Catedral de Berlín, Berliner Dom

Berlín, como toda capital europea, tiene su propia catedral, la Berliner Dom, y la verdad es que es un edificio que sorprende. Aunque no sea católico y no me guste la iglesia como institución, siempre me gusta visitar las catedrales e iglesias que encuentro, ya que son unos edificios interesantes en los que hay muchos detalles y encuentras fácilmente diferencias con las catedrales de tu tierra.

Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Catedral de Berlín al atardecer

Por fuera no parece una catedral, con esa forma tan cuadriculada, las torres tan bajas y esa enorme cúpula central. Recuerda mucho a los edificios institucionales americanos. Además, la capa de mugre le da un aspecto mucho más antiguo del que realmente tiene. Como todo Berlín, durante la segunda Guerra Mundial sufrió grandes daños y tuvieron que reconstruirla, trabajos que terminaron en 1993.

Lo que realmente sorprende de esta catedral es el interior. A parte de tener que pagar entrada para verla, la cúpula desde dentro se ve impresionante, ocupando buena parte de la nave central. Todo el interior está lleno de estatuas, grabados y bajorrelieves, que si bien no dejan un centímetro de pared vacío, no parece sobrecargado por lo bien que encaja todo el conjunto y lo bonito que se ve.

Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Catedral de Berlín
Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Cúpula de la catedral
Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Interior de la Catedral de Berlín
Catedral de Berlín, Alemania, Europa
Panorámica del interior de la Catedral de Berlín

Una vez explorado todo el interior, se puede subir a un palco y visitar el museo de la catedral, donde explican como se reconstruyó y tienen fotografías de las diferentes fases que atravesó, con maquetas y distintas recreaciones., así como unos radiadores que vienen muy bien para las manos.

La última parada de la visita son las catacumbas. En la cripta están los sarcófagos de los Hohenzollern, la familia real que hubo en Alemania. Hay auténticas obras de arte, y algunos destacan por lo opulentos y recargados que son.

Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Paseando por la Catedral
Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Altar de la Catedral de Berlín
Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Escaleras de la Catedral
Visita a la Catedral de Berlín (Berliner Dom), Alemania, Europa
Techo

Esta familia real ya me sonaba del 2009, cuando visité en Sigmaringen, al sur de Alemania, el castillo de los Hohenzollern.

Tras ver la cripta, salida por la tienda de regalos y la cafetería Einstein, con la sensación de haber estado en un edificio que es visita obligatoria en Berlín.

Más información:

Temas: , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Blogs Berlín – Recopilación viajera | Blog de Viajes de HostelBookers

  3. Pingback: Berlín parte final | El blog de Sento