Reserva de la Biosfera de Muniellos, visita al bosque más exclusivo de España

En el suroccidente de Asturias, cual villa gala de tiempos de los romanos, hay un irreductible bosque que se ha mantenido intacto hasta nuestros días, con sus robles y hayas en los que campan a sus anchas, en libertad, osos, lobos, urogallos y muchas otras especies emblemáticas. Se trata del Bosque de Muniellos, o mejor dicho, selva, tal es la espesura del mayor robledal de España y uno de los mejor conservados de Europa. Acompáñame en la visita a este lugar mágico donde uno no se extrañaría de encontrarse xanas a orillas del río.

Muniellos antes del otoño

Para ser un lugar tan emblemático, tengo que confesar que no fue hasta el año pasado que lo visité por primera vez, aunque resida en Asturias. Eso sí, me gustó tanto lo que vi en aquella lluviosa tarde de septiembre, que volví lo antes que pude para explorar el interminable robledal a pie, que es como mejor se descubre la naturaleza. Era finales de invierno, la que seguramente es la peor fecha para ir a cualquier bosque caducifolio, pero Muniellos no es un bosque cualquiera, y me gustó incluso más la versión invernal de este rincón asturiano, de nuevo bajo la lluvia, que la vista en el incipiente otoño. Una versión muy Tim Burton, donde los líquenes roban el protagonismo a los árboles, y en la que los ríos, en pleno deshielo, muestran toda su fuerza destructora.

A cualquier asturiano que le preguntes por Muniellos te va a decir que es el bosque más bonito que verás nunca, y aunque no haya puesto un pie en él nunca, razón no le falta.

Ya desde la propia carretera se puede admirar el manto de robles cubriendo las montañas, dejando tan sólo entrever el cauce de los ríos en el fondo del valle. A parte de su belleza, también te dirá que de este bosque se obtuvo la madera para construir la malograda Armada Invencible, hecho que se escucha de cualquier gran bosque de España y que no es totalmente cierto, ya que sólo se usó madera de Muniellos para reparar algunas naves que volvieron del ataque a tierras británicas.

Muchas leyendas llenan este lugar, así que en esta completa guía te voy a desgranar todos los misterios para que tu visita a Muniellos sea tan provechosa como la mía.

Río bravo
Líquenes colgando
Montañas de Muniellos

Qué ver en la Reserva Integral de Muniellos

Evidentemente, el propio bosque, que podemos apreciar en su inmensidad desde la carretera AS-348 (AS-211 según otros mapas), y que recomiendo encarecidamente recorrer hasta el final, en el pueblo de Cecos, o hacer la única ruta permitida dentro de la reserva integral, para la que hay que solicitar permiso con suficiente antelación, ya que sólo se permite la entrada de 20 personas al día. Esta ruta circular de 20 kilómetros empieza en el centro de visitantes de Tablizas y llega hasta las lagunas de origen glaciar del Pico de la Candanosa, a las que podemos llegar cogiendo un pequeño desvío, volviendo al punto de partida por el fondo del valle, a la vera del río Muniellos y sus afluentes.

La ruta circular tiene dos modalidades, caminar el círculo completo (Ruta larga, 20km nivel medio), o hacer ida y vuelta por el fondo del valle (Ruta corta, 16km, nivel medio-bajo). En invierno y primavera la ruta larga es impracticable sin raquetas y buena preparación física debido a la nieve, y la ruta corta se puede llegar hasta donde nos permita la nieve o el propio río, que en crecidas inunda partes del camino, pudiendo llegar a tirar alguno de los puentes.

Contra la corriente
Nieve en la montaña a un lado de la ruta

En mi caso, tan sólo pude llegar hasta un kilómetro antes del desvío a las lagunas por la ruta corta, ya que el río estaba muy crecido e inundaba la ruta, y según me contaron en el centro de visitantes, el día anterior era la primera vez en 3 meses que alguien completaba la ruta larga.

Otra ruta que podemos hacer y no requiere permiso es la ruta del Bosque de Moal, que en 11 km y con un nivel de dificultad medio nos mostrará una cara un poco diferente de Muniellos. El acceso a esta ruta está en la propia carretera de acceso al centro de visitantes de Tablizas, a la altura del pueblo de Moal.

El centro de Interpretación de la Reserva Natural Integral de Muniellos de Oballa tiene información sobre la flora y fauna de la reserva, así como un pequeño sendero accesible alrededor con varios miradores tanto a los valles como a Muniellos.

