Escapada por el Camino de Santiago en León

La provincia de León es un destino ideal para visitar en puentes y fines de semana largos. Tiene uan gran gastronomía, lugares naturales de gran belleza, una rica historia y, además, por aquí pasa el Camino de Santiago Francés, por lo que puedes conocer la provincia caminando.

En este artículo te mostraré algunos de los lugares más bonitos a visitar en la provincia de León, situados a lo largo del Camino de Santiago, para que así puedas escoger entre visitarlos a pie, o en coche. Seguro que te encantan.

Paisajes del Bierzo
Paisajes del Bierzo durante el Camino de Santiago

La ciudad de León

Nuestro viaje por la provincia de León comienza en la ciudad del mismo nombre, León. Como buena ciudad castellana, lo primero que me atrajo de León son las tapas, que se ofrecen incluidas con cualquier bebida. ¡Así da gusto salir a tomar algo! Pararse a recobrar fuerzas en León será más que un pretexto, un placer.

En cuanto a lugares a visitar, lo ideal es dar un paseo por el centro, empezando por la Calle Ancha hasta llegar a la plaza de la Catedral, para visitar este gran monumento. Dicen que es la catedral española con más estilo francés, principalmente por las espectaculares vidrieras, que tras la restauración lucen más que nunca. Buscar detalles en estas ventanas es todo un reto.

Además de la bonita arquitectura de la Catedral de León, te aconsejo que escuches la audioguía, ya que tiene una leyenda referente a un topo muy curiosa.

Conoce León en este Free tour ¡es gratis!

Plaza del Grano en León
Plaza del Grano en León

La siguiente parada en esta visita cultural es la Basílica de San Isidoro. Por fuera no llama mucho la atención, ya que es dentro donde guarda todos sus tesoros. El más importante es el Cáliz de Doña Urraca, que se supone es el cáliz que usó Jesucristo en la última cena. Su aspecto se ha alterado a lo largo de los siglos, por eso ahora es de todo menos humilde.

A parte de reliquias religiosas, el lugar más sobrecogedor de la basílica es el panteón de los reyes, recubierto de frescos románicos con motivos leoneses que es todo un viaje en el tiempo. Fíjate bien en las pinturas, porque incluso reconocerás a un mastín típico de la zona.

Después de estas visitas históricas, es momento de tomar el pulso a León, visitando lugares tan animados como la Plaza del Grano o la Plaza de San Marcelo (con la Casa Botines, reformada por Gaudí). León tiene mucha cultura, y también muy buena gastronomía, así que no es descabellado ir un fin de semana a la ciudad solo a comer (y disfrutar de sus atractivos).

Vidrieras de la Catedral de León
Vidrieras de la Catedral de León

Hospital de Órbigo

Siguiendo el Camino de Santiago a pie, la etapa que sale desde León llega hasta Hospital de Órbigo, un pueblo a la vera del río que destaca por su gran puente medieval de 21 arcos. La historia de este puente es extensa, pero sin duda destaca la leyenda del Passo Honroso.

En un frío mes de enero de 1434, el caballero Don Suero solicitó a su señor permiso para celebrar un torneo. Su objetivo era tronchar 300 lanzas en el torneo para ganar la admiración de su enamorada, doña Leonor de Tovar. El torneo se celebró en julio y nuestro caballero logró romper 166 lanzas, casándose un año más tarde con su enamorada.

Para conmemorar este hecho, todos los años se celebra un torneo al lado del puente en el mes de julio.

Puente de Hospital de Órbigo
Puente de Hospital de Órbigo

Astorga

Apenas 15 kilómetros separan Hospital de Órbigo de Astorga, una de las ciudades más monumentales del camino, sobre todo para su pequeña extensión. A parte de los deliciosos hojaldres y mantecados locales, en Astorga no puede faltar una visita a la peculiar Catedral de Santa María de Astorga, que se construyó con piedras de diferentes canteras, lo que le da ese aspecto único.

Justo al lado de la catedral está el Palacio de Gaudí, uno de los cuatro edificios restaurados o creados por Gaudí fuera de Cataluña. Por supuesto, una visita es más que imprescindible a esta joya arquitectónica.

