Tarifa, descubriendo los secretos de la villa del viento

Dos cosas conocía de Tarifa antes de hacer la maleta: primero su situación geográfica como punto más meridional de Europa, siendo lugar de unión de dos mares y dos continentes. Y la otra su fama de lugar ventoso, que lejos de ocasionar molestias, la convierte en un destino vacacional y de ocio de fama internacional.

Puesta de sol en kite

Para su conocimiento y difusión se creó el Punto de Información Parque Natural del Estrecho, a 7 km de la ciudad, donde se informa sobre las características del paisaje litoral, el fondo marino, las sierras y el patrimonio arqueológico e histórico de este espacio protegido. Una buena manera de comenzar y planificar la visita.

Vista del Castillo de Santa Catalina y la playa de los Lances
Terraza en el centro de Tarifa
Puerto de Tarifa, lugar de salida de los ferris a Marruecos
Panorámica de la playa de los Lances
Duna de Valdevaqueros en Punta Paloma

BAELO CLAUDIA: Ciudad romana

Si nos atraen la Historia y la arqueología, merece la pena acercarnos a Bolonia, y la antigua ciudad romana de Baelo Claudia. Este lugar tan estratégicamente situado no pasó desapercibido para sus fundadores, y en el siglo II antes de Cristo se asentaron junto a esta bellísima playa desde la que casi puede tocarse la costa de África.

Las excavaciones han sacado a la luz un recinto urbano perfectamente ordenado cuya actividad giraba en torno a su fábrica de salazón y garum, así como el comercio con el Mediterráneo y el norte de África.

La visita, que comienza en el Museo, nos lleva a través de su entramado urbano hasta la factoría de salazón, que conserva las piletas donde se depositaba el pescado con la sal. Alrededor del foro, centro de la vida pública, se sitúan los edificios más importantes. Impresiona la basílica, lugar donde se impartía justicia, y que preside una imponente estatua del emperador. El teatro, muy bien conservado, sigue utilizándose ocasionalmente para representaciones artísticas.

Muy cerca, desde el Mirador de la Cueva del Moro, puede contemplarse una de las mejores vistas del Parque del Estrecho, así como una importante población de buitres leonados.

Exterior del Museo de Baelo Claudia con rebaño de ovejas
Sala de exposiciones de Baelo Claudia
Estatua del emperador Trajano
Basílica y mar a escasos metros

ACTIVIDADES EN EL MAR

Dicen los tarifeños que según sople Poniente o Levante debe elegirse una playa u otra entre las muchas que les rodean. Sin embargo, no es lo mismo ir a tomar el sol que practicar submarinismo, algún deporte de viento o adentrarse en el mar para ver delfines. La climatología marca el pulso de la ciudad.

Submarinismo:

Playa Chica se encuentra en el punto más al Sur del continente, entre el pueblo y la Isla de las Palomas, donde se unen los dos mares. Con aguas cristalinas, es un lugar perfecto para el buceo y muchas escuelas de submarinismo de la zona ofrecen allí la oportunidad de ver el fondo del mar.

En el bautismo de buceo se recibe una clase teórica sobre el equipo y la técnica para, a continuación, realizar una inmersión con botella a una profundidad máxima de 12 metros con monitores expertos. La transparencia de las aguas y la belleza del fondo del mar hacen la experiencia absolutamente recomendable.

Aguas cristalinas para el buceo
Castillo de Santa Catalina e Isla de las Palomas

Kitesurf:

Siguiendo la línea costera nos encontramos con Punta Paloma, una bellísima playa a 10 km de Tarifa, reconocible por su duna gigante desde cuya cima se disfrutan hermosas vistas de toda la ensenada. A continuación, llegamos a Valdevaqueros, auténtico paraíso de los deportes acuáticos, donde la estampa de docenas de siluetas practicando el kitesurf es habitual en cuanto sopla algo de viento. Hay unas 50 escuelas que permiten iniciarse en este deporte, que consiste en la utilización de una cometa de tracción unida al cuerpo con un arnés y el deslizamiento por el agua mediante una tabla. Requiere dos o tres días de aprendizaje con la cometa para obtener un control suficiente de la misma y poder disfrutarla en el mar con seguridad. Un deporte para todos los públicos, que requiere más destreza que condición física.

