El trípode definitivo para un uso diverso: análisis del K&F Concept SA254T1

El trípode es uno de los accesorios fotográficos más sencillos y que más nos trae de cabeza a los fotógrafos. Tan solo es un ingenio que nos permite mantener la cámara firme para hacer fotografías a partir de varias décimas de segundo, autorretratos (que no selfies), o secuencias de fotografías como timelapses.

Algo que en principio puede parecer tan sencillo, se ha convertido en todo un catálogo de características que confunden hasta al más informado. Que si trípodes de magnesio, aluminio, o carbono, con patas de 3, 4 o 5 secciones, con cierres de pinza o a rosca, con cabezal de bola, tres movimientos o pistola, que si pensado para viajes, naturaleza o temporales, que si tiene ziritione o adamantium… Lo dicho, demasiadas opciones para algo en principio tan sencillo.

Altura máxima del trípode K&F Concept SA254T1
Altura máxima del trípode K&F Concept SA254T1 (más alto que yo)

La mayoría de nosotros estaremos contentos con un trípode firme (que soporte 5kg de cámara sin el mínimo temblor) que levante del suelo lo suficiente como para tener la cámara delante de nuestra cara (1,80m) y que entre en la maleta para poder viajar, sin pesar una barbaridad. Punto. Y si el precio no es disparatado (menos de 150€), entonces entrará dentro de nuestro equipo.

Parece que algo tan sencillo es más difícil de hacer que de decir. La poco conocida marca K&F, que lleva unos años mostrando una espectacular evolución y buen hacer en todo lo relacionado con fotografía, se ha enfrentado a este reto con el objetivo de ofrecer un trípode de gran calidad para cualquier uso. ¿Lo habrán conseguido?

El resultado es el trípode K&F Concept SA254T1. Tras este críptico nombre se identifica uno de los trípodes más completos que he probado, y ya van unos cuantos. De este trípode es mucho más rápido decir lo que no tiene que lo que tiene, de tan versátil como es.

¿Es firme? Sí, soporta hasta 10 kilogramos de peso (comprobado) con viento fuerte sin inmutarse.
¿Es alto? Sí, desde 69 centímetros hasta 2,39 metros, 1,72 metros sin extender la columna central. Ni el jugador de la NBA más alto puede decir que este trípode le queda bajo.
¿Es compacto? Sí, ocupa 57 centímetros plegado de una forma muy ingeniosa. Entra en una maleta mediana pero no en una de mano (en una de mano sin facturar posiblemente te prohibirían viajar con el por considerarse elemento peligroso).
¿Pesa lo justo? Sí, 2 kilogramos exactos, 2,2kg contando la funda. No es el más ligero (hay trípodes de 1kg ideales para viaje), pero este soporta viento fuerte y un gran peso.
¿Es de calidad? Sí, construido con materiales duraderos, bien montado y fácil de manipular, uno de los mejores trípodes que he tenido en mis manos. Además, incluye funda.
¿Tiene un precio asequible? Sí, se puede encontrar por menos de 150€.

Trípode K&F Concept SA254T1 plegado al máximo
Trípode K&F Concept SA254T1 plegado al máximo (57 centímetros en total)
Detalle del giro de las patas del trípode K&F Concept SA254T1
Detalle del giro de las patas del trípode K&F Concept SA254T1
Detalle del cabezal con burbuja de nivel
Detalle del cabezal con burbuja de nivel
Tamaños del trípode
Tamaños del trípode

Entonces, ¿es el K&F Concept SA254T1 el trípode definitivo para fotografía? Para el 95% de los usos, afirmaría que sí.

Para esta rotunda afirmación me baso, más que en sus espectaculares características técnicas (eso de que llegue hasta 2,39 metros de altura es alucinante), en la sensación que produce cuando lo tienes entre las manos.

Notas que es un trípode bueno.

Las patas se extienden y contraen con facilidad con unas roscas que aprietan muy fuerte sin falta de forzarlas hasta el fondo. El cabezal de rótula, el punto débil de muchos trípodes, se queda afianzado con firmeza en la posición que lo ajustas, sin holguras. Sea cual sea el terreno en el que quieras afianzarlo, el trípode K&F Concept SA254T1 siempre te va a permitir extender un poco más una de las patas o abrirlas algo más con precisión. Y si lo tuyo es la fotografía macro, también vas a poder colocar la cámara en horizontal, apuntando hacia el suelo.

Rótula en posición horizontal
Rótula en posición horizontal
Detalle del cabezal
Detalle del cabezal
Ejemplo del trípode con columna central en posición horizontal
Ejemplo del trípode con columna central en posición horizontal
Exposición de 486 segundos
Ejemplo de exposición de 486 segundos (8 minutos) con la máxima estabilidad

En resumen, este trípode lo permite todo, incluso quitarle una pata y convertirlo en monopie, algo recomendado para fotografiar eventos con pesados teleobjetivos.

¿Podría decirse que el K&F Concept SA254T1 es el trípode perfecto? Por supuesto que no, yo siempre encuentro algún pero o fallo a todo, y con este trípode maravilloso no iba a ser menos.

Por ejemplo, la burbuja de nivel (ya te dije que este trípode tiene de todo), está en una posición que no se ve una vez que colocas la cámara sobre el trípode, lo que la hace un poco inútil. Algo que me confundió en los primeros usos es que la columna central tiene muchas tuercas, debido a la posibilidad de colocar esta columna en posición horizontal, lo que hace que sea un poco difícil de usar al principio.

Y por ponernos exquisitos, hubiera agradecido que las tres patas tuvieran el almohadillado en la parte superior, y no solo la pata que se puede convertir en monopie. Por último, también sería de agradecer que el apoyo de la pata no fuera solo de goma, y tuviera alguna forma de configurarse entre clavo de metal o goma, como algunos trípodes Vanguard.

Detalle de las patas del trípode K&F Concept SA254T1
Detalle de las patas del trípode K&F Concept SA254T1 con el mecanismo de rosca
Pata convertible en monopíe
Pata convertible en monopíe. Todas las piezas naranja son ajustables
Gancho para poner peso
Gancho para poner peso ante mucho viento
Mochila K&F extensible con el trípode K&F Concept SA254T1
Mochila K&F extensible con el trípode K&F Concept SA254T1, la pareja ideal

Como ves, hasta siendo muy crítico, es casi imposible encontrarle carencias a este trípode más allá de pequeños detalles que, en el día a día, ni nos damos cuenta. Lo principal, que es la robustez y el darnos posibilidades a los fotógrafos, lo cumple con la máxima nota.

Sin duda el K&F Concept SA254T1 es un gran trípode que va a contentar a todos sus usuarios, y que pone al fabricante K&F entre las principales marcas de accesorios fotográficos a considerar. Si en tan solo 9 años (K&F fue fundada en 2011) están consiguiendo hacer productos de tanta calidad a precios tan contenidos, estoy seguro de que nos traerán gratas sorpresas con sus próximos lanzamientos.


Lo mejor: vale para todo. Alcanza mucha altura, calidad y precio contenido. Incluye funda.
Lo peor: el nombre es muy raro

Comprar en la web oficial de K&F (10% descuento código ESKF10)
Comprar en Amazon (15% de descuento código ESKF8866)

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Que buen analisis, definitivamente me atrapa tener este tripode, pero quiero preguntar algo, se le puede montar otro tipo de cabezal en caso de que necesite grabar video..?
    es decir, si es compatible con otros cabezales.?
    Gracias.