AirBnB: consejos para encontrar el apartamento perfecto

Viajando más de cuatro meses al año muchos piensan que soy millonario, pero nada más lejos de la realidad. Mi secreto es gastar lo justo dentro de mi nivel de comodidad asumible, que es bastante exigente. Me gusta estar en una buena zona, tener baño propio y una habitación grande para desperdigar todos los trastos. Por eso cada vez me alojo más en apartamentos de particulares encontrados en AirBnB y web similares, ya que me resultan mucho más cómodos que los hoteles, y a un coste menor. Pero hay que tener cuidado, ya que no es oro todo lo que reluce, y nos podemos encontrar con sorpresas desagradables.

Edificios en la ciudad
Edificios en la ciudad

Alójate con AirBnB y recibe 20€ de regalo para tu primera reserva

 

Por qué me gusta alojarme en AirBnB

Uno de los puntos cruciales por los que prefiero un apartamento a un hotel es la cocina.

Con unos pequeños fogones, nevera y microondas, tenemos resueltos los desayunos y algunas comidas o cenas, comiendo mucho más sano y gastando una ínfima parte de nuestro presupuesto en comer, pues siempre es mucho más barato comprar en un supermercado que ir de restaurante.

Como alojándonos en un apartamento vamos a poder estar más días en la ciudad con el mismo presupuesto, no tenemos que ir tan a la carrera para visitar los lugares que nos interesan, por lo que podemos dedicar un par de horas a cocinar, disfrutar de la comida y a la titánica tarea de limpiar los cacharros.

Vale, no es tan idílico como un hotel todo incluido, pero cuando estás en París durante 7 días por 300€, Nueva York 15 días por 350€ o Budapest 6 días por 70€, se te olvidan los supuestos lujos de los hoteles, sobre todo al ver el extracto de la tarjeta de crédito.

La ubicación también es algo a tener en cuenta, pues hay mucha variedad, pudiendo estar en barrios de verdad, con más tiendas y vida nocturna, que limitándonos sólo al centro de la ciudad, en la que los precios son más altos y el ambiente no siempre es el más auténtico. En ciudades como Lisboa, alojarse en la Alfama es todo un lujo que se encuentra por 50€ la noche, siempre que busques más allá de los hoteles.

Otra gran ventaja de los apartamentos es su espacio. Por muy pequeño que sea el loft o pequeño piso que reserves, siempre va a ser más grande que una habitación normal de hotel, y en una estancia larga, se agradece tener un sofá para ver la tele, una mesa en la que comer, una habitación separada del resto del espacio, y, si tienes suerte, un balcón a una calle pintoresca.

Si vas con amigos, entonces el ahorro es mucho mayor, pues es más sencillo y económico estar en un apartamento para 4 personas con dos habitaciones que en dos habitaciones dobles de hotel.

Y también está el tema de la seguridad. En un apartamento nadie entra en tu casa a hacer la cama (es lo que menos me gusta de estar en un apartamento), ni a preparar la habitación, por lo que no hay que preocuparse de ocultar los objetos más valiosos cuando sales de casa. Tan sólo el dueño y tú teneis, en teoría, la llave al apartamento, por lo que la seguridad es mayor. Y como no estás en un hotel, rodeado de turistas, es más difícil que te conviertas en objetivo para los ladrones.

Por último, otra gran ventaja es Internet. Seguro que muchas veces te has sentido estafado cuando en ese gran hotel de 4* o 5* estrellas te dicen que su WiFi cuesta 10€ al día. En 4 días, ya has pagado más que por el que tienes en tu casa durante un mes. Pues bien, en un apartamento tienes el mismo WiFi que en tu casa, sólo para tí, mucho más rápido, e incluido en el precio. ¿Es o no una gran ventaja?

Apartamento AirBnB en Madrid

Desventajas de alojarse en un apartamento

Hay muchas ventajas para viajar de apartamento, pero también hay unos cuantos inconvenientes por el que, según el tipo de viaje, sigo escogiendo hoteles.

Uno de los más importantes es el tiempo. Si vas a estar tan sólo una o dos noches en la ciudad, con una agenda muy apretada y con poco tiempo, el hotel sigue siendo la mejor opción, pues te dan las cosas hechas (sobre todo el desayuno), y tardas menos en instalarte.

Si no tienes mucha prisa, un apartamento para una noche es viable, tal y como hice en Helsinki o Bérgamo, pero al final estás más tiempo en el autobús buscando el apartamento que disfrutando del poco tiempo en la ciudad, pues no están tan bien situados como los hoteles céntricos.

