Cómo hacer la maleta como un profesional. Te revelo mis secretos

Hacer la maleta perfecta es un arte que requiere de numerosos viajes y, sobre todo, de numerosos olvidos. Es el precio que tiene que siempre te acuerdes de llevar lo imprescindible y necesario. Después de mucha práctica, por fin soy capaz de hacer mi equipaje perfecto en menos de media hora. ¿Por qué tanta prisa?

En bicicleta con la maleta

Porque uno nunca sabe cuando tendrá que salir pitando de casa para emprender un nuevo viaje. Imagínate que te llama tu mejor amigo y te dice que os váis a un viaje al Caribe, a disfrutar de una oferta de vacaciones al Hotel Bahía Príncipe Cayo Levantado en Samaná, y que pasa a recogerte por casa en 30 minutos para ir pitando al aeropuerto, que el avión está a punto de salir.

¿Superarás la prueba? ¿Serás capaz de meter más de un par de bañadores en la maleta? Yo te puedo asegurar que podría conseguirlo, que para algo hago siempre el equipaje en el último momento.

Qué tipo de maleta usar (rigida o blanda)

Lo primero que tenemos que escoger, antes de empezar a preparar nuestro equipaje, es en qué tipo de elemento vamos a meter nuestros enseres personales. Mochila o maleta, rígida o blanda son las grandes preguntas.

Yo lo tengo muy fácil. En mi mochila llevo todo el equipo fotográfico, así que no me queda más remedio que llevar una maleta con toda la ropa y demás útiles. Ir cargando con la maleta puede ser menos “cool” que ir de mochilero, pero te aseguro que la espalda lo agradece.

Ante la pregunta de maleta rígida o blanda, yo me quedo con una buena maleta rígida. Recalco lo de buena, ya que si la maleta es de baja calidad, mejor que sea blanda, porque si no romperá al mínimo maltrato, y os aseguro que en los aeropuertos se maltratan mucho a las maletas.

Me gustan las maletas rígidas porque te puedes sentar encima de ella, el interior está más protegido, y no se moja cuando llueve. Marcas recomendables son Roncato y Samsonite. No son baratas, pero si quieres que tu maleta sea resistente y ruede bien, hay que pagarla.

Maletas antiguas

Qué llevo en la maleta

La gran duda de todos los viajeros que resolvemos con los por si acaso. ¿Hará frío? Pues meto este jersey por si acaso. ¿Habrá piscina? Pues llevo dos bañadores por si acaso. ¿Lloverá? Pues meto también el impermeable por si acaso. ¿Habrá alguna fiesta? Pues llevo esta cabeza de caballo por si acaso… Y así podría estar hasta meter todo el armario en varias maletas.

Como el espacio es limitado, y el peso aún más, yo uso una regla muy sencilla: llevo ropa como si fuera a dar una vuelta al mundo. Me explico. Llevo el mínimo imprescindible con el que podría estar viajando por un clima atlántico durante todo un año sin falta de comprar más ropa, sólo lavando la ropa contenida en la maleta.

Para conseguir esto, llevo ropa de entre tiempo (primavera y otoño). En general, siempre llevo 2 pantalones (uno fino y otro resistente, de montaña), 4 camisetas, 2 camisas de las que no se arrugan mucho, 1 jersey o sudadera, un calzado de montaña (no botas) y mudas de ropa interior para 5 o 7 días. Con esto, además de la ropa que llevo puesta, que suele ser un vaquero, camiseta y jersey, tendría que ser capaz de sobrevivir durante todo un año con un clima moderado.

Disfraz de caballo para emergencias

Si voy a lugares fríos, como Finlandia en invierno, entonces meto todo ropa térmica, y si voy a un lugar cálido, como el Caribe, entonces meto más bañadores y camisetas finas, pero el número de piezas de ropa siempre es ese cuando el viaje dura 1 semana o más.

Es importante tener en cuenta qué ropa llevamos puesta, ya que será con la que hagamos el vuelo, así que tiene que ser cómoda y no demasiado gruesa. Yo suelo ir vestido normal pero con una cazadora de nieve, así sé que no voy a pasar frío pase lo que pase. Si voy a un destino tropical también la llevo, porque uno nunca sabe cuando subirá a una alta montaña, le pillará un gran chaparrón, o el avión esté con el aire acondicionado modo gélido polar. Con una cazadora de nieve, todo solucionado.

En cuanto al calzado, llevo algo de diario, incluso zapatillas de montaña, pero las botas siempre en la maleta, que esas pitan en el control de los aeropuertos.

Outfit vajero en Roma

Los imprescindibles que no son ropa

Es importante tener una lista (mental o en papel) de elementos imprescindibles a llevar siempre en la maleta. Yo muchas veces ni los saco de la maleta, así es sólo meter la ropa y salir pitando, que mi amigo me espera para ir al Caribe.

Mis imprescindibles son: zapatillas finas de hotel en una bolsa de tela; detergente para lavar la ropa si hace falta; neceser con jabón, cepillo de dientes y demás productos de aseo; y varias bolsas vacías.

Hace años incluso llevaba una báscula portátil para no pasarme en el peso al meter los souvenirs en la maleta, pero ahora hago el cálculo de cabeza. Si salí de casa con una maleta de 12kg, tengo 3kg para regalos, así que intento coger cosas un poco ligeras para no pasarme.

En total, estaremos en 12-14 kg de maleta, un peso ajustado fácil de llevar y con espacio para traernos unos cuantos souvenirs o comida típica del lugar.

Esperando el autobús

Cómo doblar bien la ropa para que ocupe menos

El gran secreto de los profesionales haciendo la maleta no es qué llevan, si no cómo lo llevan. Si sabes cómo doblar la ropa, incluso puedes llevar un traje en una mochila, como hizo en su día Avistu de Viajablog.

