Cueva El Soplao, el bosque subterráneo

Cantabria, con sus más de 6500 cavidades, es un queso gruyer ideal para la espeleología y para la minería, encontrándose a veces cuevas con formaciones geológicas fascinantes, como ocurre con esta cueva de El Soplao, situada en el noroeste de Cantabria, a pocos kilómetros de San Vicente de la Barquera o Torrelavega.

Cueva el Soplao, Cantabria
Visitantes en la sala de la Ópera

El Soplao es una cueva única, ya que a parte de las típicas estalactitas (cuelgan del techo) y estalagmitas (crecen del suelo), en ella se encuentra la mayor concentración de excéntricas del mundo, unas curiosas estalactitas que crecen sin ningún orden desafiando a la gravedad, recordando el aspecto de un bosque de piedra o de un banco de coral. Unido al espectáculo de luces y música, parece que nos encontramos en el fondo del mar o en la cueva de los Alien, en vez de en el interior de la montaña cántabra.

Descubierta en 1908, cuando el Grupo Minero La Florida excavaba la zona en busca de minerales, no fue hasta 1975 cuando el Espeleo Club Cántabro Universitario valoró su importancia geológica, tras muchos años cerrada por el cese de las actividades mineras. En 2005 se abrió al público la cueva, tras acondicionar su interior para las visitas, siendo una cueva totalmente accesible para personas para movilidad reducida.

Cueva el Soplao, Cantabria
Caminos de la mina
Cueva el Soplao, Cantabria
La cueva de los Alien
Cueva el Soplao, Cantabria
Reflejo en la sala de los fantasmas
Cueva el Soplao, Cantabria
Techo azul

Actualmente se entra en la cueva por la galería de la Isidra, montados en una reconstrucción del tren minero o andando. Una vez dentro, en la galería de la Gorda, empieza el espectáculo, con el techo reflejado en el inmóvil lago, ideal para ver con detalle todas las formaciones rocosas.

Durante todo el recorrido, de una hora, el guía nos explicará la historia y los detalles más importantes de la cueva, acompañado por un espectáculo de luces que sirve para aumentar la espectacularidad de la cavidad. El recorrido sigue las vías del antiguo tren minero, por lo que algunas partes de la cueva están un poco estropeadas, aunque mucho menos de lo esperado tras haber sido una explotación industrial, estando mucho mejor conservada que las cuevas del Drach, en Mallorca, por ejemplo.

Sin duda la mejor parte del recorrido es al final, cuando llegamos a la llamada sala de la Ópera, donde las excéntricas están por todas partes impresionándonos con sus formas caprichosas. Unido a la música, esta sala bien merece una visita a El Soplao.

A parte de la visita normal (12€, con varias tarifas reducidas), donde vemos más de un kilómetro de cueva siguiendo el camino perfectamente adaptado, podemos adentrarnos en las profundidades con la visita de Turismo-Aventura (32€), donde enfundados en el mono y con el casco proporcionado por la organización, podemos conocer unos 3 kilómetros de cueva en un recorrido totalmente natural de 2 horas y media de duración. El precio es bastante más alto que en la visita normal, pero según varios amigos que hicieron este recorrido, es mucho más divertida e interesante esta opción, donde conoceremos realmente la cueva sin haber sufrido ninguna intervención humana.

En mi visita a El Soplao, debido al II blogtrip Cantabria Infinita, sólo hicimos el recorrido normal, por lo que volveré para hacer el recorrido Turismo-Aventura. En el interior de la cueva no se pueden hacer fotos, aunque con la oscuridad que hay es necesario usar el trípode, que también está prohibido.

Cueva el Soplao, Cantabria
Galería gorda
Cueva el Soplao, Cantabria
Techo de la sala de la Ópera
Cueva el Soplao, Cantabria
Excéntricas
Cueva el Soplao, Cantabria
Sala de los fantasmas

El entorno de El Soplao está perfectamente acondicionado para su visita, con cafetería, tienda con productos fabricados en ámbar extraído de la cueva, y un gran aparcamiento. También podemos ver los restos de la explotación minera, y si el día está despejado, disfrutar de las vistas. Cuando visité El Soplao llovía, menos mal que dentro hay techo, y según parece es más interesante la visita, porque en el interior se ve más agua en movimiento.

Para quien le guste disfrutar con el arte de la naturaleza, esta cueva es una visita imprescindible, demostrándonos que el tiempo y el agua pueden hacer cualquier cosa en una tierra infinita como Cantabria.

Vive esta experiencia:

  • Horarios según mes. Normalmente de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:00.
    Tarifa: 12€ adultos, 9,5€ reducida.
  • Web oficial
Temas: , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Hace poco me regalaron una cajita Smartbox y el destino elegido es un hotel en Cantabria y visita a las cuevas del Soplao. Todavía no tengo fechas escogidas, pero después de ver este post, tiene que ser pronto XD

  2. Genial la entrada machbel. Para mí, el Soplao ha sido una de las gratas sorpresas de nuestro blogtrip!!!Una visita imprescindible si vas a Cantabria.
    Felicidades por la entrada!!
    Saludos

  3. Pingback: Bitacoras.com

  4. Pingback: Santillana del Mar, ¿la villa mentirosa? « machbel blog

  5. espectacular ya tengo ganas de visitarla he visitado muchas veces cantabria pero esta cueva no ya queda poco para verla y os cuento un saludo de agus

    • Me alegro de que te gustase :D. Sobre el precio no puedo decirte, porque no la hice, pero el equipo y los guías supongo que justifiquen ese coste.

  6. Pingback: Cuevas que no puedes perderte en Cantabria | machbel