Mega guía para visitar Malta, la isla dulce del Mediterráneo

Malta engancha. No encuentro otra explicación para haber hecho dos visitas en el mismo año, ni para que todas las potencias europeas hayan pasado por aquí en algún momento de la historia. Fenicios, griegos, cartagineses, romanos, árabes, normandos, españoles, franceses y británicos recalaron en este diminuto país, el quinto más pequeño de Europa, ¡más incluso que Andorra!. Algo debe de tener Malta. Será su mezcla de culturas, su patrimonio histórico, su situación geográfica, su mar – ese Mare Nostrum radiante -, su clima, o todo ello fusionado con el toque maltés en esta isla que los griegos llamaban Melite, dulce como la miel.

Qué visitar en Malta by machbel
Bahía de Marsaxlokk

Visitar Malta es muy sencillo, pues es un país moderno plenamente integrado en la Unión Europea desde 2004, y el mayor problema con el que nos podamos encontrar será el de decidir qué sitios visitar, puesto que hay para todos los gustos (excepto montañas de gran altura ;).

Malta está compuesta por tres islas

La más grande también se llama Malta, y es a la que llegaremos porque tiene el aeropuerto. Al norte están las pequeñas Gozo y Comino, visitas muy recomendables sobre todo por sus bahías y monumentos naturales.

Todo el archipiélago se puede visitar sin prisas en 7 días, aunque evidentemente, de cuanto más tiempo dispongamos, más lo disfrutaremos. La isla de Gozo se recorre en 1 día sin problema, pero si queremos acercarnos hasta Comino (¿quién se puede resistir a darse un chapuzón en el Blue Lagoon?), mejor reservar 2 días para estas islas.

Nos quedarían 5 días para la isla de Malta, la grande, en la que visitaremos tanto ciudades como pueblos pesqueros, sitios históricos, sin olvidarnos de playas, bahías y acantilados.

Para leer qué visitar en Gozo en 1 día, tengo este otro artículo.

Qué visitar en Malta by machbel
Balcón con vistas a Armier Bay
Qué visitar en Malta by machbel
El bote más pequeño que vi en Malta
Qué visitar en Malta by machbel
Rock & Roll Star tendero

Ciudades y pueblos a visitar en Malta

Que el tamaño de Malta no te lleve a equívocos, hay mucho para ver. Empezando por las ciudades, aunque son todas muy parecidas, no te puedes perder la capital, La Valeta – Valletta. Sus calles estrechas con siglos de historia, donde te encuentras la estatua de un santo en cada esquina, me recordaron mucho a Lisboa.

En medio día se puede recorrer sin problemas la ciudad andando, sin dejar de visitar la espectacular y dorada Concatedral de San Juan – St John’s Co-Cathedral (atención a las banderas de la corona de Aragón que recubren todo su interior y a los Caravaggio); la plaza de San Jorge – St George´s Square, donde se encuentra el Palacio de la República; y la calle de los bares con solera, Strait Street.

Desde Upper Barrakka Gardens hay una de las mejores panorámicas a la inmensa bahía de Valletta, en la que seguro hay varios trasatlánticos haciendo escala. En frente, las conocidas como 3 ciudades – 3 cities, que no son otras que Vittoriosa, SengleaCospicua (Il-Birgu, L-Isla, Bormla respectivamente en maltés) nos esperan para que las visitemos cogiendo el pequeño barco que va desde el Valleta Waterfront hasta Vittoriosa, en uno de los recorridos en barco más espectaculares de la isla.

Si el ferry normal ya terminó de circular, espera un poco al lado de la señal y seguro que se acerca algún marinero local dispuesto a llevarte al otro lado en su bote. Malta es un país echado al mar, por lo que creo que aquí la gente tiene antes una barca que un coche. Por lo menos, es mucho más útil para desplazarse.

Las 3 ciudades son iguales que cualquier otra localidad de las islas, si no fuera por el puerto repleto de barcos de todos los tamaños, por las fortalezas defensivas (algunas se pueden visitar, según su estado de restauración), y por calles como Triq San Duminku, una verde sorpresa entre tanto amarillo.

Como también en cualquier otra población de Malta, hay iglesias para dar y tomar (365 en total en todo el país), y algunos museos que pueden ser interesantes, como el Malta en Guerra – Malta at War, el Palacio del Inquisidor – Inquisitor´s Palace, único en el mundo abierto al público, y el Museo Marítimo – Maritime Museum. Pero sin duda lo más bonito es la bahía.

