Costa Tropical: 5 experiencias que te encantarán

La costa de Granada (preciosa ciudad que te recomiendo visitar sí o sí) recibe un nombre tan elocuente como es el de Costa Tropical debido a su excelente clima, casi tropical, en el que además de disfrutar de sol durante buena parte del año, también se cultivan muchas frutas tropicales que son una delicia.

Y si el buen tiempo y la magia de la costa andaluza no son suficientes reclamos para ti, aquí van 5 experiencias únicas que puedes vivir en esta costa mucho menos conocida.

Costa tropical en Almuñecar
Costa tropical en Almuñecar

 

Tropicopter: vuela como un pájaro

En el puerto de Motril parte el ferry a Melilla, y es desde donde despega este singular helicóptero que nos mostrará los tesoros de la costa Tropical a vista de pájaro.

Si volar en helicóptero ya es una experiencia emocionante de por sí, poder contemplar las aguas cristalinas del mar Mediterráneo, divisar a vista de pájaro el castillo de Salobreña, o adentrarse en las montañas granadinas en este aparato es algo que nunca olvidarás.

En el tropicopter ofrecen vuelos desde los 10 minutos hasta las 4 horas, así que seguro que encuentras la opción que mejor se adapte a tus gustos. Si escoges la más corta, la de 10 minutos sobre la bahía y Salobreña, te recomiendo que te sientes en la parte izquierda del helicóptero para tomar las mejores fotografías.

Volando en el Tropicopter
Volando en el Tropicopter
Vista aérea de Salobreña y el castillo
Vista aérea de Salobreña y el castillo

 

Pasea en barco por la costa

¿Qué sería de las vacaciones en la costa sin un buen paseo en barco? Pues eso es lo que nos ofrecen diferentes empresas desde los puertos recreativos de la Costa Tropical, como son el de Motril o Almuñécar.

Gozar de la brisa marina en la cara, recrear la escena de Titanic para hacerse unas fotos y disfrutar de la suave navegación del yate junto a buenos amigos es una actividad que es más que recomendable; una experiencia típicamente tropical en la que ir admirando la costa e ir comentando los casoplones que iremos encontrando. ¡Los hay impresionantes!

Navegando por la costa Tropical
Navegando por la costa Tropical
Navegando por la costa Tropical
Navegando por la costa Tropical

 

Vélez de de Benaudalla, esencia árabe

Y de la costa, vamos a uno de los pueblos de interior más bonitos que he visitado en la Costa Tropical: Vélez de Benaudalla. Viene a significar algo así como Valle del hijo del siervo de Alá, y guarda un par de tesoros que te sorprenderán.

Por un lado, está el lugar de nacimiento de un pequeño afluente del río Guadalfeo, que tiene el secreto de cómo volverse andaluz (de qué provincia queda a gusto del visitante). Por otro lado, tras unas gruesas paredes, se esconde la preciosidad del Jardín Nazarí.

El Jardín Nazarí es considerado el segundo más importante de la provincia de Granada tras el del Generalife, en la Alhambra de Granada, y aunque es mucho más pequeño que éste, sigue manteniendo el gusto árabe por el agua, las flores aromáticas (como el jazmín), y las sorpresas, como el rincón poético (o de los enamorados), y las cuevas, que mejor que las veas tu mismo.

Además del jardín Nazarí y del río nacimiento, tienes unas vistas geniales a todo el valle y al río Guadalfeo (¿sabes qué significa en árabe?) desde la torre en lo alto de la montaña. También puedes disfrutar de actividades como el paseo a caballo, algo que se puede hacer a un paso del pueblo.

Visitando el jardín Nazarí
Visitando el jardín Nazarí
En el interior de una cueva del jardín Nazarí
En el interior de una cueva del jardín Nazarí
Paseando a caballo por el río Guadalfeo
Paseando a caballo por el río Guadalfeo

 

Charca de Suárez, naturaleza en la ciudad

Este rincón de la costa Tropical me impresionó. Con el nombre de charca, y habiendo visto lo pequeño que es desde el Tropicopter (14 hectáreas), no me esperaba gran cosa a parte de unas pocas plantas y algún pato despistado. Que equivocado estaba.

