Finisterre, el fin del mundo

Estando al lado del fin del mundo, no podía resistirme a ir a verlo, así que tras terminar el rally, rumbo a Fisterra a ver la famosa puesta de sol sobre el atántico y uno de los puntos más conocidos de la Costa da Morte.

Fisterra de verdad parece que está en el fin del mundo, pues aunque tan sólo lo separan 100km de A Coruña, las destrozadas carreteras gallegas, llenas de baches y curvas interminables, hacen que parezcan 400km.

Finisterre, el cabo del fin del mundo en Galicia, España
Pareja al atardecer

Menos mal que antes de llegar seguía siendo temprano, así que nada mejor que darse un chapuzón para probar el agua de esta costa. Resulta extraño que para un día tan bueno casi no haya gente en el agua, así que nada habra que ir a ella. Una vez metido el primer pie te das cuenta de porque esto se llama la Costa da Morte, el agua es una cubitera!, está tan fría que no sientes las piernas, literalmente. Los únicos que aguantaban en el agua más de 5 minutos eran los niños, que son inmunes a todo.

Tras la congelación en el mar gallego, a intentar secar, aunque el viento no lo pone fácil. Esta zona casi no tiene vegetación, y la poca que hay son casi todo zarzas, debido posiblemente al fuerte viento que sopla.

Una vez seco, por fin voy rumbo al faro. Al ser este un punto bastante conocido, hay una tienda de recuerdos con conchas, un cafetería, un restaurante y una hospedería. Vamos, lo normal de cualquier faro perdido en el mundo. También hay un montón de cruces, y el Km 0.0 del Camino de Santiago. Parece que seguirán con el camino cuando hagan un puente hasta América, que total 5000km no son nada después de lo andado hasta llegar aquí.

Finisterre, el cabo del fin del mundo en Galicia, España
Km 0 del camino de Santiago
Finisterre, el cabo del fin del mundo en Galicia, España
Espectadores del atardecer
Finisterre, el cabo del fin del mundo en Galicia, España
Cruz
Finisterre, el cabo del fin del mundo en Galicia, España
Atardece en Finisterre

En el acantilado tras el faro, hay un montón de gente observando el mar y el sol, algunos incluso hacen hogueras para no pasar demasiado frío. Será agosto y el día estará muy soleado, pero esto es Galicia y hace bastante fresco.

Lo bonito del atardecer es que el sol siempre muere en el mar, algo difícil de ver en España. El sol baja muy rápido, como siempre ocurre en estos momentos, y se hace de noche en unos pocos minutos.

La verdad que es algo que hay que ver, aunque ni punto de comparación con un atardecer en Miami, pero hace falta un sol muy cálido o una tormenta para tener un buen atardecer, así que habrá que volver un día de temporal en invierno, a ver que pasa.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. El atardecer muy bonito, pero le faltan colores…y en la manga el sol tb muere en el mar, y en cualquier isla si te sitúas en la parte oeste :P

  2. Para otra vez ya buscare un atardecer multicolor, a ver si pillando un arcoiris por el medio. En las islas se vera, pero en el norte por ejemplo solo en verano y los pocos días sin nubes :P

  3. Es muy especial el momento en el que el sol desaparece en la inmensidad del Océano Atlántico. El contraste entre la sensación de tranquilidad que transmite la imagen de la puesta de sol y la sensación de desasosiego por saber que en esa costa se hundieron cientos de barcos es exclusivo de la zona… mágico!!