Qué visitar en Malta by machbel
Waterfront de Valletta desde Vittoriosa
Qué visitar en Malta by machbel
Concatedral de San Juan en Valletta
Qué visitar en Malta by machbel
Calle con balcones y vírgenes
Qué visitar en Malta by machbel
Interior del museo de la Inquisición
Qué visitar en Malta by machbel
Barcos en la bahía de Vittoriosa

Continuando con poblaciones, otra de las que más me impresionó resultó ser la diminuta Mdina, en el centro de la isla. Esta fue la antigua capital del país, hasta que se trasladó a La Valeta. Conocida como la ciudad del silencio, pues apenas quedan 300 habitantes en sus estrechas calles, tiene algunos de los palacios más bonitos, así como un mirador desde el que se ve toda la isla.

Se suelen hacer paseos en carro de caballos por sus callejuelas. Si pasas por allí, no te olvides de saludar a Joey, uno de estos simpáticos taxistas, y que ostenta con orgullo el título de tener el bigote más grande de toda Malta.

Siendo un país tan mediterráneo y echado al mar todavía no visitamos ninguna villa marinera con encanto, así que nada mejor que Marsaxlokk (me encanta este nombre), o la cercana Marsaskala, ambas al sur. En sus bahías encontraremos los peculiares barcos malteses pintados con vivos colores y cuyos ojos en proa miran al mar a modo de amuleto. Son villas bonitas, pero a mí personalmente me desilusionaron un poco. En las fotos nunca se muestran las fábricas que rodean las bahías, y que le restan encanto al lugar. Aun así, dicen que el mejor pescado se come en estos pueblos, sobre todo los días de mercado.

Hay otras poblaciones como St Julians, Sliema o Bugibba, que poco se diferencian de otras localidades maltesas, por lo que si pasamos por ellas bien, pero tampoco nos perdemos nada si las dejamos de lado. Son ciudades turísticas llenas de estudiantes de inglés, más caras, por tanto, que otras.

También existen casos como el de Zejtum, de la cual lo más curioso es el nombre (de aquí proviene la palabra aceituna), y en Mosta veremos la madre de todas las iglesias, con la gran cúpula de 37 metros de diámetro de la Mosta Rotunda. Eso sí, lo que no faltará por doquier es un buen montón de gatos, mascota por excelencia de la isla. En cambio, perros vi en muy pocos sitios.

Qué visitar en Malta by machbel
Joey, el bigote más grande de Malta
Qué visitar en Malta by machbel
Vista desde Mdina a Mosta y la campiña maltesa
Qué visitar en Malta by machbel
Calle de Vittoriosa
Qué visitar en Malta by machbel
Casa parchís en Marsaxlokk (me encanta este nombre)
Qué visitar en Malta by machbel
Calle Triq San Duminku

Lugares bonitos a visitar en Malta

Habiendo terminado con las ciudades, vamos con la parte que a mí me gusta más: la naturaleza. El archipiélago tiene una gran densidad de población, la mayor de toda Europa, por lo que siempre estaremos cerca de alguna población.

Esto no evita que haya lugares preciosos, casi siempre en la costa. Si buscamos playas de arena dorada y fina, toda una rareza en la pedregosa costa maltesa, Mellieha Bay, Gnejna Bay y Golden Bay son las mejores, por no decir las únicas.

Aquí lo que abundan son los acantilados y las extrañas formaciones rocosas. La más conocida es la Blue Grotto, al sur, y se puede ver tanto desde el mirador como en barca.

Cuidado con los horarios, porque las barcas dejan de operar muy pronto. Muy cerca está la también frecuentada St Peter´s Pool, una especie de piscina natural donde se hacen espectaculares saltos al agua. Un poco más al noroeste encontramos los acantilados de Dingli – Dingli Cliffs, el punto más alto de toda Malta, con sus 253 metros de tajada sobre el Mediterráneo.

Il-Majjistral Nature & History Park y Qammieh, al norte, son las zonas más deshabitadas donde disfrutar de paseos por la costa maltesa.