La falta de novedades es otro inconveniente a tener en cuenta. Estar en un apartamento es como estar en casa, y muchos viajan buscando experiencias diferentes a la rutina diaria, algo a lo que contribuyen los hoteles con sus diseños de vanguardia (¿quién no se pasa un rato investigando la habitación del hotel?), y si bien esto está bien cuando viajas poco (un par de semanas al año), cuanto más viajas más agradeces lo cómodo que se está en tu propio apartamento, aunque tengas que limpiarlo un poco y cocinar (si quieres).

Apartamento en Londres
Apartamento en Londres

Cómo encontrar el apartamento perfecto en AirBnB

Al pensar en apartamentos para vacaciones muchos nos acordamos del mítico bungalow en Torrevieja, y aunque en AirBnB podemos encontrar algunos de estos, lo normal es que sean apartamentos o pisos, como en el que vives tu o yo, ofrecidos por particulares, sin servicios añadidos como desayuno o lavandería.

Hay que tener esto bien presente y no dar nada por supuesto al ver un anuncio, pues las costumbres cambian en cada lugar, y siempre es mejor preguntar que llegar al apartamento y llevarnos una desagradable sorpresa. Por ejemplo, en Corea del Sur y Finlandia la ducha suele ser a ras de suelo, y como es algo típico, en ningún anuncio lo especifican. Por eso hay que fijarse bien en las fotografías y preguntar ante dudas.

Lo primero es decidir nuestro destino, las fechas y el número de inquilinos. AirBnB funciona muy bien en grandes ciudades (su origen está en San Francisco), porque hay mucha más oferta, no siendo recomendable para encontrar casas rurales o apartamentos en zonas despobladas como las Highlands escocesas, ni en lugares ultra turísticos tipo Salou, Benidorm o Lloret de Mar, donde los hoteles o apartamentos turísticos son imbatibles.

Es importante escoger si queremos todo un apartamento para nosotros solos (Casa / apto. entero), o una habitación privada en el piso del que nos hospeda, estilo couchsurfing, pero de pago. Hace poco también añadieron la posibilidad de alquilar una habitación compartida, como en los hostels, pero no es una opción que me atraiga, por lo que nunca la he probado.

A mi siempre me gusta más reservar un apartamento o casa completa. Será que soy un poco asocial.

En ciudades como Nueva York la opción de casa entera se me salía de mi presupuesto, por lo que escogí una habitación privada en una típica casita de Brooklyn, en la que vivía un jubilado, muy aficionado al espacio, junto a sus gatos y a otro señor que apenas vi.

Fue una experiencia interesante, pues en los 15 días de estancia nos contó bastantes cosas de Estados Unidos, de la ciudad, del mal presidente que era Obama, y así conoces realmente como es la vida de una persona normal desde dentro, disfrutando más del viaje y rompiendo mitos de las películas (o confirmándolos).

Una vez escogida la forma de alojamiento que preferimos, es momento de seleccionar el tamaño de nuestro alojamiento deseado y los servicios que necesitamos.

Para mí, el WiFi es imprescindible, así como la cocina (para hacerme desayunos y alguna comida), por lo que siempre los selecciono.

También podemos escoger que tenga lavadora (muy útil para viajes largos), aparcamiento (por si vamos con coche), calefacción (en temporada fría es imprescindible), y cualquier otra de las opciones que se nos ofrece, como piscina, gimnasio, chimenea, champú… La lista de opciones es muy extensa, y permite que encontremos aquello que deseemos (y que exista).

Cuantos más filtros seleccionemos, menor será la oferta, y siempre podemos cribar por lo que más duele: el precio.

Opciones disponibles en AirBnB
Opciones disponibles en AirBnB

Para una estancia normal, el rango de precios siempre lo pongo por debajo del promedio, para ver que apartamentos hay por 20€, 30€ o 40€ la noche. Suelen haber muy pocos y se agotan en seguida, por eso es importante empezar a buscar un mes antes de nuestro viaje, e ir revisándolo frecuentemente, pues siempre pueden aparecer nuevos apartamentos, sobre todo en ciudades grandes.

Si queremos disfrutar de nuestro viaje en un apartamento más lujoso, entonces aumentando un poco el rango de precios encontraremos auténticas maravillas a un precio equiparable al de un hotel normal. Ahora mismo la oferta de AirBnB es muy extensa, con más de 2 millones de alojamentos disponibles (castillos e iglús incluidos), así que posiblemente encuentres lo que estés buscando.

Ahora empieza el paso más laborioso y que a mi más me gusta, por las cosas raras que te encuentras: ir revisando los pisos uno por uno.