Bosque cubierto de líquenes
Árbol burtoniano

¿Veré osos y lobos en Muniellos?

No. Ve con esa idea. Para ver animales salvajes tan esquivos y presionados por la actividad humana en su entorno natural, hace falta seguir sus movimientos durante días para tener éxito al verlos. Como el acceso a Muniellos está totalmente cerrado, a excepción de la ruta de Tablizas, la cual sólo se puede hacer de día, hay que tener muchísima suerte tan siquiera para oírlos. Además, los animales saben cuáles son los lugares de paso de los humanos, como la mencionada ruta, así que ahí no se van a acercar durante el día.

Es mucho más sencillo ver unos rebecos o jabalíes por la carretera, sobre todo al circular al atardecer, que ver con prismáticos a osos o lobos en Muniellos. Mejor fijarse en el resto de la fauna, muy abundante, sobre todo de pájaros, y que es más sencilla de observar a poco que estemos en silencio y atentos.

Montes de Muniellos en invierno
Busca al oso

Cuáles son los mejores lugares para ver el Bosque de Muniellos

La carretera AS-348 (también AS-211) es el mejor mirador para admirar la inmensidad de la selva de Muniellos. Los 32 kilómetros que hay desde Posada hasta Cecos son todo un espectáculo, paraíso natural en esencia.

Desde el Centro de Interpretación de Oballa hay una ruta circular con varios miradores que nos permite ver tanto Muniellos como los valles cercanos.

En la carretera al centro de visitantes de Tablizas veremos el río Muniellos de cerca, así como una de las edificaciones propias de la zona, el Cortín de Cadenas, donde se cercaban los panales de abejas para que los osos no los robasen.

Cortín de Cadenas con colmenas de abejas
Río Muniellos durante el deshielo

Qué ver cerca de Muniellos

Las comarcas de Cangas de Narcea e Ibias son de las más desconocidas y grandes de Asturias, por lo que en esta zona puedes disfrutar de auténtico turismo rural sin las masificaciones de otros lugares más frecuentados.

El puerto del Connio forma, junto al Pozo de las Mujeres Muertas, la llamada ruta de los puertos, por la que suelen discurrir etapas de la Vuelta ciclista a España. El paisaje es muy cambiante en este recorrido de aproximadamente 100 kilómetros, pasando del exuberante bosque de Muniellos al azotado páramo de alta montaña del Pozo de las Mujeres Muertas.

En Santa Eulalia de Oscos sobrevive una tradición milenaria en la zona de Taramundi, el de herrero especializado en navajas, estando en Mazonovo y en la propia Santa Eulalia algunos de sus mejores exponentes. La aldea de Os Teixóis es una de las más bonitas y mejor conservadas.

Seguro que la pequeña aldea de Riodeporcos, a la que se entra caminando por un puente colgante, te sorprenderá.

by machbel
Herrero del Mazo de Mazonovo
Ruta de los Puertos de Asturias by machbel
Camino al Pozo de las Mujeres Muertas
Detalle del agua

Cómo llegar hasta Muniellos

Curiosamente este bosque está en un punto casi equidistante en tiempo de las ciudades de Oviedo, Lugo y León. Normalmente se accede llegando hasta Cangas de Narcea y después siguiendo la AS-15, misma carretera a la que se llega si partes desde León en dirección a Villablino. Desde Lugo podemos ir tanto por A Fonsagrada como por A Pobra (parte por autopista A-6), por lo que no es nada descabellado plantearse visitar Muniellos en una escapada de varios días a Lugo.

Río Muniellos
Árboles de invierno

Cuándo ir a Muniellos

El bosque es un ecosistema vivo siempre cambiante, así que vayas cuando vayas, te lo vas a encontrar diferente. El otoño es la época por excelencia para visitar los bosques, como ocurre por ejemplo con la Selva de Irati, en Navarra. También recomendaría visitarlo a finales de invierno y principios de la primavera, cuando los árboles aún no han brotado, por el impactante paisaje de los robles cubiertos por líquenes, además de la posibilidad de encontrarnos con algo de nieve. Visitar Muniellos bajo el orbayu (lluvia ligera frecuente en Asturias) puede considerarse de lo más típico, y con los bonitos paisajes que veremos, poco nos va a importar mojarnos un poco.

Si queremos caminar por la ruta de Tablizas, final de primavera y principio de otoño son las mejores épocas, ya que aquí el verano cuando calienta, calienta, sobrepasando los 30ºC fácilmente en los días más calurosos, no siendo la temperatura más agradable para andar por el bosque. Como dicen, en Muniellos el invierno es mucho invierno, y el verano es mucho verano.

