Filtros magnéticos de K&F: los filtros más fáciles de usar del mundo

Durante la historia de la fotografía ha habido muchos avances revolucionaros, y estoy seguro de que habrá muchos más, pero dentro del campo de los filtros fotográficos, las revoluciones están contadas, sobre todo desde que con la fotografía digital es mucho más fácil editar las fotos y añadir efectos como el filtro cálido o los degradados de colores, ahorrándonos una gran cantidad de filtros en nuestra mochila.

Montaje de los filtros magnéticos K&F
Montaje de los filtros magnéticos K&F

Actualmente, con un filtro UV para proteger el objetivo; un polarizador para conseguir, obviamente, polarizar la imagen (algo que no se puede conseguir en post-procesado); y un filtro de densidad neutra de 10 pasos, para conseguir largas exposiciones a la luz del día, ya tenemos todo lo necesario parar cubrir el 99,9% de nuestras inquietudes fotográficas.

Ahora bien, ¿quién está dispuesto a llevar filtros, porta filtros y adaptadores encima, y a cambiarlos según haga falta? Solo los más aplicados.

Menos mal que desde K&F, la innovadora empresa de accesorios fotográficos, han tenido una genial ideal, a la par que simple, para facilitarnos la vida como nunca nos habíamos imaginado: filtros magnéticos.

Puede parecer la idea más estúpida que has oído en tu vida, y es que, si es tan buena ¿cómo no se le ha ocurrido antes a nadie? Pues ni idea, pero una vez que pruebas los filtros magnéticos, no quieres saber nada de enroscar y desenroscar filtros, de porta filtros y demás zarandajas.

Estuche con los filtros dentro
Estuche con los filtros dentro

Qué son estos filtros

Como amante de la fotografía, lo que quieres es mirar la escena, decidir si necesitas polarizador o degradado neutro de 10 pasos, y si lo vas a usar, tan solo apoyarlo delante del objetivo para que quede sujeto gracias a la atracción magnética. Y si lo quieres quitar, con tirar suavemente hacia afuera ya lo has quitado. Sí, así de sencillo, de fácil, de rápido, y de cómodo.

Alucinante que hayamos tenido que esperar hasta 2021 para tener filtros tan fáciles de usar.

Además de la facilidad de uso de estos filtros magnético, la calidad óptica es realmente buena, con un polarizador que rivaliza con los mucho más caros filtros de B+W, además de con el añadido de que el mecanismo de rotación de estos filtros magnéticos nunca se va a romper porque, bueno, no existe. El filtro simplemente gira sobre el adaptador o el filtro UV.

Kit de filtros
Kit de filtros

Lo mejor de este sistema es que puedes acoplar los filtros como quieras una vez enroscada la arandela del adaptador, disponible en diferentes diámetros. Sobre este adaptador puedes poner el filtro UV, o el polarizador (CPL), o el degradado neutro (ND). O poner UV y encima el CPL. O poner UV y ND. O poner UV, CPL y ND. O ND y CPL. Máxima versatilidad con la mayor facilidad. Simplemente maravilloso.

Y lo mejor es que el pack con los tres filtros, el adaptador y el estuche para guardarlo todo, están a un precio en torno a los 100€, más barato que un único filtro polarizador o ND de las marcas más famosas.

Eso sí, como todo en la vida, este kit de filtros magnéticos también tiene puntos por mejorar, principalmente dos: el kit no trae tapa de plástico para el objetivo, por lo que tienes que quitar la arandela con los filtros cada vez que guardes la cámara en la mochila (según me han comentado desde K&F están trabajando en una tapa para futuras versiones), y el estuche para guardar los filtros, aunque bonito y de buena calidad, es muy aparatoso: no entra en los bolsillos, y colgado del cinturón es de lo más hortera e incómodo. Espero que en próximas versiones venga con un pequeño porta filtros que entre en el bolsillo, y así llevar 2 filtros dentro y uno montado en la cámara.

Ejemplos del polarizador

Prueba sin polarizador
Prueba filtros magnéticos KF
Prueba con polarizador
Prueba sin polarizador procesada
Prueba con polarizador procesada

¿Me lo compro?

Ahora la pregunta que te estarás haciendo es, ¿me compro este kit? Mi recomendación es que, si no tienes filtro polarizador ni degradado neutro, y es algo que estés considerando comprar, entonces sí, vayas a por ello ya mismo si lo necesitas, o esperes a la próxima versión con tapa para el objetivo.
Si ya tienes los filtros CPL y ND, te va a tocar hacer balance de cuánto los usas. Si eres de los que ponen y quitan el CPL muchas veces, entonces estos filtros te van a encantar tanto como a mí, y no sabrás como has podido vivir sin ellos.

La verdad, nunca creí que poner un imán a un filtro pudiera alegrar tanto el día a día de un fotógrafo. Espero con ansias las próximas invenciones de K&F.


Lo mejor
– Muy fácil de usar (quitar y poner)
– Buena calidad
– Barato (sobre 100€ el kit de 3 filtros)

Lo peor
– Estuche aparatoso (no entra en un bolsillo)
– No tiene tapa para guardar la cámara (hay que quitar el adaptador)

Comprarlo en la web oficial
(10% descuento con código ESKF10 hasta el 30 de junio 2021)

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.