Al cruzar las puertas de las charcas e ir al observatorio de una de las lagunas, me encontré con un auténtico paraíso repleto de aves de todo tipo, como garza real y común, cigüeña negra y blanca, cercetas, ánades, fochas, y así hasta más de 100 especies diferentes de aves que pueden verse en distintas épocas del año.

Y la historia no acaba aquí, pues es muy sencillo ver camaleones, ranitas meridionales y tortuga mora en un simple paseo de un par de horas. Si vamos con prismáticos y ganas de observar fauna, aquí encontraremos un lugar excelente para ello.

Pero lo mejor es la historia de la propia charca, pues casi llega a ser desecada en 2006 durante la especulación inmobiliaria. Menos mal que un grupo de vecinos, conocedores del valor de estas charcas, se encadenó a las máquinas y paralizó las obras, consiguiendo algo nunca visto en España hasta entonces: que el terreno urbanizable, se declarase reserva natural.

Una gran hazaña que no ha terminado aquí, pues debido al éxito que tiene la charca Suárez, tanto a nivel ecológico como turístico y social, se quiere ampliar hasta las 34 hectáreas de terreno. Espero que lo consigan muy pronto.

Camaleón entre ramas
Camaleón entre ramas
Ranita meridionalis en una planta
Ranita meridionalis en una planta
Cigüeña en la charca de Suárez
Cigüeña en la charca de Suárez

 

Guájar-Faragüit, senderismo de montaña

Adentrándonos un poco en la montaña, por una carretera distinta a la de Vélez de Benaudalla, nos encontramos con pequeños pueblos blancos que conservan su pasado árabe, como Guájar-Faragüit.

Pasear por sus calles es adentrarnos en la Andalucía rural, en la que el humor está siempre presente, y aunque llueva (algo que pasa de vez en cuando en la Costa Tropical, igual que en el Caribe), fastidiando nuestros planes de senderismo, siempre podemos ir al bar del pueblo a conocer más de cerca a sus habitantes. Muchas veces, es mucho más interesante y divertido.

Esto no quita que haya rutas preciosas en sus alrededores, como subir a la fortaleza que se encuentra justo en frente, en la sierra del Chaparrón, o buscar otros senderos para disfrutar de la naturaleza.

Valle de Guájar-Faragüit
Valle de Guájar-Faragüit
Calles de Guájar-Faragüit
Calles de Guájar-Faragüit

 

Extra: degustar fruta tropical (y dulces)

No me puedo quedar solo con 5 experiencias que hacer en la costa Tropical, así que aquí va un extra que me lo agradecerá tu paladar y que no engorda. Prueba la excelente fruta tropical que aquí se cultiva, como la chirimoya, el aguacate (está delicioso, me recordó mucho a México), el kumquat, la piña, y muchas otras frutas que nunca había visto en mi vida, y que están deliciosas.

En cualquier restaurante decente de la zona encontrarás platos a base de estas frutas locales, o también puedes visitar directamente alguna finca que ofrezca visitas guiadas, como por ejemplo, Finca San Ramón. Y si la fruta te ha parecido poco dulce, en esta zona hay dulces típicos como los piononos, los roscos, los pestiños y muchos otros que están superbuenos.

Sea como sea, la costa tropical es para saborearla con todos los sentidos, y para llevársela en la memoria y en el paladar.

Aguacates y tomates locales
Aguacates y tomates locales

Consejos para viajar a la costa Tropical

Dónde comer

  • Chiringuito la Sardina, en Paseo Andrés Segovia, 0, La Herradura. Muy buen producto del mar y de la tierra servido en deliciosas raciones.
  • Mesón Nacimiento, Paseo Nacimiento, Vélez de Benaudalla. Impresionante restaurante, con una selección de postres irresistible.
  • Restaurante Miba, Salobreña. Con excelentes vistas a Salobreña y la bahía, un muy buen restaurante con productos de la zona.
  • Restaurante La Ventura, Calle Alta del Mar, 18, Almuñecar. Buen espectáculo flamenco acompañado de una cena sencilla y escueta, para ir sin mucha hambre.

Qué visitar y hacer

 

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.