Ciervo de los cayos o Key Deer, el bambi de Florida

¿A que los ciervos son de los animales más riquiños que hay? Y no me refiero a la parrilla, si no viéndolos corretear por el bosque, el monte, o incluso por la playa, como ocurre en Florida con estos “bambis” tan curiosos, los llamados ciervos de los cayos o Key Deers (Odocoileus virginianus clavium), subespecie del ciervo común que sólo se encuentra en un par de islas de este archipiélago tropical al sur de Florida.

Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Sonrisa ciervil

Antes de empezar mi viaje desde Miami hasta Key West no tenía ni idea de que me encontraría con ciervos viviendo en estas islas, mejor llamadas cayos, unidas únicamente por la espectacular carretera US-1. Cerca del final del camino, a la altura de Big Pine Key (Cayo Gran Pino), de repente me encontré con una señal que ponía: cuidado, ciervos en 3,5 millas. ¿Ciervos? ¿Prácticamente en medio del océano?

Me picó la curiosidad, y en el viaje de vuelta a Miami me paré a investigar qué había de cierto en esto de los ciervos de los cayos, si eran tan fáciles de ver como los aligátor en los Everglades (¡uno casi me degusta!), o eran tan sólo un pequeño reducto de ciervos que sobrevivían a duras penas.

Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervos en las próximas 3,5 millas
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Carretera US-1
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Carretera en Big Pine Key
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervo de los cayos y moscas
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervo de los cayos, Key Deer

A los pocos cientos de metros, esto yardas, de dejar la carretera US-1 a la altura de Big Pine Key, ya me encontré con el primer ejemplar de ciervo de los cayos. Un pequeño cérvido que ni de lejos llegaba al metro de altura, y que con su jovial actitud de curiosidad hacia mi inmenso Ford Mustang rojo, me hizo pensar que era una cría. Nada más lejos de la realidad, era todo un adulto, y es que el ciervo de los cayos es la subespecie del ciervo de cola blanca (Odocoileus virginianus) más pequeño de norteamérica. Y seguramente también el más simpático.

Ni un instante dudó en acercar su húmedo hocico a mi cámara, que lo fotografiaba sin parar. Así de acostumbrados están al ser humano, en un entorno en el que no hay ningún depredador natural, y el mayor peligro que tienen es el de morir atropellados, como desgraciadamente les ocurre a unos 30-40 ejemplares al año. Hasta principios del siglo XX se les capturaba por su carne, hasta que se prohibió su caza en 1939. Esto no evitó que la especie casi se extinguiera en los años 50, debido sobre todo a la merma de su hábitat natural por el crecimiendo de las poblaciones y al tráfico rodado.

Para evitar la desaparición de estos adorables cervatillos se creó el National Key Deer Refuge en el norte de Big Pine Key, incluyendo la pequeña No Name Key, preservando parte de su ecosistema, y así recuperando un poco la especie hasta los 700-800 ejemplares que viven en la actualidad.

Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Final de carretera
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervos de los cayos en manada
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervo de los cayos
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervo de los cayos agresivo

Tras el primer contacto con el ciervo fisgón, continué mi búsqueda por otra carretera secundaria, en la que me encontré unos 4 ó 5 ejemplares correteando de un lado para otro, probando distintas hierbas y esquivando los pocos coches que pasaban. Al llegar al final de una carretera me encontré otro ciervo de los cayos en medio de una laguna, y es que este es el secreto de su existencia. En estos cayos de Florida hay lagos de agua dulce, en los que pueden beber, y además, son capaces de nadar entre los cayos cercanos y de beber agua ligeramente salada.

Eso está muy bien, pero, ¿cómo llegaron hasta aquí estos ciervos, de los que hay constancia de su existencia desde hace más de 5 siglos? La hipótesis más extendida es que llegaron durante la glaciación de Wisconsin, el episodio glaciar más reciente de Norte América, ocurrido aproximadamente hace entre 85.000 y 11.000 años. Una vez finalizada la época glacial quedaron atrapados en los cayos, que hasta la llegada del ser humano no estuvieron conectados por carretera.

Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Atardecer en Big Pine Key
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Atardecer en No Name Key
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervo de los cayos en la laguna
Ciervo de los Cayos (Key Deer) en Florida by machbel
Ciervo de los cayos, Key Deer

Los ciervos de los cayos resultan un fiel reflejo de cómo es esta zona de Estados Unidos. Un lugar amable, curioso, y que vive en su pequeño oasis tropical apartado del resto del país, dando siempre una calurosa bienvenida a los visitantes.

Conoce a los ciervos de los cayos o Key Deers:

  • National Key Deer Refuge. Situado 100 millas al sur de Miami y 30 millas al norte de Key West, este es el principal refugio del ciervo de los cayos y otras 16 especies amenazadas. Se trata de uno de los mejores lugares para ver los ciervos, aunque con tan sólo circular por las carreteras de Big Pine Key te los encontrarás. Muy importante conducir muy despacio, y no dar de comer a los ciervos, que no dejan de ser animales salvajes por muy simpáticos que parezcan.
  • Key West (Cayo Hueso) marca el final de los cayos, además de ser la ciudad más grande en la zona. Es un lugar estupendo para pasar un par de noches, y así conocer este pedacito tropical de Estados Unidos.
Temas: , , , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Mis mejores fotos del año 2015 - Víctor Fotógrafo