Ferrari, Lamborghini, la casa de Enzo Ferrari y Ducati, visitando los templos del motor en Italia

Superdeportivos. Es en lo que piensas al oír Ferrari y Lamborghini. Coches creados con la única intención de ser rápidos, muy rápidos, sin importar nada más. Bueno, quizás el diseño también entre en la ecuación, que para eso estamos en Italia. En este país no saben hacer nada feo, debe ser algo innato. Un segundo menos contra el cronómetro es la mejor recompensa tras años diseñando y creando estos vehículos que la mayoría de nosotros nunca poseeremos, y que nos tenemos que conformar con admirar las raras veces que se ven por la calle o cuando los vemos en un museo.

Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Ferrari atrapado

En parado estas bestias del asfalto parece que están dormidas, pues el rugido de su motor es casi tan importante como sus prestaciones o cuidado diseño, pero para cualquier aficionado a los coches, como yo, el mero hecho de poder admirar tranquilamente estas maravillas de la tecnología sobre ruedas bien merece el viaje hasta la región de Emilia-Romagna, en Italia, para visitar los museos de Ferrari, Lamborghini, y otras marcas.

Maranello es el punto de partida de esta peculiar ruta museística, que por supuesto recorrí en coche italiano, aunque me tuve que conformar con un Fiat Bravo de alquiler. Esta pequeña población italiana es la casa de la marca de deportivos por excelencia: Ferrari. Tan sólo pronunciarla ya hace que tu cuerpo se estremezca con la adrenalina de las carreras y velocidad.

La rotonda de la entrada a Maranello está presidida por el Cavallino Rampante de la marca, para pocos metros después llegar a una gran fábrica, igual de gris que cualquier otra, donde ondean unas banderas amarillas con un caballo negro. Aquí dentro es donde se crea la magia, la factoría Ferrari. Tanto la fábrica como la pista de Fiorano se pueden visitar en el recorrido que hacen en autobús (por supuesto, marca Ferrari), pero no te puedes ni bajar ni hacer fotos, así que cada uno vea si le compensa esta excursión.

Y llegamos a la primera parada, el Museo Ferrari Maranello. Sus 6 salas de exposición son el Sangri-La para cualquier tifosi, ya que aquí nos encontraremos con los modelos más representativos y únicos de la casa. Los vehículos los cambian cada pocos meses, según la exposición del momento, pero siempre es seguro que te vas a encontrar con super coches.

En mi primera visita había un especial de Ferrari en las carreras y en el cine, por lo que pude ver modelos como el redondeado 330 P3 de Le Mans; el siempre melancólico Dino; el clásico y hermoso 288 GTO; el 500 F2 con el que Ascari ganó el primer título de F1 para Ferrari; rarezas como el 275 GTB/4 que perteneció a Steve McQueen; y uno de mis favoritos, el salvaje F40 Competizione, el fórmula 1 carrozado con 700 cv que creó escuela a finales de los 80.

En mi segunda visita al museo, a finales de 2016, estaba todo mucho más centrado en la competición, con piezas raras de diferentes carreras de resistencia como Le Mans, o la fórmula 1 de los 80s y 90s. Además, añadieron la posibilidad de tocar algunos volantes, como el clásico de madera de los años 60 hasta los actuales mandos de fórmula 1, que más recuerdan a una nave espacial.

Estos son sólo algunas de las más de 40 joyas con pedigrí del museo Ferrari que podemos ver en las dos plantas, todas reales, como atestiguan los recipientes que tienen debajo para las pérdidas de aceite.

Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
F330 P3 Le Mans
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Interior de uno de los primeros fórmula 1
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Proyecto F150, base del moderno LaFerrari
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
F40 Competizione de película
Tropecientos +1 caballos

Atravesamos un oscuro pasillo para entrar en la impresionante Sala Victorias, un inigualable lugar en el que admirar los 8 fórmula 1 más importantes que han ganado un campeonato para Ferrari, compartiendo espacio con los trofeos y el significativo tributo a los grandes pilotos que se sentaron en estos cavallinos rampantes. Alberto Ascari, Juan Manuel Fangio, Mike Hawthorn, Phil Hill, John Surtees, Niki Lauda, Jody Scheckter, Michael Schumacher, Kimi Räikkönen, Fernando Alonso, todos están aquí. Imposible que no se te pongan los pelos de punta con la música y las imágenes que se ven en esta sala. Pura esencia Ferrari.