Astorga es una ciudad muy pequeña que se puede recorrer en unas pocas horas, aún así tiene mucha vida gracias a los peregrinos que hacen noche en ella, dispuestos a descansar en la plaza mayor degustando algunos de los dulces locales.

Palacio de Gaudí en Astorga
Palacio de Gaudí en Astorga

Castrillo de los Polvazares

Muy cerca de Astorga, a unos 6 kilómetros, se encuentra Castrillo de los Polvazares, uno de los pueblos más bonitos del Camino de Santiago Francés, y de toda la provincia de León.

Castrillo de los Polvazares es poco más que una calle principal flanqueada por casas de piedra roja, dándole al conjunto una armonía y una belleza estética que nos atrapará para hacer fotografías. Antiguamente fue un pueblo de arrieros, de ahí las grandes puertas de la mayoría de casas.

Hoy en día, la gran cantidad de buenos restaurantes del pueblo es una buena excusa para ir a probar el plato más tradicional de la zona, el cocido Maragato.

Peregrino en bicicleta en Castrillo de Polvazares
Peregrino en bicicleta en Castrillo de Polvazares
Un hospitalario templario dando apoyo en el camino
Un hospitalario templario dando apoyo en el camino

Molinaseca

La larga travesía por las montañas de la Maragatería y el Bierzo es uno de los mejores placeres de hacer el Camino de Santiago caminando. Sobre todo porque tras los largos kilómetros caminados, llegas a un pueblo como Molinaseca, que te recibe con su tranquilo río esperando para que te bañes en él.

Dicen que Molinaseca es uno de los pueblos más bonitos de León, y con permiso de Castrillo de los Polvazares, estoy seguro de que lo es. Apenas viven 600 habitantes en Molinaseca, suficientes para regentar los restaurantes, albergues y hoteles que aquí puedes encontrar, pues este es un pueblo tanto para parar mientras haces el camino como para ir a descansar.

Hermanado con la ruta japonesa de los 88 templos, Shikoku Henro, Molinaseca también es especial por los callejos (las estrechas callejuelas entre casas), y por la fiesta del agua, en la que durante el 17 de agosto inundan la calle Real y los asistentes se pelean a calderados de agua. ¡Qué mejor forma de combatir el calor!

Río de Molinaseca
Río de Molinaseca
Entrada a Molinaseca
Entrada a Molinaseca

Ponferrada

La última parada en este recorrido por el Camino de Santiago por León es la ciudad de Ponferrada, ciudad con atractivos de sobra para planear un viaje de fin de semana a la capital del Bierzo.

En cuanto a Ponferrada en sí, destaca su impoluto centro histórico, donde el Castillo Templario es la joya de la corona. En su interior puedes conocer la historia medieval templaria en el camino a través de reconstrucciones de ingenios y artilugios de la época.

Por supuesto Ponferrada es ciudad de tapas y de buen comer, pero, a parte de la buena mesa, ¿qué más se puede hacer aquí? Un par de lugares imprescindibles son las Médulas, la antigua mina de oro romana a cielo abierto; y al Valle del Silencio, donde puedes caminar por unos parajes preciosos, sobre todo en otoño.

Vale que el camino sigue hacia Santiago, pero hacer un alto de varios días en Ponferrada para visitar estos lugares es un acierto seguro.

Castillo Templario de Ponferrada
Castillo Templario de Ponferrada
Centro de Ponferrada
Centro de Ponferrada

Organiza tu viaje por León

Qué hacer

Dónde comer

  • Ezequiel. Calle Ancha, 20, León. Restaurante típico con raciones muy grandes a buen precio. Camareros muy simpáticos.
  • Racimo de Oro. Plaza San Martín, 8, León. Restaurante muy bonito con tapas abundantes y contundentes.
  • Casa Juan Andrés. Calle Juan José Cano, 16, Castrillo de Polvazares. Cocido maragato tradicional muy bueno.
  • El bordón, Calle Iglesia, 39, Molinaseca. Platos fusión muy curiosos creados con productos locales. 
  • Las cuadras Ponferrada. Calle Tras la Cava, 2, Ponferrada. Tapas típicas del Bierzo en un ambiente rústico.

Dónde dormir

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.