Visitando San Juan de Gaztelugatxe desde el mar

Una escarpada isla coronada por una iglesia es algo que no se ve todos los días, y si para llegar hasta ella hay que subir además 241 escalones, no cabe duda, nos encontramos en San Juan de Gaztelugatxe, uno de los emblemas de Euskadi y posiblemente el lugar más conocido de la región, con permiso de lugares tan artísticos como el Guggenheim de Bilbao o el Peine del Viento.

Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Isla de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar

El paraje en que se encuentra la isla sólo se puede definir como espectacular, aunque no me gusta usar esta palabra por lo trillada que está, pero en este caso es la que mejor le encaja a esta porción de costa cubierta por un espeso bosque que termina de forma abrupta ante el siempre agitado mar Cantábrico, dando lugar a gran cantidad de islotes, peñas, flyschs y cuevas ocultas a la vista desde tierra.

Incluso la isla de Gaztelugatxe, tan fotografiada y visitada, guarda secretos que sólo se pueden ver desde el mar, para fortuna de los marineros. Igual por eso los barcos pesqueros del cercano pueblo de Bermeo realizan varios giros ante la isla para que el santo les de suerte, en una mezcla de tradición y superstición.

Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Camino a San Juan de Gaztelugatxe
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Pueblo y puerto de Bermeo
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Mar Cantábrico en la costa vasca
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Cabo Matxitxako
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Isla Aketx desde el mar

Por casualidades de la vida, mi visita a Gaztelugatxe cámara en mano fue bastante diferente a lo que siempre pensé, ya que en vez de conducir hasta el aparcamiento y cruzar el puente que une la isla con el continente subiendo los interminables escalones, llegué hasta San Juan en barco, al igual que el corsario Francis Drake siglos atrás, aunque éste saqueó la iglesia y yo tan sólo me limité a llenar de fotos las tarjetas de memoria.

Tan señalada posición es lo que tiene, que todo el mundo te ve fácilmente, de ahí que el asalto del pirata no fuera un hecho aislado, sufriendo la ermita varios saqueos, así como numerosos incendios.

El último hace relativamente pocos años, en 1978.

Por mi parte, quedé encantado con la experiencia de visitar San Juan de Gaztelugatxe en barco, y además, a mi hora preferida del día, al atardecer. El cielo no estaba por la labor de regalar una colorida puesta de sol, pero aun así el paseo en barco por la costa vasca fue para recordar.

Partimos mis compañeros de viaje (Pau de El Pachinko, Javier de Viajaporlibre, Daniel de Viajares, Diana de Ocholeguas e Iñaki de Piedra de Toque y yo) desde el puerto de Bermeo, una típica villa marinera vasca donde por supuesto se come muy bien.

Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe tras la isla Aketx
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Atardecer nublado sobre San Juan de Gaztelugatxe
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Iglesia en lo alto de la isla
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
San Juan de Gaztelugatxe desde el mar

El Cantábrico estaba extrañamente tranquilo, lo que hizo que la travesía fuera aún más placentera, a pesar de la amenaza de lluvia. No había nada que temer, íbamos preparados incluso para un ligero chirimiri.

Dejado atrás el puerto de Bermeo y sus acantilados, bordeamos el Cabo Matxitxako (Cabo Machichaco), el punto más al norte de Euskadi, donde a parte de su posición geográfica y el faro, poco más hay de interés, hasta llegar al brusco islote de Aketx o Aquech, un paraíso para las aves marinas como el cormorán grande o la gaviota, que anidan en gran cantidad en sus escasas tres hectáreas de terreno.

Su imponente presencia, con varios arcos de piedra, nos prepara para lo que nos vamos a encontrar tras unos pocos zarandeos más.

Y ahí está, asomando tímidamente, Gaztelugatxe. Con su iglesia, sus gaviotas y con el otoñal sol ocultándose detrás, a la altura del pueblo de Bakio. Incluso a pesar de la amenaza de la lluvia, se oyen unos cuantos visitantes haciendo sonar tres veces la campana del final del camino, como bien manda la tradición.

Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Capitán del barco

 

Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Iglesia en lo alto de la isla
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Atardecer nublado sobre San Juan de Gaztelugatxe
Iglesia de San Juan de Gaztelugatxe desde el mar. Euskadi by machbel
Isla e iglesia de San Juan de Gaztelugatxe

Un lugar mil veces visto anteriormente, pero que todavía sigue emocionando al capitán de nuestro barco, que no dudó ni un instante ante nuestras vacilaciones sobre si debíamos hacer este recorrido o ver la parte oriental de costa ante el previsible mal atardecer: “Gaztelugatxe hay que verla“, espetó poniendo rumbo hacia ella. No seré yo quien le lleve la contraria. Ni mi cámara.

Vive la experiencia de visitar Gaztelugatxe desde el mar:

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Geniales las fotos, Víctor: hay lugares a los que uno no se cansa de volver. Y San Juan de Gaztelugatxe, en la Costa, es uno de ellos. La salida en barco, la amenaza de lluvia, el atardecer completaron la vista. Habrá que volver pronto. Un abrazo!

  2. Siempre me ha impresionado….preciosas fotos y queria saber como llegar, ya me lo habeis dicho y detalladamente, gracias…

  3. Pingback: Planes para hacer en la costa vasca de Bizkaia, cerca de Bilbao - machbel

  4. Pingback: San Juan de Gaztelugatxe: muralla con 241 escalones

  5. Pingback: San Juan de Gaztelugatxe: Muralla con 241 escalones (Rocadragón)