La exposición sigue con los Ferraris extraterrestres, engendros de pruebas con entradas de aire monstruosas, capós deformes para probar amortiguadores o el mítico camuflaje negro para que los paparazzi no reconozcan el nuevo modelo en desarrollo.

Termina el museo Ferrari con el proceso de desarrollo del siguiente Ferrari, en este caso LaFerrari, el primer modelo híbrido surgido de Maranello y cuyos números son de infarto: 963cv, 0 a 100 km/h en 2,92 segundos, 0 a 300 km/h en 15 segundos, vuelta más rápida de un vehículo de calle en el circuito de Fiorano. Vamos, otra bestia rossa dispuesta a romper todos los cronómetros.

Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Sala Victorias museo Ferrari
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Sala Victorias museo Ferrari
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Milo Manara y Ferrari
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Museo Casa Enzo Ferrari de Módena
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Museo Casa Enzo Ferrari

Además de los coches, todo el museo está plagado de motores, piezas mecánicas, asientos, …, con lo que conoceremos hasta el más mínimo detalle de estos coches de ensueño. En hora y media se puede ver el museo, pero si eres un auténtico loco de los coches, vas a necesitar unas 2 horas.

Todavía en shock por tanta maravilla vista en el Museo Ferrari de Maranello, tocaba la siguiente parada, la bonita ciudad de Módena, que algunos conocerán por su vinagre balsámico, y todos por ser la casa de Enzo Ferrari, creador de la Scuderia en 1929.

El Museo Casa Enzo Ferrari combina la parte histórica, con la nave de ladrillo donde se encontraba la Officina Meccanica Alfredo Ferrari, origen del mito y que muestra la historia de Enzo, y un hipermoderno edificio amarillo en el que se exponen diferentes vehículos relacionados con la competición, todos reales. Como en el anterior museo, aquí las exposiciones también son temporales, y se pueden encontrar unidades de otros constructores a parte de Ferrari.

En mi visita al Museo Casa de Enzo Ferrari me encontré algunos de los fórmula 1 más importantes de la historia, con modelos como el Williams FW15D, que fue el último que condujo Senna antes de su desgraciada muerte; el McLaren-Honda MP4/4, uno de los f1 más laureados; el Mercedes W196 Typ Monza; y así hasta una veintena de joyas del motor. Un museo un poco más pequeño, pero el valor de las piezas que se exponen hace que sea digno de visitarse.

Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Parte trasera de fórmula 1 antiguo
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Mercedes W196
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Fórmula 1 Minardi Lamborghini
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
McLaren-Honda MP4/4 de Ayrton Senna

Para terminar el día, nada mejor que los superdeportivos más locos y estrambóticos, los Lamborghini, cuya fábrica y museo están en Sant’Agata Bolognese.

La historia de esta marca es muy curiosa, y también está relacionada con Ferrari. Ferruccio Lamborghini era un fabricante de tractores que se hizo millonario con su negocio, viviendo una vida opulenta en la que se incluyen varios Ferrari, con los que siempre tuvo problemas mecánicos, hasta el punto de llegar a discutir con Enzo por la cantidad de averías de sus coches. La conversación terminó con Ferruccio decidido a fabricar sus propios deportivos realmente fiables y potentes, creando la casa Lamborghini en 1963.

Desde aquellas, algunos de los modelos más emblemáticos, como el imposible Countach, el sobrio Miura, el anguloso Aventador o el futurista Sesto Elemento han captura la imaginación de muchos, sobre todo con sus numerosas apariciones en el cine, y es que su demencial estilo hace que sean idóneos para las películas.

En cuanto al museo, casi parece que estemos visitando un concesionario. Los coches están expuestos sin más, junto a un cartel indicando que modelo es y sus características técnicas, siempre asombrosas. Como no, tenían que darle un toque Lamborghini al museo, encontrándonos con un Aventador colgado de la pared cual cuadro, o un Sesto Elemento sin carrocería para poder ver toda la mecánica.

Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Museo Lamborghini
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Mirando el interior del Lamborghini Aventador
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Detalles de carbono y titanio
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Lamborghini Countach
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Lamborghini Gallardo LP560
Museos del norte de Italia Ferrari y Lamborghini by machbel
Lamborghini Aventador como cuadro

Hay piezas raras, como un Diablo descapotable, un prototipo del nuevo Miura, e incluso el Minardi con motor Lamborghini de 1992. Curiosamente en competiciones automovilísticas Lamborghini nunca ha sido puntera, a excepción de GTs, aunque en competiciones de fuera bordas las lanchas con sus motores han ganado varios campeonatos del mundo.

