Iglesias fortificadas de Rumanía, visitando Prejmer y Harman. La grande y la bonita

Hubo un tiempo en que Transilvania era una tierra a invadir. Un tiempo en que la habitaban los sajones, Vlad Tepes y la Orden de los Caballeros Teutones. Los turcos otomanos, los mongoles y muchos otros pueblos asiáticos querían cruzar la puerta del este de Europa. Para impedirlo, los campesinos y artesanos empezaron a fortificar las iglesias, creando maravillas como las que podemos ver en Prejmer y Harman, dos de las más bonitas y fáciles de visitar en Rumanía.

Iglesia fortificada de Prejmer

Iglesia Fortificada de Prejmer (Biserica fortificată din Prejmer)

Me gustaría empezar este relato con la iglesia fortificada que más me gustó de Rumanía: la del pueblo de Prejmer, a pocos kilómetros de Brasov. Dicen que es la más grande y más fortificada de este tipo en Europa, y razón seguro que no les falta, pero no fue esto lo que más me atrajo de esta construcción de otro tiempo.

Esta iglesia fortificada no siempre fue una iglesia fortificada, pues al principio, sobre 1218, tan sólo era una iglesia en forma de cruz griega levantada por los caballeros de la Orden Teutónica, que llegaron a esta zona de Rumanía tras su derrota en Tierra Santa.

Muralla de la iglesia fortificada de Prejmer
Exterior de la Iglesia fortificada de Prejmer
Patio interior de la iglesia fortificada

Las cosas cada vez se fueron poniendo más feas. Tras la primera invasión de los otomanos a Transilvania, los campesinos y artesanos sajones, que vivían como colonos en estas tierras, decidieron tomar cartas en el asunto, y lo mejor que se les ocurrió fue crear una fortaleza alrededor de la iglesia (el edificio más importante del pueblo), para así defenderse mucho mejor de los invasores.

La cosa se les fue un poco de las manos en Prejmer, construyendo un auténtico fuerte con muros de entre 5 y 8 metros de grosor, 14 metros de altura, torres defensivas, y capacidad para albergar a 270 familias, o a 1600 personas, todo el pueblo, en sendos habitáculos repartidos en cuatro niveles diferentes a lo largo de la muralla.

Casas medievales
Capilla evangelista
Escaleras y pasillos
Puertas de los habitáculos

Aquí no termina todo, pues la iglesia fortificada estaba preparada para resistir largos asedios, con su propio pozo, salas para provisiones, escuela (una invasión otomana no es excusa para dejar de ir al cole), y un túnel secreto por si hacía falta conseguir más suministros.

Toda una obra de ingeniería que cumplió perfectamente su propósito, pues siempre repelió con éxito todas las invasiones.

Para construir todo esto tan sólo necesitaron piedra, ladrillo rojo y madera, el material favorito de construcción en Rumanía (basta echar un vistazo a las iglesias de madera de Maramures). 6 siglos después, sigue más o menos en perfecto estado.

Habitación 187
Cubículo grande
Detalle de construcción

Y lo mejor de todo es que puedes visitar la iglesia fortificada a tu aire, metiéndote por donde quieras. Seguro que te ha pasado que al visitar un castillo, iglesia, o cualquier otra construcción antigua, te has quedado con las ganas de pasar a través de aquella pequeña puerta en un rinconcito, o de subir a la torre.

Pues bien, en la iglesia fortificada de Prejmer, y en casi toda Rumanía, no te quedarás con las ganas, pues puedes subir, bajar y meterte por casi cualquier sitio, y en esta iglesia fortificada, te digo que eso mola un montón.

Meterte en una de las pequeñas habitaciones, llegar hasta las murallas y poder corretear a tus anchas por ellas, dan ganas de viajar en el tiempo para ver cómo discurría la vida en esta gran fortaleza.

¡La de historias que habrán ocurrido aquí!

Interior de la muralla defensiva
Patio interior de la iglesia fortificada
Escuela
Piso de los pasillos

Iglesia Fortificada de Harman (Biserica fortificată din Harman)

Muy cerca de Prejmer, está la iglesia fortificada de Harman. En un principio, no iba a visitarla, pues es bastante más pequeña y no y no se cuenta entre el reducido grupo de Iglesias Fortificadas Patrimonio de la Humanidad, pero en el interior de la iglesia de Prejmer me encontré con una pareja de estadounidenses que me hablaron maravillas de ella, de lo rústicos que eran los bancos del templo, de lo bien cuidados que estaban sus jardines, de sus frescos…y no hizo falta que siguieran mucho más para convencerme.

