Huir de la ciudad en el parque del Retiro, Madrid

Las grandes ciudades como Madrid son todo prisas, de ahí que el tener un gran parque donde practicar deporte, dar un paseo o simplemente huir del ruido del tráfico sea una de las mejores ideas para tener en el centro de la ciudad. Con el parque del Retiro, Madrid tiene su gran parque a un paso del centro, como ocurre en otras grandes ciudades como New York con Central Park o Londres con Hyde Park. Con sus 118 hectáreas, el Retiro es casi tan grande como el parque londinense (140 hectáreas), y un tercio del inmenso parque neoyorquino (320 hectáreas), referencia en esto de los parques urbanos.

Parque del Retiro de Madrid
Atardecer en el parque del Retiro

Como todas las grandes construcciones en España, en sus orígenes (1630-1640) el parque del Retiro eran jardines de una segunda residencia real, donde al rey le gustaba ir a descansar y disfrutar del fresco del bosque. No fue hasta la revolución de 1868 que el parque pasó a manos municipales y estuvo definitivamente abierto a todo el mundo. En esta época sufrió grandes cambios, con la construcción del Palacio de Cristal, el Palacio de Velázquez y la colocación de varias fuentes y estatuas, entre ellas la del Ángel Caído.

Esta fuente del Ángel Caído, también conocido como Lucifer o Satanás, es uno de los pocos monumentos dedicados a este personaje existentes en el mundo, y curiosamente se encuentra a una altura de 666 metros sobre el nivel del mar. Toda una señal que le vale el sobrenombre de “la estatua favorita de Iker Jiménez“. EL resto del parque del Retiro es mucho menos esotérico, con multitud de estatuas de monarcas y generales que ven como los madrileños disfrutan de esta mancha verde en pleno Madrid.

Parque del Retiro de Madrid
Dando de comer a los pájaros
Parque del Retiro de Madrid
Palacio de Cristal en el parque del Retiro
Parque del Retiro de Madrid
Cueva de la cascada
Parque del Retiro de Madrid
Niña en el parque del Retiro
Parque del Retiro de Madrid
Practicando artes marciales con espada

Uno de los puntos preferidos por los visitantes del parque es el estanque y monumento a Alfonso XII. Este estanque, en el centro del parque, siempre tiene patos y barcas sobre sus aguas y peces bajo ellas. En la parte noreste hay otro pequeño estanque, este solo con patos y peces, en la llamada Casita del Pescador. Todo un capricho de color.

Tras ver tantos monumentos y palacios en un mismo parque, seguramente nos quedaremos con lo mejor del Retiro, y es que siempre hay gente en el disfrutando de la naturaleza. Podemos encontrarnos maestros de las artes marciales practicando con la espada, novatos aprendiendo a patinar, turistas mapa en mano intentando llegar al rincón más recóndito del parque, personajes de Disney haciendo figuras con globos, gente haciendo footing y sobre todo vida, mucha vida en el parque más famoso de Madrid.

Más información:

Temas: , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: 7 planes para que la suerte te sonría este San Valentín - machbel

  3. Pingback: Madrid, la ciudad que nunca duerme - machbel

  4. Busca lor mejores hoteles en Madrid. Tu viaje estara completa solamente si encuentras el hotel justo para tus preferiencias.