistas son alucinantes, tanto al amanecer como al atardecer, y es un mirador de acceso gratuito, así que ideal para disfrutarlo en todas las visitas que hagas a Roma.

Amanecer en la Piazza del Campidoglio
Amanecer en la Piazza del Campidoglio

Monte Palatino

Dentro del Foro Romano, al que se accede tras el paso por taquilla y puedes visitar junto al Coliseo Romano, se encuentra el lugar en el que, según la leyenda, Rómulo fundó Roma, el monte Palatino. Este fue el lugar de residencia de los primeros emperadores romanos, desde el que además de dirigir todo el imperio, disfrutaban de unas magníficas vistas a su orgullosa capital.

Hacia el oeste podremos admirar todo el Foro Romano en varios miradores, y hacia el este encontraremos la pista del Circo Máximo y el río Tíber. No sabían nada los emperadores romanos de dónde ubicar su humilde morada.

Reserva online la visita al Coliseo Romano + Monte Palatino

Foro Romano
Foro Romano

Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II

El gran monumento a Vittorio Emmanuelle II, o el de los caballos, por sus características figuras en lo alto, es todo un referente de la monumentalidad de Roma.

A través de unos acensores panorámicos se puede subir a lo alto, pero las vistas son un poco decepcionantes, ya que las enormes columnas con las estatuas ecuestres evitan tener una vista 360º de la ciudad.

Desde la barandilla que rodea al monumento hay mejores vistas, el acceso es gratis, y nos acompañarán las fotogénicas gaviotas romanas.

Terraza superior del Monumento a Vittorio Emanuele II
Terraza superior del Monumento a Vittorio Emanuele II
Gaviota en el Monumento a Vittorio Emanuele II
Gaviota en el Monumento a Vittorio Emanuele II

Cúpula de la Basílica de San Pedro

En una visita a la Ciudad del Vaticano no puede faltar subir a la cúpula de la Basílica de San Pedro. 640 escalones de todos los tamaños y formas nos separan de alcanzar la gloria del techo del país santo, y de disfrutar de uno de los mejores miradores de Roma.

Desde aquí arriba se ve todo, aunque la gran afluencia de público hará que tengas que esperar tu turno para hacer las ansiadas fotografías.

Se puede subir en ascensor, pero tan sólo te ahorrarás unos 300 escalones, y te perderás la experiencia de «sufrir» para llegar a los cielos.

Vistas de Roma desde lo alto de San Pedro
Vistas de Roma desde lo alto de San Pedro
Beso en lo alto de la cúpula de San Pedro
Beso en lo alto de la cúpula de San Pedro

Castel Sant’Angelo

A un paso de la Ciudad del Vaticano está el Castel Sant’Angelo (Castillo de San Ángelo), antigua fortaleza romana convertida en residencia papal que, desde su alta torre, te permitirá disfrutar del río Tíber y de toda Roma desde una vista privilegiada.

Es uno de los miradores que más tarde cierra y permiten el uso de trípode en el exterior, así que es ideal para visitarlo al atardecer y conseguir unas alucinantes instantáneas nocturnas. Además, la cafetería tiene una de las terrazas con más encanto de toda Roma.

Tour por el castillo con subida a la terraza

Ventana en el Castillo de San Ángelo
Ventana en el Castillo de San Ángelo
El Vaticano desde el Castillo de San Ángelo
El Vaticano desde el Castillo de San Ángelo

Piazza Popolo y Terrazza del Pincio

Las impresionantes plazas de Roma hacen sentirse a uno pequeño, siempre rodeado de tantas soberbias estatuas y monumentales edifios.

Por eso se agradece que algunas de ellas, como la Piazza del Popolo (Plaza del Pueblo) y la Piazza de Spagna (Plaza de España), tengan la posibilidad de subir a la altura de tanto arte. Como no, por escaleras.

En la Piazza del Popolo el ascenso a las alturas se llaman la Terrazza del Pincio, un excelente balcón a esta esquina de Roma, lindante con la muralla, y en la Piazza de Spagna es la célebre Scalinata di Trinità dei Monti, que llegan hasta la iglesia de Trinità dei Monti.

