6+1 trucos rápidos para ahorrar dinero de viaje (y viajar más!)

Hoy vas a empezar a ahorrar dinero en tus viajes en vez de gastar. Que dicen que estamos en crisis y tu ala, venga a gastar. Que si una colonia en el duty free, que si un snack del minibar, que si comprar el billete en el último momento. No me extraña que después digas que no te llega el sueldo para viajar. Pues entre tu y yo, vamos a poner fin a esa ansia gastiza y ahorrar al viajar. Verás cuando me lo agradezcas cuando te pegues unas vacaciones de 4 semanas y la cuenta no se quede en números rojos.

Vamos a ahorrar hasta el último céntimo

1 – En el aeropuerto, la botella va de casa

Para empezar, vamos con una facilita. Seguro que cuando eras pequeño e ibas de excursión con el cole, tu madre (o igual tu padre), te preparaba la mochila con el bocadillo, la botella de agua, el zumo, el chocolate, los frutos secos, la reglamentaria manzana, el plátano, otro bocadillo por si quedabas con hambre, etc.

Pues bien, como ahora eres mayorcito y tu madre no te hace la mochila, sales de casa sin ni siquiera una mísera chocolatina. Así llegas al aeropuerto, te entra la hambruna, y te gastas un montón de dinero en las cafeterías con precio de estrella Michelín, las botellas de agua a precio de ron añejo y las máquinas expendedoras donde no sabes si esos números son el precio o un teléfono.

Muy mal, el primer paso para ahorrar dinero de viaje es no pagar de más por cosas que cuestan mucho menos. Así que haz como tu madre, y cuando vayas de viaje, sal de casa con el bocadillo, las chocolatinas y la botella de agua. Suena un poco a película de Arturo Soria y Pajares, pero hay buenas costumbres de pueblo que ayudan a ahorrar y a comer mucho más rico.

Tip de viajero pro: en los controles de seguridad de los aeropuertos no dejan llevar recipientes con líquidos de más de 100ml, y las botellas de agua, mira tu que casualidad, siempre tienen más capacidad. Pero si la botella está vacía, entonces ya no tiene líquidos y te dejan pasarla, pudiendo rellenarla en las fuentes de agua fresca de la terminal. Un truco sencillo, y con el que ahorras muchos euros.

Siempre con la botella en la mochila

2 – Piensa cuanto estas dispuesto a pagar por algo antes de comprarlo

Los mercadillos, zocos y tiendas de recuerdos son auténticos aspiradores de dinero, sobre todo en países que nos parecen muy baratos, porque todo es tan barato, que nos llevamos medio mercado creyendo que no hemos gastado nada, hasta que nos ponemos a hacer cuentas, a calcular cuanto es eso en euros, y nos da un patatús: ¡tres días menos de viaje con lo que me gasté hoy en el mercadillo!

Para evitar caer en la tentación de comprar algo por lo barato que es, y dejar que nos engatusen los encantadores mercaderes (en Asia y países árabes son unos máquinas vendiendo), lo mejor es, antes de saber su precio, ponerle nosotros un precio de cuánto estaríamos dispuesto a pagar por el artículo, lo que nos parece justo para nuestro modo de ver y para nuestro bolsillo., pensándolo en euros o en la moneda que más acostumbrados estemos a usar.

Una vez sepamos el precio, si es más bajo, podemos comprarlo tranquilos de saber que no vamos a gastar demasiado, y si es superior, lo mejor es marcharse. Si caes en las redes del regateo, tu precio a pagar no puede ser nunca superior a tu estimación. Nunca nunca.

Siendo estrictos con estos gastos superfluos es la única forma de ahorrar dinero. Y seguro que ese objeto maravilloso vas a encontrarlo en otro pueblo a mejor precio.

Negociando en un mercado en Sri Lanka

3 – Viajar despacio cuesta menos

Así de sencillo, cuanto más despacio viajes, menos vas a gastar. Fíjate en los caracoles. Con una hoja de lechuga, llegan al fin del mundo. Como no somos moluscos gasterópodos, tenemos que buscar nuestro propio ritmo.

Para moverse por un país lo más caro que hay es el coche de alquiler, a no ser que seamos cuatro o cinco amigos en un país occidental, que en ese caso nos puede salir mejor que ir en transporte público.

En cuanto a transportes públicos, los autobuses suelen ser más baratos que los trenes en países occidentales, pero son más incómodos para trayectos largos.

Y si nos gusta la bicicleta, podemos ser nuestro propio motor viajero si nos animamos a viajar sobre una, en una de las formas más bonitas que hay de recorrer mundo. Mira a Bikecanine que feliz viaja con su bicicleta.

Andando se llega muy lejos

4 – Averigua cuando son gratis los museos

Ir a una gran ciudad como París o Nueva York y no pisar un museo es sacrilegio, pero igual tu cartera no opina igual. Casi todos los centros culturales de renombre tienen un día a la semana o al mes de puertas abiertas, así que infórmate antes de viajar, y apunta todos los museos que quieres visitar en tu propio Free day calendar.