Con un precio bajo te encontrarás de todo. Desde cuchitriles que la habitación es una cortina en medio del salón, a autocaravanas aparcadas en el centro de la ciudad, o intentos de “loft” donde la cama está justo encima de la cocina. En París fue donde me encontré más tugurios extraños, con inventos en los que cuesta imaginarse que alguien pueda vivir, y donde el baño era más bien un intento que una realidad.

Si con nuestro ajustado presupuesto no encontramos nada interesante, hay que ir aumentando el precio por noche poco a poco. Veremos como aparecen nuevos apartamentos con mucho mejor aspecto, pero que tampoco cunda la emoción.

Yo abro todos los que me interesan por situación y precio en diferentes pestañas del navegador, y empiezo a cribar.

Hay que fijarse muy bien en las fotos para hacerse una idea de como es el apartamento, aunque muchas veces parecen que están echas por su peor enemigo, con habitaciones lúgubres y feas que muchas veces no son así en realidad. AirBnB intenta hacer fotografías profesionales de muchos de ellos, pero no siempre nos encontraremos buenas imágenes de nuestra futura morada, por lo que hay que echarle imaginación.

Aquí hay que ser muy críticos, fijándose bien en los detalles. Si en la descripción pone que tiene lavadora, pero no la vemos por ningún lado, entonces es posible que no la tenga, teniendo que preguntar al anfitrión por el sistema de mensajería de AirBnB. Si vemos un jacuzzi en las fotos pero en el anuncio no dice nada, entonces posiblemente no funcione, así que nuevamente lo mejor es preguntar antes de llevarnos el chasco de que no funcione.

A la mínima señal de algo que nos de mala espina, cierra la pestaña y mira el siguiente apartamento

Al final, siempre nos quedaremos con 2 o 3 opciones que nos encajan por precio, barrio y servicios ofrecidos, por lo que es momento de leer los comentarios y ver que opinan anteriores huéspedes. Así descubriremos si hay una discoteca justo debajo del apartamento, si es un barrio peligroso, o si todo es tan bonito como aparenta en el anuncio.

Las gangas cuesta mucho encontrarlas, por lo que si vemos varios apartamentos en el mismo edificio (pasa muchas veces), pero con precios muy dispares, tiene que haber algún motivo para estas diferencias. Ya sea por cómo está de cuidado, si tiene balcón, calefacción, o cualquier otra razón, hay que encontrar el motivo de estas diferencias.

También es importante mirar como de bien comunicado está el apartamento, comprobando en Google Maps lo lejos que se encuentra del centro, y si hay paradas de Metro o autobús cercanas. Aunque en el anuncio de AirBnB no nos diga exactamente donde está situado el apartamento, nos sirve para comprobar las distancias.

Hay veces en que más lejos no significa tardar más en llegar al centro, como me ocurrió en Nueva York, al alojarme en Brooklyn a 35 minutos de Times Square por tan sólo 25€ la noche en habitación privada.

Rascacielos de Nueva York
Rascacielos de Nueva York

Una vez escogido nuestro apartamento, es momento de fijarnos si hay tasas turísticas en la ciudad, ya que estas normalmente no van incluidas en el precio que pagaremos en AirBnB. En Barcelona e Italia es algo que hay que tener en cuenta, pues suponen unos 2€ más por noche / persona. Estas tasas turísticas siempre se pagan en el momento de entrar en el apartamento, directamente al anfitrión, y nos tiene que dar un recibo por ello.

Para confirmar la reserva seguiremos los pasos que nos indica AirBnB, escribiendo al anfitrión un mensaje de quiénes somos y un poco porqué nos gusta su apartamento. A mi siempre me han aceptado las solicitudes que hice, así que les debe gustar mi foto en República Dominicana con el guacamayo.

Una vez confirmada la reserva, nos llegará la dirección exacta del apartamento a nuestro email. Tendremos que indicarle al anfitrión nuestra hora de llegada y si tenemos alguna necesidad especial.

Todos los mensajes que escribamos a través de la web de AirBnB los recibiremos también por SMS y en la app móvil de AirBnB, por lo que siempre podemos comunicarnos con el anfitrión con el móvil sin falta de tener conexión a internet, algo muy útil cuando viajamos por el extranjero.

Hay que tener en cuenta que, como estás pagando por tu estancia, siempre tienen que darte una llave, tienes libertad total de horarios, y nadie puede entrar en tu habitación a no ser que te avise con antelaciónAlojándome en una habitación nunca tuve una mala experiencia, pero está bien saber cuáles son nuestros derechos como consumidor y como inquilino.

