5 secretos para ahorrar dinero en los aeropuertos

En el mini mundo de los aeropuertos todo es caro. Bocadillos malos a precios exorbitantes, aparcamientos para coches que se van por las nubes en pocos días, e incluso las aerolíneas lowcost te cobran por imprimir la tarjeta de embarque o facturar el equipaje.

Pero que no cunda el pánico, es posible ir al aeropuerto y que no nos salga por un ojo de la cara. En este artículo te voy a desvelar mis trucos y secretos para que las horas pasadas en el aeropuerto no te lleven a la ruina.

Ventana de un aeropuerto
Ventana de un aeropuerto

Truco 1. Busca un aparcamiento externo

El aparcamiento oficial de AENA en los aeropuertos españoles cuesta entre los 10€ y 15€ al día, algo que para un fin de semana igual no es demasiado, pero como hagamos un viaje de una semana o más, nos va a salir más caro que alquilar un coche en el destino.

Por suerte, hay aparcamientos alternativos al oficial en la mayoría de aeropuertos españoles.

Por ejemplo, en el aeropuerto de Barcelona el Prat, el coste mínimo por dejar el coche en el parking del aeropuerto de Barcelona oficial es de 10€ por día.

Hay utilidades, como Parkos, que nos permiten encontrar otras alternativas al parking del aeropuerto. Buscando para el parking del aeropuerto de Barcelona, hay opciones desde los 6€/día hasta los 10€/día, casi la mitad de precio de AENA.

Estas opciones que ofrece el servicio de Parkos incluye aparcamientos de todo tipo. En algunos te vienen a recoger a la terminar en un shuttle y en otros te entregan el coche en mano cuando llegas a la terminal T1 o T2. Hay muy buenas opciones para el aparcamiento de largas estancias, y este ejemplo no se ciñe solo al aeropuerto de Barcelona, en muchos otros de España también hay este servicio.

Incluso en Asturias, con su aeropuerto tan pequeño, tiene dos servicios externos al propio del aeropuerto, mucho más baratos que el oficial.

Señal de parking
Señal de parking

 

Truco 2. Mira bien qué ofrece cada puesto de comida

Comer en los aeropuertos es un horror. La comida es mala, y aún por encima, cara. A poco que te descuides, un bocadillo con una bebida son 10€-12€, y da igual de qué lo pidas: todos son igual de insípidos.

Por eso cada vez tiendo más a llevar mi propio bocadillo de casa, a lo Paco Martínez Soria. Está mucho más rico, y cuesta bastante menos.

Si no tengo posibilidad de prepararme algo para pasar varias horas en el aeropuerto, entonces toca hacer la ruta para ver qué ofrece cada puesto y quedarse con el menos malo. Los bocadillos son iguales en todos lados, así que otras opciones son pizzas, hamburguesas o cadenas de comida rápida como McDonald´s o Burger King.

Aunque no me gustan nada estas cadenas de comida rápida, en el aeropuerto son la opción que más llenan a menor coste, a expensas de quedarte toda la tarde con el sabor de la hamburguesa en la boca.

En algunos aeropuertos grandes, como el de Barcelona el Prat, hay incluso restaurantes donde el camarero viene a servirte, pudiendo comer por unos 15€-20€ y quedando bastante mejor que con un bocadillo.

El secreto es mirar opciones, y quedarnos con la que más nos guste en el momento.

Cafetería de aeropuerto
Cafetería de aeropuerto

 

Truco 3. Ve con una botella vacía o recipiente rellenable

El agua es otro recurso escaso dentro de los aeropuertos. No se por qué, pero una botella de agua pequeña cuesta entre 1,5€ y 2€, y las de litro pueden llegar a los 3,5€. En Petra, en mitad del desierto, el agua es mucho más barata.

Para evitar estos precios abusivos, un truco de viajero curtido es ir con una botella vacía en el equipaje de mano, o con un recipiente rellenable (por eso de evitar plástico innecesario). Después la rellenas dentro del aeropuerto en las fuentes para beber, y listo.

Otra opción es comprobar cuánto cuesta el agua en las cadenas de comida rápida como Burger King o McDonald´s, ya que ahí el agua suele estar a 1€.

 

Truco 4. Imprime los billetes o llévalos en el móvil

El tema de los billetes en las lowcost ha traído muchos problemas porque al principio la gente no se daba cuenta de imprimirlos. Ahora parece que todos hemos aprendido esta triquiñuela de las aerolíneas, sobre todo cuando se puede llevar el billete en formato digital en el móvil, para no ir con más papeles.

Mi recomendación siempre es llevar el billete en papel, ya que no cuesta nada, y el papel no se queda sin batería ni se le rompe la pantalla (lo digo porque una vez se me rompió la pantalla del móvil en el aeropuerto).

Más vale ser precavido con la documentación si no queremos pagar recargos absurdos, y tener en cuenta los requisitos de las lowcost. En este otro artículo te muestro los trucos para viajar con Ryanair sin problemas.

Vista aérea del aeropuerto de Malta
Vista aérea del aeropuerto de Malta

 

Truco 5. En escalas largas, infórmate de la sala VIP

Las salas VIP suenan a espacio reservado para gente con traje, aunque están abiertas a todo el mundo que pague su precio. En una escala larga, de más de 5 horas, puede ser una buena opción informarse de cuánto cuesta, ya que por unos 25€-35€, podemos acceder a ella, teniendo asientos mucho más cómodos, a veces duchas y barra libre con cosas para picar, haciendo la espera mucho más entretenida (y sin estropearnos la espalda en los malos asientos del aeropuerto).

La pena es que muy pocas están abiertas de noche, para esos vuelos que salen antes del amanecer, pues estaría muy bien poderse quedar en la sala VIP a echarse una cabezadita.

Durmiendo en los bancos de un aeropuerto
Durmiendo en los bancos de un aeropuerto

Estos son algunos de los secretos que me permiten ahorrar dinero mientras estoy en los aeropuertos. ¿Cuáles tienes tu? Cuéntamelo en los comentarios.

Artículo patrocinado por Parkos. Todas las opiniones mostradas pertenecen al autor.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.