Te ahorrarás muchos euros con esta simple búsqueda, además de ir empezando el planning del viaje

Si no te cuadra bien las fechas de los días gratis, fíjate bien en los precios comprando la entrada por internet o en taquilla. No suele haber mucha diferencia, pero si te pones a contar un euro de aquí y otro de allá, al final te compras el vuelo del siguiente viaje.

¿Te perderías el mayor museo de coches en Italia?

5- Controla tus gastos para ahorrar dinero con mi técnica para vagos

Que si, lo sé, soy un pesado con los gastos. La letra g de mi teclado ya está desdibujada. Pero hay que meterse en la cabeza que para ahorrar, lo mejor es saber en que gastas el dinero, y así para el próximo viaje, puedas gastarlo en lo que quieras de verdad, no sólo en souvenirs coloridos.

Yo soy un desastre apuntando los gastos

He intentado ir apuntándolos todos en una hoja de Excel, en una nota de Evernote, guardar los tickets de todas las compras, y al cuarto día, ya no sabía lo que había comprado, gastado o perdido.

La única forma que he encontrado para contener los gastos es administrar el dinero día a día. Así, antes de viajar hago una estimación de cuanto me va a costar cada día, y en mi cartera separo el dinero que tengo disponible para cada día del total. Intento no pasarme nunca del presupuesto diario que me he asignado y pago lo máximo posible en efectivo, ya que con tarjeta, uno no es consciente realmente del dinero que está pagando, sobre todo con moneda extranjera, y terminas pasándote varios pueblos.

Adorables cerditos ahorradores

6- Pasta fresca al rescate

Me encanta alojarme en apartamentos cuando voy de viaje. Seguro que ya lo sabes. Siempre estoy hablando de AirBnb y similares, pero es que realmente se nota el ahorro, y no sólo estoy hablando del coste en sí de alojarse, si no de algo muy relacionado, como es la comida.

En un apartamento tenemos cocina, y he aquí el gran ahorro en viajes largos. El poder prepararnos nosotros mismos el desayuno no es tan glamuroso como esos buffets interminables de los buenos hoteles, ni hay tanta variedad, pero reconócelo: al final coges el jamón, el queso y el salmón sólo para hacer una foto y darle envidia a tus amigos de Instagram.

Para la comida o la cena, la pasta fresca es una solución única para comer rico estando el mínimo tiempo cocinando y además, ahorrarte una pasta. Nunca mejor dicho.

Desayuno de hotel que puedes hacer en casa

Extra – Promociones de tu seguro de siempre

Vaya tema el de los seguros, con lo necesarios que son, y lo poco que nos gusta hablar de ellos. Pero no te preocupes, que no te voy a hablar de seguros, si no de regalos, premios y de ahorro, mucho ahorro de dinero para viajar más. ¿A que suena mucho mejor?

Resulta que Mapfre, a través de su programa teCuidamos (totalmente gratuito para sus clientes) ha lanzado una promoción para que esta navidad puedas ahorrarte en tus viajes un 5% cada vez que realices un repostaje de carburante. Este 5% de descuento que puedes obtener se distribuye de la siguiente forma:

– 4% en Tréboles que se convertirán en descuento en tu póliza de seguros. Los Tréboles son la moneda de cambio del programa teCuidamos y suponen descuentos directos en tus seguros de automóvil, hogar, salud o accidentes. Gracias a los Tréboles ahorrarás en tus pólizas.

– 1% de descuento directo en carburante. Hasta el 15 de enero de 2016 puedes beneficiarte de este descuento en las gasolineras DISA, Shell y el resto de Estaciones de Servicio adheridas a la promoción, que puedes consultar aquíMuy importante: No te olvides de llevar siempre contigo tu carnet de socio teCuidamos y mostrarlo en las estaciones de servicio cuando realices el repostaje para hacer efectivo el descuento.

Además de estas promociones exclusivas, pertenecer al Programa teCuidamos te ofrece otras muchas ventajas para ti y los tuyos, como la asistencia médica online las 24 horas, asistente urgente para el hogar, asesor mecánico, orientación jurídico-administrativa, sorteos y entradas para los mejores eventos deportivos y culturales.

Si quieres descubrir en qué más te ayuda teCuidamos, te dejo este vídeo:

Estos son algunos de mis consejos rápidos para ahorrar de viaje, que llevo usando desde hace muchos años, y la verdad me funcionan bastante bien. Ahora es tu turno para contarme tu truco, consejo o trick secreto que tan bien te funciona para ahorrar. ¿Te animas a compartirlo con todos nosotros? 

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pingback: Los 10 consejos más eficientes de bloggers viajeros, para ahorrar en tu próximo viaje familiar - Viajeficiente