Otro museo más que cualquier amante al motor no se puede perder, y aunque no tiene el aura mística y montaje de Ferrari, tan sólo por ver tanta maquinaria Lamborghini junta, merece la pena. Además, fácilmente veremos Ferraris, Maseratis y Lamborghinis de calle y de pruebas mientras recorremos esta zona de un museo a otro.

Los amantes de las dos ruedas también tienen su propio lugar fetiche a un paso de la bohemia ciudad de Bolonia (Bologna), en la fábrica y museo de Ducati.

En este recién renovado museo con forma de casco de competición gigante, conoceremos la historia de este antiguo fabricante de artículos electrónicos como radios, cámaras de fotos o calculadoras, reconvertido a constructor de motocicletas en 1946 después del gran éxito de su primera invención con ruedas, el Cucciolo.

El éxito de esta bicicleta con motor fue tal que desde aquel momento no hicieron otra cosa más que fabricar grandes motos, y hasta hoy continúan por esa senda, cosechando importantes victorias en las carreras más prestigiosas. Estamos en Italia, aquí todo lo que tiene ruedas está pensado para correr más y más.

Motos que compitieron en MotoGP y SuperBike
El cucciolo, la bicicleta con motor que inició la leyenda
by machbel
El temperamento italiano de la 750 F1 lanzada en 1985
Gama cromática de las motos Ducati
by machbel

El museo Ducati, a parte de exponer sus motos más emblemáticas de calle así como las mejores de competición, también tiene un expositor con los trofeos conseguidos en estos más de 60 años de competición, y la clásica muestra de como ha ido evolucionando el mono y casco de los pilotos, una de las partes más curiosas en todos estos museos.

Una visita muy recomendada para los que les guste el mundo de las motos y de la competición sobre ruedas en general, pues aporta una visión más amplia del conjunto.

Por si estos fantásticos museos no fueran suficientes, en las cercanías de Bolonia hay más museos del motor, como el Maserati, además de muchas colecciones privadas. Y es que el valle del motor de Italia es tradición automovilística. Y leyenda.

Información para visitar el Motorvalley italiano:

  • Discover Ferrari & Pavarotti Land es una nueva forma de visitar los dos museos Ferrari así como otros lugares importantes en Módena, como son la casa de Pavarotti, fábricas de aceite balsámico, bodegas de vino y otras productoras de alimentos típicos. Los lugares de interés se visitan en autobuses propios que hacen un recorrido cerrado, al estilo hop-on hop-off. El recorrido se puede iniciar desde Bolonia y Módena.
  • Museo Ferrari Maranello (Via Dino Ferrari 43, Maranello)
    Posibilidad de adquirir la entrada junto al Museo Casa de Enzo Ferrari
  • Museo Casa de Enzo Ferrari (Via Paolo Ferrari, 85, Módena)
    Hay autobús lanzadera entre este museo en Módena y el Museo Ferrari de Maranello.
  • Museo Lamborghini (Sant’Agata Bolognese)
    Posibilidad de visitar la fábrica reservando con antelación
  • Museo Ducati (Via Antonio Cavalieri Ducati, 3, Bologna)
    Hay visitas guiadas al museo y existe la posibilidad de visitar la fábrica
  • Turismo Emilia-Romagna
Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Menuda maravilla, sin duda los visitaré ambos, porque son una pasada, espero que a finales de 2015 puedan contar con un Ferrari conducido por Alonso en la sala de los monoplazas históricos de F1, aunque viendo como están las cosas con un 2014 tirado a la basura, no creo que 2015 sea mucho mejor… xD

    Saludotes.

    • Son una pasada. Lo de Alonso a ver, porque Ferrari parece que se ha olvidado de hacer F1 rápidos y tiene que vivir de su historia.

  3. Pingback: Visita al museo del automóvil de Torino (Turín). La catedral de los coches - machbel

  4. Pingback: Visita al Mónaco más racing. Qué ver relacionado con los coches y la competición - machbel

  5. Pingback: Museo de Fernando Alonso en Asturias, la mayor colección permanente de fórmula 1 de España - machbel

  6. Tengo un proyecto invento; haber funcionar un motor sin ningún tipo de de combustible ,eso si irá lubrificado bien con valbulina o aceite motor para no dañar el roce de las piezas .
    No puedo dar mas explicaciones vayan que me revelarían mi proyecto.
    Solo lo explicaría antes de notarios .
    Mis más cordial saludo desde Jerez de la Frontera (Cadiz)