Sigue Tubingen

Casi una semana por Tubingen dan para un puñado de fotos decentes y muchos buenos recuerdos, y como no es plan de estar todo el tiempo de lo que hice y deje de hacer, sigo subiendo fotos de las que más me gustaron. En este pueblo hippy, incluso hay un edificio okupa con toda la fachada grafiteada y donde se hacen fiestas universitarias. Lo más curioso, es que justo enfrente hay alguna tienda de fotografía con objetivos y cámaras Leica en el escaparate y un centro comercial estilo El Corte Inglés.

Visita a Tubingen, pueblo en Alemania
Neckar, el río

En algunas fotos se ve bastante nublado, y es que esto no es Benidorm y el sol esta algo escaso, aunque pude disfrutar de algún día de playa y de bastantes helados. También es casualidad que en todas las excursiones hacía un tiempo precioso, pero al volver a Tubingen estaba lloviendo o nublado, pero aún así no para la fiesta.

Visita a Tubingen, pueblo en Alemania
Parque de rivera
Visita a Tubingen, pueblo en Alemania
Callejuela soleada

Poco más puedo contar de interés, ya que me parece que no hay museos en Tübingen ni edificios remarcables, solo una universidad en un castillo, una iglesia antigua con la torre en reparación, un casco antiguo que te transporta a la edad media, un jardín botánico que nada tiene que envidiar a alguno más famoso, una cantidad de cervecerías y heladerías muy superior a la normal, y sobre todo buen ambiente, bicicletas y flores. Solo hay que fijarse en las fotos. En todas hay flores o bicicletas.

El resto de las fotos en la galería de Tubigen en Flickr

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Ohhhh!estuve hace dos años en Tübingen y me encantó su ambiente hippie-bohemio!!era como vivir en un cuento..volveré..algún dia ;)

    unbesin!! saludos