Las mejores tarjetas de crédito y débito para viajar

Tener acceso a nuestro dinero al viajar, sobre todo en moneda local, es vital. Por eso, aparte de llevar cierta cantidad de dinero en efectivo para los gastos de 2 o 3 días (no recomiendo llevar más para minimizar el impacto de un posible robo), conviene tener varias tarjetas de crédito y débito para poder obtener más dinero y realizar pagos, tanto en nuestra moneda de origen (dólares o euros), como en la moneda local del país que estemos visitando.

Al viajar fuera de Europa y Estados Unidos, te recomiendo tener por lo menos 3 tarjetas de crédito o débito, y de diferentes proveedores, como son Visa, Mastercard y American Express, entre otros. Con esto te aseguras que siempre vas a poder realizar pagos con alguna de las tarjetas, o extraer dinero de los cajeros automáticos (ATM).

Tarjetas de crédito y débito
Tarjetas de crédito y débito

Además, es conveniente mirar las limitaciones para obtener dinero y pagar de los diferentes países, como por ejemplo China, donde ninguna tarjeta extranjera funciona (ni Visa ni Mastercard ni American Express), por lo que tendrás que ir a ciertos bancos para sacar dinero o cambiar tu moneda de origen en el aeropuerto o bancos centrales. Si bien el caso de China es muy peculiar, siempre conviene minimizar posibles problemas e informarse antes de viajar a un país fuera de Europa.

Ahora bien, con tantas tarjetas de crédito y débito en el mercado, ¿cuáles son las mejores para viajar? Aquí te voy a mostrar algunas de las mejores que he probado de viaje por el mundo, como por Colombia, India o Italia.

Tarjetas de crédito

Qué son

Las de crédito son el tipo más habitual de tarjetas, y seguramente tienes alguna de tu banco. Su característica básica es que tienes una cantidad mensual, un crédito, que puedes gastar, independientemente de que tengas ese dinero en la cuenta vinculada. Al terminar el mes puedes liquidar todo lo que debes, o ir pagando la cantidad en pequeños plazos añadiéndole un interés (reflejado en el TAE), variable según el tipo de tarjeta.

El punto del interés que aplican es vital, pues puede variar mucho entre una tarjeta u otra, por lo que conviene mirar bien este parámetro.

Además de los intereses, las tarjetas de crédito también pueden tener gastos de mantenimiento y otro tipo de comisiones, punto importante a mirar cuando sacas dinero de un cajero que no es de tu entidad bancaria o no es en la divisa en que tengas el dinero (por ejemplo, sacar libras egipcias de una cuenta en euro). En este punto, también te meten una comisión que, de nuevo, varía mucho de una tarjeta a otra.

Al salir de viaje te aconsejo que por lo menos lleves una tarjeta de crédito, ya que te aseguras tener ese dinero accesible ante cualquier emergencia, sin falta de llevarlo encima ni tenerlo disponible en la cuenta bancaria.

Facilidad para pagar con tarjeta
Facilidad para pagar con tarjeta

Cuándo utilizar tarjetas de crédito

Aunque el tema de los intereses y las comisiones puedan echarnos para atrás, las tarjetas de crédito son muy útiles para ciertos casos, como son el pago de productos de gran importe, como vuelos, hoteles y viajes, así como para adelantar dinero con las fianzas de coches de alquiler y alojamientos.

En el caso de los pagos de grandes cantidades, al disponer de un límite de crédito en la tarjeta, podemos pagar algo que cueste menos que ese límite, pero no ver cómo se extrae el dinero de la cuenta bancaria hasta el mes siguiente. De esta forma podemos comprar un vuelo o viaje antes de cobrar la nómina, por ejemplo, y así aprovecharnos de un mejor precio en el producto adquirido, aunque justo en ese momento no tengamos el dinero (pero lo tendremos en un futuro muy próximo).