El verano es la mejor época para ver muchos sitios diferentes en el mismo día, ya que hay más horas de luz, pero paisajísticamente es la más monótona.

Detalle de bayas
Árboles sobre el río Muniellos

Cómo solicitar permiso para visitar el Bosque de Muniellos y hacer la ruta de Tablizas

En esta página del gobierno del Principado puedes solicitar el permiso introduciendo tus datos personales y DNI. Para ir entre semana no suele haber mucho problema, pero si quieres hacer la ruta en fin de semana, reserva con 2 ó 3 meses de antelación.

Este permiso tan sólo es para acceder a la ruta de Tablizas que comenté más arriba, y no es una autorización para campar a tus anchas por el bosque.

Hoja en telaraña
Curva rápida del río

Cómo prepararme fotográficamente y de ropa para visitar Muniellos

Según vayas a hacer fotos de paisaje o fauna debes escoger los objetivos. Para paisaje son recomendables los grandes angulares y algunos teleobjetivos normales, hasta 200mm. Si lo tuyo es la fauna, ten en cuenta que vas a ver los animales bastante lejos, así que un 400mm o incluso acoplar la cámara a un telescopio pueden ser buenas soluciones.

El trípode es imprescindible para ambas modalidades, así como filtro polarizador para hacer fotos en las horas centrales del día. Los filtros degradados pueden ser útiles si la luz es difícil y hay grandes diferencias lumínicas, y los degradados neutros son todo un clásico para hacer larguísimas exposiciones del río.

En cuanto a la ropa, lo normal para cualquier visita al monte. Botas impermeables, ropa fuerte preparada para el agua, y cazadora o chubasquero impermeables nunca pueden faltar en un sitio donde la climatología puede cambiar tan rápido. En verano, gafas de sol y crema solar evitarán que te conviertas en camarón.

Lleva comida y agua en la mochila, ya que no hay bares ni tiendas en los 32 kilómetros entre Posada y Cecos, a excepción de Moal. En los centros de visitantes no hay ningún tipo de cafetería.

Fruto del acebo
Árbol sobre el río

Conclusión

El bosque de Muniellos es todo un emblema del paraíso natural que es Asturias, y aunque haya otros lugares en la propia provincia aún más espectaculares, Muniellos es una muestra intacta de cómo era hace siglos. Un lugar que todos deberíamos visitar, para descubrir el caos ordenado de un bosque real en el que la vida sigue ajena a los humanos.

Información útil para visitar Muniellos:

  • Ruta de Tablizas: ruta circular de 20 kilómetros por el corazón del Bosque de Muniellos. Acceso gratuito, es necesario pedir autorización para poder entrar, y si no puedes acudir en la fecha reservada, tienes que cancelar la solicitud para que no te nieguen el acceso durante un año. Acceso limitado a 20 personas al día.
    Horario para hacer la ruta: 1 de noviembre a 31 de enero de 9:00 a 17:00.
    1 de febrero al 31 de marzo y del 1 de octubre al 31 de octubre de 9:00 a 18:00.
    1 de abril al 30 de septiembre de 9:00 a 19:00.
  • Mapa con las rutas
  • Solicitar autorización para la Ruta de Tablizas
  • Dónde dormir. En esta zona de Asturias hay multitud de casas rurales para todos los gustos. En cuanto a hoteles la oferta es bastante más reducida, con el Parador de Corias en Cangas de Narcea, y pequeños hoteles en algunos pueblos. Uno de los que visité:
    • Hotel rural Cecos 3*. Acogedor hotel rural en la pequeña localidad de Cecos. En invierno no tiene buena calefacción, así que sólo aconsejable con tiempo apacible. Excelente restaurante a muy buen precio.
  • Dónde comer. Comer bien en el occidente de Asturias es muy fácil, cualquier restaurante ofrecerá una calidad más que alta, y a buen precio, sobre todo cuanto más te alejes de los pocos nucleos turísticos. Imprescindible probar el pan de Ibias, el de Cangas y las empanadas. Alguna recomendación:
    • Restaurante del Hotel Rural Cecos. Menú por semana, 9€. Fines de semana y cenas, 12€
  • Web oficial Reserva Integral de Muniellos

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Reserva de la Biosfera de Muniellos

  2. Pingback: Premios Escapada Rural