La primavera llega a Nueva York

Ya es primavera en Nueva York, que diría el anuncio del centro comercial. Realmente todavía no se deja ver la estación más cambiante en cuanto a climatología en la gran manzana, si no fuera por los árboles que empiezan a florecer. Eso sí, con unas flores muy raras. Las hay negras, blancas, rojas, amarillas e incluso multicolores. No tienen mucha pinta de ser naturales, pero le dan colorido a la ciudad.

Árboles floreciendo en Nueva York

Todas estas «flores» improvisadas están en casi todos los árboles, ya que entre la suciedad de Nueva York y el fuerte viento de estos días, las bolsas se quedan enganchadas, dando un aspecto postapocalíptico a la ciudad de las mil y una catástrofes, ya que en las películas siempre le pasa todo lo malo.

La gran manzana nunca duerme, y nunca se limpia.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.