Prueba del filtro ND variable ND2-ND32 y trípode de carbono de K&F Concept

La marca K&F Concept, creada en 2011 en China, lleva muy poco tiempo entre nosotros, y a base de hacer productos de buena calidad a un precio contenido, se está haciendo un hueco entre los aficionados a la fotografía. Que lo de marca China no te heche para atrás, su nivel de calidad, en los dos productos que he probado, es equiparable a otras marcas más conocidas.

Los dos productos de los que te voy a hablar son el filtro polarizador de densidad neutra variable Slim ND2-ND32 MRC y el trípode de carbono TC2834L explorer.

Detalle del Trípode de carbono TC2834L

Filtro polarizador de densidad neutra variable K&F Slim ND2-ND32 MRC

El filtro polarizador es imprescindible para todo fotógrafo de viaje y naturaleza, y si te gustan las largas exposiciones, también toca llevar el pack de filtros ND (densidad neutra) para aumentar exponencialmente los tiempos de exposición. Trastos y más trastos, ¿a que sería genial que alguien uniera ambos tipos de filtros en uno solo? Pues esto es lo que hace este filtro, es tanto un polarizador normal como un ND 32, que oscurece 5 pasos. Puedes ver más información sobre el filtro en su web oficial.

Este tipo de filtros lleva mucho tiempo existiendo en el mercado, pero su calidad era pésima. A poco que giraras el filtro para osurecer, aparecía una X gigante en el centro, por lo que no se podían usar, y tenías que seguir usando los grandes filtros de cristal.

Detalle del filtro polarizador y densidad neutra Slim ND2-ND32 M
Detalle del filtro polarizador y densidad neutra Slim ND2-ND32 M

La buena noticia es que este filtro variable de K&F no tiene X ni nada raro, es como un filtro polarizador normal pero donde puedes aumentar su intensidad, cuánto oscurece. Por supuesto es más caro que los cutre-filtros que ponen la X, pero su precio es inferior a un polarizador normal de una marca de primer nivel, como mi B+W Slim que tanto me gusta y que uso en la mayoría de fotografías.

Así que a probarlo sobre el terreno, y que mejor sitio que hacerlo en un sitio con agua, por eso de las largas exposiciones y el sedado. Me dirijo a la playa de Gijón y me pongo a hacer pruebas, comparándolo, como ya digo, con mi filtro de primer nivel de fabricación alemana.

Los resultados hablan por sí mismos: son casi idénticos. El K&F es un poco más cálido que el B+W, pero bien es cierto que el B+W tiende mucho hacia el azul (cosa que personalmente me gusta o me he acostumbrado a ello). Aquí tienes las fotografías de prueba sin procesar absolutamente nada. Ese oscurecimiento que se ve en el cielo es normal de los filtros polarizadores y ocurre cuando los pones a tope de potencia, esto de polarizado.

Filtro a ND2
Filtro K&F a ND2
Filtro a ND32
Filtro K&F a ND32 (fíjate cómo el agua y la gente sale borrosa)
Polarizador B+W
Polarizador B+W (de lo mejor del mercado en filtros)

Ahora viene la prueba de fuego, girar la palanca de metal hasta el máximo de oscurar, hacia el ND32. Y, ¡sorpresa! funciona perfectamente, sin X ni efectos raros, lo único que todo se ve más oscuro. Una maravilla.

Aquí tienes unas fotografías de cuánto oscurece el filtro de K&F, de ND4 (2 pasos, como cualquier polarizador) hasta ND32 (5 pasos, ideal para largas exposiciones de día).

Filtro a ND2
Filtro K&F a ND2
Filtro a ND32
Filtro K&F a ND32

Y ejemplos con diferentes tiempos de exposición, de 1,6 segundos a 250 segundos (4 minutos y algo). Todas las fotos están sin procesar, tal cual salieron de la cámara.

Prueba de 1,6 segundos
Prueba de 1,6 segundos (similar a cómo se ve a simple vista)
Prueba de 6 segundos
Prueba de 6 segundos (empieza a aparecer el agua sedada)
Prueba de 30 segundos
Prueba de 30 segundos (agua muy sedada)
Prueba de 60 segundos
Prueba de 60 segundos (me quedó subexpuesta)
Prueba de 120 segundos
Prueba de 120 segundos (el mar se convierte en una bruma)
Prueba de 250 segundos
Prueba de 250 segundos (se nota como se pone el sol y baja el nivel de la marea)

Veredicto: me ha encantado. Es compacto, se nota robusto, tiene buena calidad, no viñetea con grandes angulares (17mm full frame), trae de regalo una gamuza y te evita llevar varios filtros en la mochila, algo que se agradece al ir de viaje. Creo que nos vamos a llevar muy bien. El tiempo dirá si aguanta el trote del camino tan bien como parece.