Su historia resulta muy parecida a la de Prejmer, pues Harman es un pueblo que está al lado, y aquí también fortificaron su iglesia durante el siglo XV, aunque con menos habitáculos pero de mayor tamaño.

Patio de Harman
Detalle de la iglesia evangélica
Interior de la iglesia fortificada de Harman

Lo que más destaca de la iglesia fortificada de Harman es la belleza de su interior, con un estilo más cuidado, más espacios de esparcimiento, como si esta fuera una fortaleza para gente más adinerada.

En Harman también podemos recorrer las murallas a nuestro antojo, para ver el entramado de pasillos del interior del muro, además de poder subir a lo alto de la torre de la iglesia, y de admirar uno de los pocos frescos antiguos conservados en Rumanía.

Patio florido
Iglesia de Harman
Frescos de la capilla

Como te comentaba antes, esta iglesia fortificada es más pequeña que la de Prejmer, pero más bonita, al tener más aire de residencia amurallada que de fortaleza inexpugnable.

En una visita a Brasov, no me perdería ninguna de ellas, pues son dos de los monumentos más bonitos que descubrí en Rumania. Y si hay un levantamiento zombie, no dudaría ni un segundo en resguardarme tras las murallas de cualquiera de ellas.

Hueco para disparar
Recreación de una habitación
Interior de la iglesia fortificada de Harman
Boda gitana delante de la Iglesia Fortificada de Harman

Qué otras iglesias fortificadas son fáciles de visitar en Rumanía

A parte de las iglesias foritificadas de Prejmer y Harman, que son muy fáciles de visitar porque están a pocos kilómetros de Brasov, hay hasta 150 iglesias de este tipo que podemos admirar por toda Rumanía, sobre todo en Transilvania.

7 de ellas son Patrimonio de la Humanidad, incluyendo la de Prejmer, y aunque no las visité todas, recomendaría hacer una parada en la de Biertan, porque recuerda más a un castillo que a una iglesia; y en la de Viscri, que aunque difícil de conseguir verla por dentro, es de las que tienen un estilo más antiguo.

Otras, como la de Saschiz, son muy fáciles de visitar si vamos en coche propio desde Brasov hasta Sighisoara, pues se encuentra al lado de la carretera nacional. Su muro apenas es de madera, pero como en todas las iglesias de Rumanía, podemos corretear por su tejado sin ningún problema.

Iglesia fortificada de Biertan
Iglesia fortificada de Saschiz
Iglesia fortificada de Viscri

Información práctica

  • Iglesia fortificada de Prejmer
    Hay transporte en tren y autobús desde Brasov hasta Prejmer.
    Horario:
    Mayo – octubre. Martes a viernes de 9:00 a 18:00. Sábados: 9:00 a 17:00. Domingos: 11:00 a 17:00. Lunes cerrada
    Noviembre – abril. Martes a sábado de 9:00 a 15:00. Domingos: 11:00 a 15:00. Lunes cerrada
    Tarifa: 8 lei (aprox 2€)
  • Iglesia fortificada de Harman
    Hay transporte en autobús desde Brasov hasta Harman y en tren hasta Prejmer.
    Horario:
    Abril a Octubre. Martes a sábado de 9:00 a 12:00 y 13:00 a 17:00. Domingos 10:00 a 12:00 y 13:00 a 17:00. Lunes cerrado
    Octubre a abril. Martes a domingo de 10:00 a 12:00 y 13:00 a 16:00. Lunes cerrado
    Tarifa: 7 lei (aprox 1,9€)
  • Iglesia fortificada de Biertan. Cerca de Sighisoara, hay tours para ir a visitarla.
  • Iglesia fortificada de Saschiz. Entre Sighisoara y Brasov, en la carretera E60
  • Iglesia fortificada de Viscri. A unos 10 kilómetros de la carretera E60, el camino es bastante malo.
  • Excursión a los castillos de Transilvania y Valaquia
  • Excursión al castillo de Bran (drácula) y Rasnov
  • Hoteles a buen precio en Brasov
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. En la actualidad ya no es tan fácil el acceso a los monumentos en Rumania. Pagas una entrada y te encuentras con cadenas, candados y similares que te impiden el acceso a la mayor parte de las instalaciones.