Qué visitar en Malta by machbel
Ojos de Malta
Qué visitar en Malta by machbel
Piscina en Sliema
Qué visitar en Malta by machbel
Islote en el Mediterráneo
Qué visitar en Malta by machbel
Viendo el oleaje al lado de Blue Grotto

Qué hacer en Malta

Puede sonar un poco tonto el título, pero en estas islas hay mucho más para hacer de lo que se cree. Evidentemente al ir como turistas a Malta queremos visitar los lugares más bonitos y característicos, pero hay muchas cosas más allá de los tópicos.

Hay tres lugares patrimonio de la Humanidad, el Hipogeo de Hal Saflieni, los templos megalíticos repartidos entre Gozo y Malta, y por supuesto Valletta, así como numerosos yacimientos arqueológicos que harán las delicias de los viajeros más culturales.

El mar es un gran atractivo en todas sus formas, ya sea para navegar o para bucear en él. Este es uno de los deportes más practicados, aprovechando las claras aguas que rodean la isla y a que tienen los mejores precios para adentrarse en este caro deporte.

Si queremos relajarnos en la playa tomando el sol, estamos de suerte, pues aquí el verano dura hasta bien entrado el mes de octubre, y los inviernos son muy suaves.

Otro de los grandes atractivos es el ir a estudiar inglés en Malta (yo estuve estudiando en la academia Elanguest). Es uno de los idiomas oficiales, y el coste de la vida aquí es mucho menor que en Gran Bretaña, además de tener buen tiempo, lo que atrae a muchos italianos y españoles a estudiar la lengua de Shakespeare bajo el sol.

En cuanto a eventos culturales y deportivos no debe llevarnos a engaño el pequeño tamaño de la isla. Es todo un país, siendo punto de parada para giras internacionales de conciertos, regatas, y muchas otras actividades.

Estudiar inglés en Malta by machbel
Estudiantes en clase de inglés
Qué hacer en Malta by machbel
Tocar el piano en la calle
Qué hacer en Malta by machbel
Se puede tomar el sol en cualquier lugar
Qué hacer en Malta by machbel
Paseando a la virgen de la parroquia

Cómo moverse por Malta

Sólo tenemos una opción, por carretera, y aquí podemos escoger qué vehículo con ruedas usar. Tenemos los autobuses públicos, que llegan a cualquier punto de la isla, pero nunca se sabe muy bien a qué hora, ya que son bastante lentos porque hacen muchas paradas y el tráfico es horrible. Además, si van llenos, el conductor no nos permitirá entrar.

Lo bueno es que los autobuses son muy baratos, 1,50€ el bono de un día

El recorrido único cuesta 1,30€, así que siempre acabas cogiendo el bono de un día. Son la opción más económica, pero llega a desesperar su lentitud. La estación principal por donde pasan todos los autobuses está a la puerta de Valletta, algo a tener en cuenta.

Una opción muy “guiri” son los buses turísticos, que aquí recorren la isla con diferentes rutas. Los probé tanto en Gozo como en Malta, y si bien son muy caros, sobre todo comparado con el precio del bono por un día de autobús, recorren sólo los lugares más interesantes, por lo que se supone que deberíamos de ahorrar tiempo.

Al final tardan poco menos que el autobús normal en llegar a ciertos sitios, así que creo que es más rentable ir más días y usar el transporte público, que ir a la carrera en los buses turísticos. Éstos, además, terminan de funcionar muy temprano, sobre las 17:30.

Así, sólo nos queda optar por coche de alquiler o bicicleta. Con el coche iremos protegidos del sol, de los otros coches, y no nos cansaremos, pero hay que tener en cuenta que por la herencia británica circulan por el lado equivocado, el izquierdo, y que más que conducir, hacen carreras de cuadrigas a ver quién hace la mayor locura en la carretera. Nunca había visto tantos accidentes de tráfico en tan pocos días.

Menos mal que no hay sitio para correr mucho, de este modo sólo se lamentan daños materiales. Además, alquilando el coche a todo riesgo, no hay que preocuparse por nada, sólo de poder cruzarnos con los autobuses por la carretera. Toda una experiencia.

El inexistente relieve maltés es ideal para no cansarse mucho en bicicleta, pero ni las carreteras ni los conductores están preparados para los ciclistas, ni el abrasador sol de verano es el mejor para hacer deporte. Aunque ahí queda como opción para los más valientes.

En resumen, si vamos con tiempo de sobra y bolsillo ajustado, el autobús público funciona, y si queremos ver más cosas, no nos quedará más remedio que alquilar un coche y esquivar a los conductores suicidas.

