Plan para 48 horas en Andorra sin esquiar

Con este título de película de acción voy a contarte como sería mi itinerario perfecto por Andorra en un fin de semana y, además, sin esquiar. Como soy nulo en la materia, prefiero usar mi tiempo de viaje en otras actividades más productivas para mi autoestima que revolcarme por la nieve mientras persigo los esquís.

Travesía en moto de nieve

Que no sepa esquiar no significa que no me guste la nieve. Me gusta mucho, sobre todo cuando la veo sumergido en un jacuzzi de agua caliente al aire libre, o desde la ventana de un restaurante con una reconfortante chimenea que calienta la estancia. Lo primero es fácil vivirlo en Caldea, el centro termolúdico pensado para la familia, o en Inúu para parejas que quieran vivir una experiencia romántica, con áreas bien diferenciadas según lo que busques. Para lo segundo, podemos acercarnos a algún buen restaurante andorrano.

Y si aún te apetece sentir la nieve crujir bajo tus pies, hay unas cuantas experiencias que se pueden vivir en Andorra. Mi favorita creo que es la moto de nieve, en la que puedes literalmente volar a 70km/h por encima de la nieve. Una experiencia para los más aventureros que asegura mucha adrenalina.

Snowboard en Vallnord

Si buscas algo un poco más relajado, las raquetas de nieve seguro que te encantarán. Es como hacer una ruta de montaña cualquiera, pero en pleno invierno. Las raquetas te permiten caminar con facilidad por encima de la nieve para llegar a lugares preciosos con un mínimo esfuerzo. Si buscas hacer grandes fotografías en Andorra, esta es la clave para llegar a los lugares más prístinos de sus tres parques naturales: el Valle de Sorteny, el Madriu-Perafita-Claror (declarado Patrimonio de la Humanidad) y los Valles del Comapedrosa.

Practicar mushing, el ir en trineo tirado por perros, es otra gran experiencia con la que puedes tener una toma de contacto en Grandvalira o Vallnord. Puede ser muy interesante si vas con niños, por eso de estar en contacto con los adorables huskies.

Andorra bajo la niebla
Mushing en Vallnord

Hablando de niños, casi se me olvida hablar del parque de aventuras de Andorra, Naturlandia. En el encontrarás decenas de actividades, como hinchables, tiro con arco, la granja escuela y el afamado Tobotronc, un tobogán alpino entre los árboles. La diversión está asegurada.

A parte de estas actividades que se realizan en invierno, cuando Andorra está cubierta por un manto blanco, durante todo el año se pueden practicar deportes de interior como el freesqui, el skate o el patinaje sobre hielo en las instalaciones del 360 Extrem, centro de Freestyle Indoor y el Palau de gel, donde también se puede practicar el curling (sí, ese deporte en el que se “barre” el suelo), el hockey y el karting sobre hielo.

Iglesia de Santa Coloma
Iglesia de San Clemente

Como en esta vida no todo va a ser deportes y vivir experiencias desbordantes de adrenalina, una visita cultural a las ermitas prerrománicas seguro que nos gustará. La historia de Andorra se remonta al 850, año en que Carlomagono la fundó, pasando a considerarse un principado regentado por el arzobispo de Urgell y el rey de Francia en 1278.

Las construcciones románicas datan de esta época, siendo el máximo exponente (y la que más me gustó) la Iglesia de Santa Coloma, de origen prerrománico. También las iglesias románicas de San Miguel de Engolasters y la de San Clemente (en Pal) son dignas de mención y de una visita, pues en cada una de ellas encontraremos algo que las hace únicas.

48 horas, dos días en Andorra, dan para mucho, pero si aún te queda alguna hora siguiendo este plan intensivo, y eres de los afortunados que sabe esquiar, entonces sí, ya puedes disfrutar de los más de 300km esquiables que hay en Andorra entre las estaciones de Grandvalira y Vallnord. Y si no esquías, tampoco pasa nada, ya ves como hay multitud de opciones para disfrutar de la nieve andorrana en invierno y del país entero durante todo el año.

Gastronomía andorrana

Información práctica para visitar Andorra:

  • Cómo llegar
    • En coche: Desde Madrid, el recorrido más rápido (610 km) es el de Zaragoza, Lérida y Ponts. Desde Barcelona, se puede llegar por Cervera (208 km), Solsona (196 km) y Calaf (202 km). Lérida (150 km), Tarragona (210 km), Gerona (219 km), Toulouse (196 km) y Perpignan (128 km) son las otras poblaciones más próximas.
    • En autobús: Eurolines y Novatel ofrecen viajes desde el Aeropuerto del Prat. Nadal cuenta con su propia parada en la estación de autobuses de Sants, y Novatel opera desde el Aeropuerto de Girona. Alsa y Montmantell parten desde la estación de tren del AVE. Novatel y Montmantell operan desde Toulouse.
    • En tren: Las estaciones de tren más cercanas son las de Barcelona-Sants y Lérida-Pirineos, en España, la de Hospitalet-près-l’Andorre y la de Matabiau (Toulouse), en Francia. Desde la estación, se puede optar por el coche o el autobús.
    • En avión: El aeropuerto que cuenta con mayor frecuencia de vuelos es el de Barcelona (210 km) y el más cercano el de Lérida-Alguaire (158 km). Gerona (250 km) y Reus (210 km) son otras dos opciones. Desde allí se puede llegar a Andorra en coche o autobús. Desde Francia, las referencias son el Aeropuerto de Rivesaltes (170 km), en Perpignan; y el de Blagnac, en Toulouse (196 km). El más cercano es el de Carcassonne en Pays Cathare (155 km)
  • Dónde comer: algunas opciones que seguro te van a gustar son:
    • Borda Estevet. Uno de los mejores restaurantes de Andorra, calidad indiscutible. Menú del día desde 25€ y degustación desde 36€.
    • Andburgerzero. Hamburguesas de carne andorrana en una propuesta innovadora. Menús desde 9€.
    • Restaurant La Borda. En la estación Vallnord, un restaurante para comer a la carta de buena calidad. Menú del día desde 25€.
  • Dónde dormir:
    • Hotel Mu 4*. Bonita decoración estilo vacuna en este alegre hotel de La Cortinada.
  • Turismo de Andorra

Advertisement

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. La verdad es que Andorra es una maravilla en cualquier estación del año, tiene diferentes contrastes. Muy buen post como siempre!!!