Barrio de la Alfama en Lisboa, Portugal. Centro histórico de la ciudad
Amanecer en el apartamento de Lisboa

7 trucos rápidos para encontrar el apartamento perfecto en AirBnB

  • Selecciona todos los servicios que deseas para acotar la búsqueda. Ya habrá tiempo de ir cediendo si no encontramos nada dentro de nuestro presupuesto.
  • Fíjate bien en las fotografías, buscando detalles como la calidad de las camas, de la cocina, estado general, vistas desde la ventana, etc.
  • Intenta hacerte un mapa mental de la distribución del apartamento según las fotografías, para averiguar aproximadamente el tamaño de las estancias.
  • Si el anuncio y las fotografías transmiten sensación de cuchitril, cierra el anuncio y no pierdas el tiempo.
  • Es mejor subir el rango de precios unos cuantos euros por día que alojarse varios días en un mal apartamento. Pocas veces la opción más barata es la mejor.
  • Lee las evaluaciones (comentarios) antes de reservar. Nos servirán para conocer detalles y comprobar si realmente es buena opción (normalmente siempre lo son).
  • Fíjate en la política de cancelación, ya que las comisiones de AirBnB nunca son reembolsables. Intenta reservar sólo con flexible y moderada, por lo que pueda ocurrir.

 

Vistas desde el apartamento AirBnB en Budapest
Vistas con encanto desde el apartamento AirBnB en Budapest

Dudas generales con AirBnB

¿Es seguro el pago?

Sí. El pago se realiza a través de AirBnB, y nunca se paga al anfitrión en mano durante nuestra estancia. Enviar un mensaje al anfitrión para que nos ofrezca el piso sin la comisión de AirBnB tampoco es buena idea, pues haciendo esto perdemos todos los beneficios ante problemas que ofrece la plataforma de AirBnB.

¿Cómo quedo con el anfitrión para que me dé las llaves?

Lo normal es decirle sobre que hora llegaremos al apartamento, con un rango de 1 o 2 horas para encontrarnos y nos dé las llaves, así como explicarnos cómo funciona el apartamento.

¿Qué pasa ante cualquier problema?

Lo mejor es intentar resolverlo directamente con el anfitrión. En mi caso siempre han puesto lo mejor de su parte y lo han resuelto rápidamente, sin tener que llegar a recurrir a contactar con el centro de resoluciones de AirBnB.

¿Puedo cancelar mi estancia antes de ir?

Sí, siempre se puede cancelar una reserva, aunque nunca se reembolsan las comisiones de AirBnB. Hay tres tipos de políticas de cancelación, flexible, moderada y estricta.

¿Es mejor reservar un apartamento en Booking?

En Booking también se pueden reservar apartamentos de particulares, y aunque hay muy poca oferta, es posible encontrarlos. Mi única experiencia en este sentido fue muy mala, pues yo creía que eran apartamentos ofrecidos por una empresa (como un apartahotel), como es de esperar en un motor de reservas hoteleras, y en ningún sitio especificaba que fuera de un particular. Además, era imposible contactar con el dueño de la casa, no estaba allí a la hora de llegada, y no dejaba pagarle con tarjeta de crédito, solicitando el pago en efectivo. En definitiva, una experiencia muy mala ya que Booking no está pensado para este tipo de servicios en los que es importante el peso de la comunidad, algo que AirBnB cuida mucho.

Más información:

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Muy interesante este artículo para encontrar alojamiento con Airbnb, yo solo lo he utilizado una vez y ha sido para reservar un hotel. No me gustan las habitaciónes en casas de particulares y si buscas bien se encuentran bastantes Bed & Breakfast que se anuncian por habitación privada. En cuando a Booking es la plataforma que más utilizo, he reservado apartamento y discrepo en lo que dices: “no dejaba pagar a través de Booking, quería el pago en efectivo”. Cuando se reserva por Booking el pago siempre se hace directamente en el hotel, nunca se paga a través de la plataforma, a no ser que ponga en las condiciones que por adelantado el alojamiento se reserva la opción de cobrar un % de la reserva, pero siempre el resto se paga directamente. No es el caso de Centraldereservas, que no deja pagar en el destino, si no te hacen pagar antes por Paypal o tarjeta. Un saludo

    • Hola Belén, buscar B&B es otra opción de AirBnB, ya que como dices hay bastantes. Mi opción preferida, como comento, es la del apartamento completo.
      En cuanto a Booking, tienes razón con que no se paga a través de la plataforma, si no en el alojamiento. El problema que tuve fue que no aceptaban tarjeta de crédito, algo que cualquier hotel te lo acepta.
      Un saludo!

  2. Pingback: Ferrol por tierra, mar y aire. Turismo activo para todos - machbel

  3. cierto confiable y seguro el servicio de apartamentos supero mis expectativas airb santa marta y cartagena colombia en diciembre 2017 lo recomiendo.