Transporte en Malta by machbel
Cruce de autobuses
Transporte en Malta by machbel
Autobús en hora punta
Transporte en Malta by machbel
Accidente de tráfico
Transporte en Malta by machbel
Barcos en el puerto

Dónde comer en Malta

La comida es una de las cosas que más me sorprendió y gustó de Malta. Tantas civilizaciones pasaron por esta tierra que cada una ha dejado su granito de arena en el tema gastronómico, excepto la británica, que los malteses fueron lo suficientemente hábiles de omitir en su extensa lista de platos típicos. Así, nos encontraremos con una excelente cocina mediterránea llena de sabores y de hierbas aromáticas, con una fuerte influencia italiana, toques árabes muy sabrosos, y nada que recuerde que fueron una colonia británica, para suerte de nuestro paladar.

Tan solo el 20% de los alimentos consumidos se producen en la isla, por lo que muchos productos son importados de Italia, de ahí la abundante presencia de pastas y pizzas.

Los reyes indiscutibles de la gastronomía son el atún y los pescados, y según dicen donde se come el mejor pescado al mejor precio es en Marsaskala, por delante de la archiconocida Marsaxlokk (me encanta este nombre), donde la creciente fama ha hecho que los precios hayan subido. Aun así, el precio de la comida es muy barato en todos los sitios, a excepción de St Julians y Sliema, que como son las ciudades de los estudiantes de inglés y de los turistas de sol y playa, tienen precios equiparables a la media europea.

En cuanto a carnes, el conejo a la maltesa (stuffat tal fenek) es el plato típico, y si queremos algo más suave, no hay que dejar de probar los típicos Pastizzi (pastelitos de hojaldre rellenos de requesón, carne, verdura o guisantes) y la Ftira, el bocadillo de atún con pan de leña.

Seguro que vas a disfrutar mucho de la variada comida maltesa.

Comida típica de Malta by machbel
Tartar de gambas con cebolla
Comida típica de Malta by machbel
Pastizzi de espinacas
Comida típica de Malta by machbel
Calamares y chopos fritos
Comida típica de Malta by machbel
Atún con aceite y olivas

Dónde dormir en Malta

Aquí tenemos para todos los gustos. Por ejemplo, Valletta es una ciudad preciosa, pero para alojarse es un poco aburrida, pues de noche hay pocos bares y restaurantes abiertos, además de ser muy caros por tratarse de la capital. De supermercados casi mejor no hablar, sólo hay pequeñas tiendas.

Encontrar aparcamiento es prácticamente imposible, por lo que no es una buena opción si cogemos coche de alquiler. En cambio, si vamos a usar el transporte público, la estación principal por donde pasan todos los autobuses se encuentra a la puerta de Valletta.

La zona de St Julians y Sliema está muy concurrida, ya que es donde se encuentran las escuelas de inglés y la mayor parte del turismo, pero son ciudades más amplias que Valletta y con más servicios, por lo que las considero mejor opción para hospedarse. Estuve alojado tanto en Valletta como en St Julians, y sin duda me quedo con la segunda. Es mucho más completa. Además, si queremos salir de noche, la zona de Paceville en St Julians y la bahía de Spinola – Spinola Bay las tenemos a un paso.

Si preferimos un hotel de playa o alejado de las grandes ciudades, hay opciones para todos los gustos, así que seguro que encontraremos algo que se adecue a nuestros gustos y bolsillo.

Alojamientos en Malta by machbel
Vista a la Portomaso Tower desde la piscina de un hotel
Alojamientos en Malta by machbel
Salón del Palazzo Citta Valletta Apartments
Alojamientos en Malta by machbel
Opciones para alojarse hay muchas
Alojamientos en Malta by machbel
Balcones típicos

Consejos varios para nuestro viaje a Malta

Para terminar, nada mejor que una serie de pequeños consejos que hay que tener en cuenta para planear nuestro viaje a Malta y así disfrutar aún más de la estancia.

