Las 7 mejores estaciones de esquí de los Pirineos

¿Te gusta el esquí? Los Pirineos es uno de los mejores lugares para esquiar de Europa, y sus estaciones de esquí poco tienen que envidiar a las de los Alpes. Con estaciones repartidas entre España, Francia y Andorra, aquí encontrarás opciones para todos los gustos, desde los que buscan un ambiente más familiar, hasta los fanáticos del snowboard.

Disfrutando de la nieve de la montaña
Disfrutando de la nieve de la montaña

Formigal (Pirineo aragonés): 137km, 103 pistas

Situada en la cabecera del Valle de Tena, a hora y media en coche de Zaragoza, esta es una de las mayores estaciones de esquí de los Pirineos, y su tamaño se nota en lo preparada que está para soportar grandes cantidades de personas sin aglomeraciones en sus modernos remontes.

A parte de esquiar, en Formigal se pueden practicar muchos otros deportes de nieve, ya que cuenta con pistas de slalom, baches, karting, para deslizarse en donuts, trineos tirados por perros (mushing) o trineos normales, motos de nieve, paintball de nieve, e incluso la posibilidad de construir iglús. Opciones hay para todos los gustos. Descubre todas las ofertas de esquí en Formigal que ofrece Esquiades.com. Sin duda, es la empresa que cuenta con los mejores precios en cuanto a deporte de invierno.

Con pistas anchas y bastante largas, Formigal es una opción que nunca defrauda al visitante.

 

Cerler (Pirineo aragonés): 77km 66 pistas

Dicen que Cerler es la pista de esquí con las mejores vistas, pues está rodeada por las montañas más altas de los Pirineos, como son el Aneto (3.404 metros) y la Maladeta (3.308). Situada a 150km de Huesca, en pleno valle de Ribagorza, y a pocos kilómetros del bonito pueblo de Benasque, su mayor inconveniente es que en invierno se llena la carretera, produciendo atascos.

En Cerler podemos disfrutar, además del esquí, del speed riding, una disciplina que combina el esquí y la vela, ¡suena emocionante!

Pueblo de Benasque
Pueblo de Benasque

Saint-Lary (Francia): 100km, 56 pistas

Pasamos al lado francés para visitar la estación de esquí de Saint-Lary, una de las más familiares del Pirineo Francés y con pistas para todos los niveles.

Su carácter familiar se nota en las instalaciones, pues en Saint-Lary encontrarás pistas para trineos, jardín infantil de nieve para niños menores de tres años y pistas de esquí especiales para niños, para que ellos también puedan empezar a disfrutar de este deporte blanco.

Sus alrededores son muy bonitos, con lugares tan espectaculares como el lago de L´Oule, así como el parque Nacional de los Pirineos Franceses y la reserva natural de Néouvielle. Además de esquiar, en Saint-Lary podrás hacer mucho turismo.

Baqueira-Beret (Pirineo catalán): 155km, 104 pistas

La gran estación de esquí de Cataluña, Baqueira-Beret puede presumir de la buena calidad de sus nieves, pues es la única en todos los Pirineos que está situada en la cara norte, lo que hace que conserve la nieve mucho más allá que otras estaciones.

Baqueira-Beret tiene muy buenos itinerarios para freeride, y aunque su forfait es de los más caros de los Pirineos, dicen que su calidad lo merece. No en vano, aquí suele venir a esquiar la Familia Real española.

Vallnord (Andorra): 93km, 71 pistas

En Andorra hay dos grandes estaciones de esquí, Vallnord y Grandvalira. Vallnord, situada muy cerca de Andorra la Bella, se reparte entre las pistas de Ordino-Arcalis y Pal-Arinsal, cada una con su propio carácter.

Así, Ordino-Arcalis es la indicada para los amantes del snowboard, pues tiene 15 kilómetros de pistas para disfrutar de esta especialidad.

En cuanto a Pal-Arinsal, es mucho más familiar, y aquí, esquí aparte, podemos practicar otros deportes como el mushing, la moto de nieve o la travesía con raquetas de nieve.

Esquiando en Vallnord
Esquiando en Vallnord

Grandvalira (Andorra): 210km, 127 pistas

Grandvalira es la estación más grande de los Pirineos, repartiéndose sus pistas entre Soldeu-El Tarter y Pas de la Casa-Grau Roig. Para acceder a las pistas hay seis entradas diferentes, lo que facilita su acceso y disminuye las masificaciones.

La mayoría de las pistas en sus más de 200 kilómetros esquiables son de nivel fácil o medio, esto permite que la estación sea una buena elección para mejorar nuestro esquí.

Destaca su buen snowpark, así como sus fueras de pista. Además, si lo nuestro es la gasolina, justo en frente de Grandvalira encontraremos el circuito sobre hielo de Pas de la Casa.

Pistas de Grandvalira
Pistas de Grandvalira

Alp 2.500: Molina+Masella (pirineo catalán): 142km, 145 pistas

Con el nombre de Alp 2.500 se conoce a la unión de las estaciones de esquí de Molina y Masella, que comparten forfait para que así disfrutemos más de unos cuantos días de nieve.

En cuanto a la estación de esquí de la Molina, puede presumir de ser la más antigua de España, y cuenta, en su mayoría, con pistas azules y verdes indicadas para novatos. Además de las pistas para esquiar, hay pistas para trineos y circuitos para raquetas de nieve.

Masella destaca por su cercanía a Barcelona, estando a dos horas en coche de la ciudad condal, y por contar con una novedad muy atractiva: es posible practicar el esquí nocturno, lo que amplía nuestra jornada en la nieve más allá de las horas de sol.

 

Estas son algunas de las mejores estaciones de esquí en los Pirineos, en las que podrás disfrutar de buenas jornadas esquiando sobre la nieve recién caída. ¿Conoces alguna de ellas? ¿Cuál es tu favorita?

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.