Este filtro ND variable Slim ND2-ND32 MRC está disponible con rosca de 67, 72, 77 y 82 mm, y puedes comprarlo directamente en Amazon (con 10% de descuento hasta el 31 de octubre gracias a K&F. Introduce el código KFES1087).

Si estás dudando entre comprar varios filtros de densidad neutra y este, te recomiendo que empieces por este ND variable, es mucho más barato y le vas a sacar más partido, aunque los filtros de cristal de densidad neutra son útiles para situaciones complicadas de luz.

Procesado de la prueba de 250 segundos
Procesado de la prueba de 250 segundos (cómo cambia con tocar contraste, niveles y balance de blancos)

Trípode de carbono K&F TC2834L explorer

Tenía ganas de probar un trípode de carbono, ya que su ligereza me resulta muy atractiva, y aquí tengo la oportunidad. El paquete viene muy completo, con la funda para el trípode, el propio trípode, manual de instrucciones, pinchos para cambiar la punta de las patas, columna centrar de carbono accesoria y llave para apretarlo. Todo muy completo y de buena calidad, con las palancas en alumninio y las patas de carbono.

Cuando lo coges en la mano te das cuenta de que no pesa nada, 1.440gr apenas, lo que lo hace muy liviano para todo lo que levanta, 1,23 metros, y con la columna central accesoria, 1,5 metros. Una altura más que apropiada para un uso continuo. Yo, con 1,80 de altura, me he sentido muy cómodo manejándolo. Tienes todas sus especificaciones en la web oficial.

Trípode de carbono TC2834L
Trípode de carbono TC2834L

En cuanto a la robustez, si has apretado las patas con ganas girando hasta que no puedes más, no tiembla lo más mínimo aunque saltes encima. Dicen que aguanta 15kg, más que de sobra para cualquier fotógrafo. Eso sí, el modo de apretar las patas, girando, no me convence demasiado, pues has de hacer fuerza siempre. Me parece más cómodo el sistema de pinza, pero en trípos de carbono no se lleva.

Pongo la cámara encima del trípode y, como es de esperar, la sujeta a la perfección, sin ningún temblor. Su misión principal la cumple y además pesa poco, ¿qué más se puede pedir? Pues una rótula adecuada. El trípode viene sin rótula, como ocurre en todos los que son de cierta calidad, por lo que tienes que ver cuáles son tus necesidades de carga para encontrar tu rótula indicada.

Yo he probado con una rótula de un trípode K&F barato, de metal, que tenía por casa, y no va acorde con la calidad percibida por este trípode de carbono. La cámara no la ajusta del todo, es difícil ajustar con precisión, y casi parece que pesa más que el trípode. Mi consejo es que busques una buena rótula, porque si no vas a tener mucho trípode, pero te va a resultar un infierno ajustar la cámara.

Apertura de patas del Trípode de carbono TC2834L
Apertura de patas del Trípode de carbono TC2834L con la cutre rótula

Sobre este trípode de carbono de K&F poco más que decir. Es ligero, es robusto, ocupa poco plegado, y tiene pinta de ser duro. Los peros que le he encontrado es que la funda que trae no tiene espacio para la rótula, y que no me acaba de convencer cómo se apretan las patas, pero eso es más manía personal. ¡Ah! Y lo bueno de un trípode de carbono es que no se oxida (no tiene metal), por lo que se puede usar para fotografías dentro del mar mientras lo cargues bien de peso, no te lo vaya a llevar una ola.

En resumen, me han sorprendido muy gratamente estos dos productos de K&F, con una calidad de primer nivel, unos precios por debajo de las marcas más conocidas, y unos resultados geniales. Ahora solo me queda maltratarlos y ver que tal se comportan, aunque me da que van a aguantar mucho.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Hola, muy buen trabajo, compartimos la misma afición, en setiembre me patee todo Toledo, Segovia, Avila y Madrid, en febrero toca ruinas de Medina, Sevilla y todo aquello que se ponga delante de la lente, por cierto me llevare el filtro ND 1000 para eliminar la gente de los monumentos, veremos que pasa. Gracias por tu trabajo y éxito en el tuyo.