  • El clima es mediterráneo cálido, habiendo sólo dos estaciones. En verano hace mucho calor húmedo y el sol pega con fuerza y en invierno puede llover de forma torrencial. Uno de los mejores meses para visitarla es en octubre, pues sigue haciendo bastante calor pero ya es considerada temporada baja en hostelería.
  • Siempre hace viento, porque no hay árboles de protección. Fueron talados en la prehistoria.
  • En las casas particulares usan el enchufe británico de 3 tomas, así que hace falta adaptador. Los hoteles suelen tener tanto toma británica como europea, por lo que no pasa nada si nos olvidamos del adaptador.
  • No hay serpientes venenosas en la isla. Una de tantas cosas obvias que dicen los autobuses turísticos.
  • El control de seguridad del aeropuerto es muy exhaustivo. A mí me hicieron vaciar toda la mochila con el material fotográfico, porque según ellos, llevaba demasiadas cosas. Algo a tener en cuenta si llegamos con el tiempo justo.
  • Las distancias en Malta son pequeñas sobre el mapa, pero el tráfico está muy saturado. Mejor hacer los trayectos con tiempo de sobra.
  • La gente es muy agradable, no tengas miedo de preguntarles aunque no entiendas en qué están hablando. Seguro que te responden en inglés.
  • No te preocupes mucho por usar o por la ausencia de contenedores que reciclan la basura, al final termina todo en el mismo vertedero. No hay planta de reciclaje en la isla.
  • Aunque lo veas todo muy desordenado o sucio, Malta es un país muy seguro. Se puede andar por calles solitarias de noche sin tomar precauciones especiales.
  • El agua es un bien escaso, y además la del grifo no se puede beber. Ten siempre varias botellas de agua a mano, aunque sea de la que envasan en la isla.

 

Más información:

  • Qué hacer:
  • Dónde dormir:
  • Dónde comer y beber:
    • Restaurante Il-Horza. 6 St.Christopher Street, Valletta. Excelente restaurante de comida moderna mediterránea. Precio alto.
    • Restaurante Palazzo Preca. 54 Strait Street, Valletta. Cocina típica de buena calidad. Precio medio – alto.
    • The Pub. 136 Archbishop Street, Valletta. Antro añejo en el que falleció el actor Oliver Reed durante la filmación de la película Gladiator. Tiene mucha historia en sus paredes.
    • Badass Café. 46 Old Theatre, Street, Valletta. Cafetería para tomar unas copas o comer unas hamburguesas baratas.
    • Café Jubilee. 125 St Lucia Street, Valletta. Franquicia de pubs con ambientación británica donde desayunar o comer a precio módico.
    • Restaurante Baia Beach Club. Little Armier, Mellieha. Cocina de productos frescos con buenas vistas al mar en una terraza tipo Ibiza. Precio alto.
  • El contenido de este artículo forma parte de mi experiencia personal en el blogtrip Blog Island Malta organizado por iambassador en alianza con Turismo de Malta y apoyados por Air Malta, así como en mi siguiente viaje para visitar la escuela de idiomas Elanguest.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: La isla dulce del mediterráneo: Malta |Fotogalería · Viaje con Escalas

  2. Pingback: La biblia de cómo viajar barato - machbel

  3. Fantástico artículo, a mi de Malta me fascinó Naxxar, el pueblo más bonito y limpio que vi, con callejones amplios repletos de plantas, vecinos encantadores y bandas de músicos por las calles los sábados por la mañana.

  4. Pingback: 10 lugares naturales de España que todos deberíamos conocer (edición 2015) - machbel

  5. Voy a ir unos días a Malta en Febrero y me ha parecido muy interesante lo que cuentas. Tus consejos los tendré en cuenta. Voy 6 días sola (me gusta hacerlo de vez en cuando) y me han hablado maravillas de la isla, no se si sera el mejor tiempo para hacerlo pero ahí voy. Preciosas fotos y preciosa afición/trabajo. Gracias. Te contaré a la vuelta. Voy del 16 al 21 y me voy a alojar en el Marina Hotel en Saint Julien

    • Hola Alicia, seguro que lo pasas genial, en Malta en febrero hace un tiempo primaveral sin demasiado calor, y Sant Julian es la zona más animada de la isla. Además, en 6 días vas a tener tiempo para ver la mayoría de lugares, buen viaje! Ya me contarás

  6. Pingback: Cerdeña en 10 sensaciones mostradas en fotografías - machbel

  7. Hola Víctor Gómez,
    Muchas gracias por todo lo que ofreces.
    Soy una viajera en solitario,de Sevilla.
    Este año marcho a Malta.
    Un saludo
    Malena

  8. Excelente presentación de ésta guía por la abundancia de detalles prácticos, que son los primeros a los que has de echar mano en un lugar desconocido.
    Muchas gracias Víctor.