Los Lances es una extensa playa de 8 kilómetros situada en la zona atlántica del pueblo y que, debido a su extensión, recibe diferentes nombres en su distintas zonas. Perfecta para el kitesurf, el baño y el relax, con numerosos chiringuitos a pie de playa, es uno de los mejores lugares para contemplar la puesta de sol sobre el mar.

Vuelo de cometas de Kitesurf
Desplegando las alas
Dominando la cometa

Avistamiento de cetáceos

Desde Tarifa salen también excursiones organizadas con las que pueden observarse de cerca especies como delfines, calderones, rorcuales, orcas y cachalotes, que tienen en estas aguas su residencia permanente o su ruta migratoria. Puede visitarse también el Centro de Interpretación de Cetáceos, desde el que se difunden los conocimientos adquiridos en las salidas de avistamiento e investigación marina.

Para completar la visita, nada mejor que recorrer las calles de Tarifa sin prisa, disfrutando de sus tapas, sus tiendas y su animado ambiente nocturno. Su gastronomía, típica gaditana, cuya estrella es el atún de almadraba en sus infinitas preparaciones, cuenta con una notable variedad de pescados. Restaurantes tradicionales, bares informales de tapas, italianos y chiringuitos junto a la playa, la oferta es amplia y de calidad en este pequeño rincón hogar del viento.

Mapa con diferentes cetáceos que se pueden avistar
Gastronomía tarifeña
Puesta de sol sobre el Atlántico

Guía útil para visitar Tarifa:

  • Dónde comer
    El Chiringuito Tarifa Lounge Bar. Situado a los mismos pies de la playa de los Lances, con inmejorables vistas y decoración muy cuidada. Para darse un capricho junto al mar o para una copa de noche.
    El Ancla. Restaurante de tipo tradicional junto al mismo puerto de Tarifa.  Muy bullicioso y con excelente relación calidad-precio. Deliciosas sus croquetas de chocos y gran variedad de pescados.
    Restaurante La Torre. En la Playa de Valdevaqueros, buen punto de partida para las actividades deportivas de la zona. Restaurante tradicional con cocina local y ambiente agradable.
    Restaurante El Pescador. En el centro de Tarifa, en el paseo de la Alameda. Muy coqueto, con buenos productos del mar.
    La Oca da Sergio. Cocina italiana de calidad con gran variedad de platos y pizzas y trato muy amable. Recomendable la pasta con higo y pesto rojo o con trufa.
    La Antigua, vinos y tapas. En una céntrica calle muy transitada. Perfecta para tapear a mediodía o por la noche. Variedad de vinos, tapas y conservas a buen precio.
  • Dónde dormir
    Hotel el Convento 2*. Tranquilo, coqueto y muy bien situado, con decoración relajante y muy buena atención. Wifi en todo el hotel.
  • Qué hacer
    Bautismo submarino en BuceoTarifa.
    – Disfrutar de una puesta de sol de la playa de los Lances desde uno de los chiringuitos.
    – Ver ejemplares de buitres leonados en el mirador de la Cueva del Moro.
    – Pasear por las ruinas romanas de Baelo Claudia, del s. II a.C.
    – Caminar por las dunas de Punta Paloma o Bolonia.
    – Ver las piruetas de los expertos en kitesurf en la playa de Valdevaqueros.
    – Visita al centro de interpretación de cetáceos y aula del mar
  • Turismo de Tarifa
Sobre Ana Caballero
Viajera vocacional, estudié y trabajé durante años en el sector turístico, hasta que un día descubrí mi pasión por la fotografía. Desde entonces busco en mis destinos su cara más cultural y gastronómica, procurando volver con la esencia y belleza del lugar.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Destino obligatorio para los amantes de deportes náuticos, leyendo el reportaje apetece volver. Buenísimas fotos por cierto

  2. Pingback: Tarifa