En ambos casos, las vistas son imperecederas como atestiguan tantas películas que se han rodado en este lugar único.

Piazza Popolo desde las terrazas de Pincio
Piazza Popolo desde las terrazas de Pincio

Giardino degli Aranci

Uno de los lugares más románticos de Roma es el Giardino degli Aranci
(Jardín de los Naranjos), mirador donde las parejas pasan la tarde con el inigualable telón de fondo del río Tíber y la bella ciudad eterna.

Además de la soberbia panorámica a Roma, en estos peculiares jardines podemos disfrutar de un par de curiosidades: la ingeniosa fuente del jabalí, con el sistema infalible para beber agua fácilmente, y del efecto óptico en el que la cúpula de la Iglesia de San Pedro parece más pequeña cuanto más nos acercamos a ella.

Lugar imprescindible en cualquier visita a Roma aunque esté un poco alejado del centro turístico.

Mirador del Jardín de los Naranjos
Mirador del Jardín de los Naranjos

Colina del Oppio

Si el monte Palatino era la residencia de los primeros emperadores romanos, el complejo emperador Nerón no iba a ser menos y decidió crear su propia residencial, descomunal, en el monte de enfrente, el Oppio, usando para ello las piedras del Coliseo, que según él, reflejaba todos los vicios del Imperio Romano.

El resultado fue el Domus Aurea, un gran palacio en el que aún hay excavaciónes arqueológicas, y desde cuyos jardines del Parco del Colle Oppio tendrás, irónicamente, la que es la mejor panorámica del Coliseo.

Coliseo Romano desde la Colina del Oppio
Coliseo Romano desde la Colina del Oppio

Puentes sobre el río Tíber

Cualquier ciudad con río va a tener siempre buenos miradores desde sus puentes. Pues bien, Roma tiene más de 7 puentes en pleno centro, así que seguro encuentras un puente que te enamore.

Mis favoritos para deleitarse con las vistas son:

  • Puente Fabricio, a la isla Tiberina
  • Puente Sant’Angelo, con impresionantes estatuas de Bernini
  • Ponte Vittorio Emanuele II, una de las panorámicas más famosas de Roma
  • Ponte Sisto, un puente peatonal ubicado en el mismo sitio que el primer puente de Roma

Todos ellos ofrecen bonitas vistas a las riberas del río Tíber, así como a los monumentos que se encuentran cercanos al río, como por ejemplo el Castillo de San Ángelo.

En verano también se pueden hacer cruceros por el río, siendo esta otra forma de disfrutar de una vista diferente de Roma.

Crucero por el río Tíber con cena y música en directo

Isla Tiberina bajo el arco íris
Isla Tiberina bajo el arco íris
Estatua de Bernini en el puente de San Ángelo
Estatua de Bernini en el puente de San Ángelo

Belvedere del Gianicolo

Apartado del centro, sobre la considerada la octava colina de la ciudad este mirador es otro de esos rincones secretos de Roma desde el que disfrutar de bonitas vistas sin sufrir las hordas de los grupos turísticos.

Todos los días, a las 12 en punto, el ejércio dispara una salva de fogueo por orden del Papa Pío IX, que harto de que cada iglesia repiqueteara sus campanas minuto arriba minuto abajo, encontró de esta forma la solución al descontrol horario.

Un mirador de lo más curioso, y como no, con insuperables vistas a Roma.

Panorámica desde el  Belvedere del Gianicolo
Panorámica desde el Belvedere del Gianicolo
Cañón del Belvedere del Gianicolo
Cañón del Belvedere del Gianicolo

Estos son mis 10 miradores favoritos de Roma, desde los que disfrutarás de las mejores vistas y podrás hacer las mejores fotografías a la que posiblemente sea la ciudad más hermosa del mundo.

Ahora es tu turno para ampliar este listado con los mejores miradores de Roma. ¿Cuál es tu favorito? ¿Qué otro mirador recomendarías?

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Hola Víctor

    Como siempre tus fotos son una delicia. Además que no conocía varios de los sitios que mencionas. Recuerdo que vi tu viaje con ese coche clásico en Roma y es una ciudad que da para mucho.

    Un abrazo,