El pueblo bonito de alemania, Tübingen

Tras la visita expréss a Londres, tocaba una semana por Tubingen y alrededores, ya que pillaba de camino. Este pueblo está situado al sur, cerca de la Selva Negra, en la zona más verde de Alemania y más adinerada.

Tras aterrizar en Stuttgart, famosa ciudad por ver nacer a Porsche, fui hasta Tubingen para ir a la piscina y descansar un poco del vuelo. Fue un poco como en Asturias, pues tras unas horas de sol, empezó a llover.

A parte del clima fresco, esta zona también se parece mucho a Asturias en todo el verde que hay y en las curvas de la carretera, pero ahí terminan las semejanzas.

Visita a Tubingen, pueblo en Alemania
El Neckar en Tubingen

Al ser esta una ciudad universitaria, hay muchísima gente joven, y entre que todo el mundo va en bici y hay flores en todas las esquinas, esto parece una ciudad hippy. Debe de ayudar que gobiernen los verdes, de ahí que todas las papeleras sean de basura selectiva, el transporte público muy abundante aunque caro, se respete mucho la naturaleza y sobre cerveza en todas las terrazas.

Visita a Tubingen, pueblo en Alemania
Calle de Tubingen
Visita a Tubingen, pueblo en Alemania
Calle con río

En este primer día de contacto poco más se puede decir. Es muy curioso estar cenando y ver a unas vacas al lado de la ventana, cuando se supone que estas en una ciudad, y que el autobús recorra 10 minutos entre árboles, sin ver edificios, para llegar hasta el alojamiento, que no está fuera del núcleo urbano.

Otra curiosidad que también ocurría en Londres, es que los semáforos se ponen en ámbar al pasar de rojo al verde. Será para ir calentando motores, cosa que en Alemania parece que gusta mucho, que con tanto Porsche, Bmw y Volkswagen, les encanta salir perdiendo rueda de los semáforos.

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Coimbra, donde las paredes hablan - machbel