La ropa resistente, como pantalones y jerseys, es mejor enrollarla para que no se arrugue.
Las camisetas y camisas se pueden doblar siguiendo esta técnica ninja. Apilándolas una encima de otras no deberían de arrugarse demasiado.

La ropa interior dentro de una bolsa va muy bien, así tienes una bolsa para la ropa limpia y otra para la ropa sucia, evitando que se mezclen olores y se ensucie la ropa limpia.

En cuanto a cómo colocar las cosas en la maleta, lo mejor es poner lo pesado y resistente (calzado, trípode, pantalones) en la parte inferior, y lo más ligero y frágil en la superior, así no se arruga.

Pesado de la maleta en el aeropuerto

Consejo para fotógrafos

Si te gusta la fotografía, te recomiendo que el trípode lo lleves en la maleta a facturar, ya que si lo llevas en la mochila puede que te obliguen a facturarlo en el control de seguridad, dependiendo de sus medidas y el día que tenga el vigilante. No hay ninguna ley que especifique que trípodes de menos de x kg pueden llevarse en el equipaje de mano, pero cuanto más grande es, más problemas puede causarte. Por eso, para poder disfrutar de nuestro trípode en destino, lo mejor es facturarlo en la maleta.

El resto del material fotográfico como cámaras, objetivos, portátil y demás tiene que ir siempre con nosotros en la mochila, ya que en la maleta pueden desaparecer y nadie se haría responsable de ello.

Cerrar la maleta con candado no da ninguna seguridad, ya que todas las maletas se pueden abrir con una llave maestra usada por las fuerzas de seguridad.

Equipo fotográfico de viaje. Todo esto entra en la mochila

La mochila

Dicen los que saben de mochilas que ésta no debe pesar más de un 10% de nuestra masa corporal. En mi caso, mi mochila tendría que pesar entre 7 y 8 kg, pero según el equipo que lleve, muchas veces llego hasta los 10 kilos, o incluso un poco más (no se lo digas a Ryanair que aún no se han dado cuenta). Mi mochila actual, la Vanguard Sedona 51 es muy llevadera con bastante peso, y tiene hueco suficiente para un equipo fotográfico completo.

Dentro de la mochila llevo todos los aparatos eléctricos y fotográficos, como son los objetivos, cámaras de fotos, cargadores, baterías, tarjetas de memoria, etc. El portátil lo llevo en una funda fuera de la mochila, ya que así puedo usarlo en el aeropuerto sin falta de abrir la mochila, y para mi es más cómodo llevarlo en la mano que cargarlo en la espalda. Hay que cuidarse.

En la mochila también llevo la documentación, así como todos los papeles que puedan ser necesarios para el viaje, como reservas de hoteles y demás. Ya se sabe, lo importante siempre cerca de uno.

Cada viajero con su mochila

Truco de viajero experimentado 1

En uno de los huecos exteriores de la mochila siempre llevo una botella de agua de medio litro vacía. ¿Por qué vacía? Para así pasar el control de seguridad sin problemas y poder rellenarla dentro de la terminal en alguna fuente de agua para beber. Parece una tontería, pero con el precio que tiene la botella de agua te ahorras unos euros que siempre vienen bien.

Truco de viajero experimentado 2

Cuando hay que hacer un viaje largo con escalas, siempre recomiendo llevar muda de ropa para un día en la mochila, así como artículos de primera necesidad, como por ejemplo líquido para las lentillas, pasta de dientes, etc. De esta forma si nos pierden la maleta o sufre un retraso siempre tendremos algo de ropa para una emergencia.

En mi viaje a Corea del Sur hice escala en Roma, vaticiné que las maletas se iban a retrasar porque los aeropuertos de Roma son como un agujero negro para las maletas. Fui tan listo que no hice caso de mi propio consejo, quedándome sin ropa nada más llegar a Seúl, siendo las tiendas de ropa lo primero que conocí en esta bulliciosa ciudad.

Siempre con la botella en la mochila

Espero que con estos consejos puedas hacer tu equipaje a la velocidad del rayo, y así cuando te llame tu amigo para irte al Caribe, tengas preparado el equipaje perfecto para disfrutar de unas grandes vacaciones.

Más información:

  • Artículo patrocinado por hoteles Bahía Príncipe
Temas: , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Buenas Victor,

    Genial! Lo de la botella no intento la próxima vez.

    Yo a lo que has comentado añado una bolsa de compresión y encima que sea sumergible. 2 razones:

    Te permite llevar una maleta más pequeña (o meter más cosas). La ropa se comprime mucho (te puedes imaginar algun jersey por ejemplo).

    Pero por otro lado, si nos da por meternos al agua en alguna playa o rio, podemos meter las cosas que llevemos en esa bolsa para no dejarla fuera. Vale obviamente no metería una cámara, pero si la ropa, zapatos, cartera en vez de dejarlo en la orilla.

    Saludos!

  2. ¡Me encanta la foto del perro, es lo más! Yo creo que tamibén podría conseguir meter la cosas para irme en dos horas al aeropuerto si alguien viniera a buscarme! #challengeaccepted
    Otro truco es plegar la camisetas como si hicieras porrillos, enrollándolas a más no poder. Sorprendentemente, no quedan demasiado arrugadas. En el blog tenemos varíos posts sobre esto.
    Yo intento llevar todo en la mochila de 20L (o 40L), y sobretodo en bolsas organizadoras.
    Cuando llevaba la reflex y los dos objetivos, el resto de espacio de la mochila era para ropa, así que imáginate.