Lo que no recomiendo nada es pagar con los plazos de la tarjeta de crédito, ya que los intereses son muy altos (comparados con una hipoteca o crédito normal), y al final perderemos dinero. Mejor ahorrar antes de pagar a crédito.

Otro aspecto muy interesante de las tarjetas de crédito es que, debido al crédito de que disponen, las empresas de alquiler de coches piden que se deposite la fianza en una tarjeta de este tipo. Así, ellos se aseguran que ante un problema puedan cobrarte, y tú te aseguras de que no te descuentan ningún dinero antes de que suceda un problema. Digamos que avalas que puedes tener el dinero, pero no adelantas nada. Esto también se puede hacer con las tarjetas de débito, pero previamente has tenido que recargarlas con el importe de la fianza.

Pagando viajes con tarjeta
Pagando viajes con tarjeta

Cuáles son las mejores tarjetas de crédito para viajar

Tarjetas de crédito hay muchísimas, más que bancos existentes. Con tanta variedad, puedes ahorrar tiempo al comparar tarjetas de crédito. Con esta herramienta verás que hay muchas más tarjetas de crédito además de la de tu entidad financiera y, según el tipo de viajes que hagas, te puede interesar más una u otra.

También es importante tener en cuenta que muchas de estas tarjetas te devuelven un pequeño porcentaje de las compras que hagas, ya sea en dinero, o en puntos para vuelos o gasolina, lo que supone un ahorro a final de año de lo más interesante según tu tipo de gastos.

Lo mejor antes de adquirir una tarjeta de crédito es que conozcas cuáles son tus gastos, y escojas la que más ventajas te aporte según tu perfil de consumidor.

Tarjetas de débito

Qué son

Las tarjetas de débito también permiten hacer pagos fácilmente, pero en vez de disponer de un crédito fijo, la tienes que recargar con un saldo que es del que vas a poder ir descontando todos los pagos. Al tener este límite auto impuesto, en el que adelantes el dinero que podrás usar, es más sencillo controlar el gasto con una tarjeta de débito, con lo que evitas sorpresas a final de mes.

Además, al controlar tú el límite de la tarjeta, y si tienes el dinero, puedes recargarla con un saldo muy superior al crédito de una tarjeta de crédito, por lo que podrás usarla en más ocasiones.

El punto diferenciador es que, en las tarjetas de débito, tú adelantas el dinero, y no el banco que la emite, como ocurre con las de crédito.

Pagando con tarjeta
Pagando con tarjeta

Cuándo utilizar tarjetas de débito

Debido a la facilidad para controlar el gasto, las tarjetas de débito son muy útiles para realizar los pagos diarios, a modo de monedero electrónico. Es mucho más práctico llevar una tarjeta en la funda del móvil y pagar con ella, que cargar con billetes y monedas para pagar pequeñas cantidades.

Sobre el tema de las comisiones, suelen ser inferiores al de las tarjetas de crédito, ya que el riesgo para la entidad emisora es muy inferior, al no adelantar el dinero.

Muchas de las tarjetas de débito permiten sacar dinero de cualquier cajero del mundo, en cualquier divisa, sin cobrarte comisiones (mejor dicho, te devuelven el importe de la comisión que has pagado), y aplican tipos de cambio de moneda muy ventajosos, casi idénticos al cambio oficial, por lo que son la forma más práctica de hacer los pagos diarios y sacar dinero de los cajeros.

Dando una tarjeta MasterCard
Dando una tarjeta MasterCard

Cuáles son las mejores tarjetas de débito para viajar

Tarjetas de débito hay muchas, y posiblemente tu entidad bancaria te la pueda facilitar, pero posiblemente no tenga todas las ventajas que ofrecen las tarjetas de débito virtuales no vinculadas a bancos tradicionales, que controlas totalmente a través de tu móvil.

Entre estas tarjetas de débito están las conocidas Bnext, Revolut y N26, cuyas ventajas son usadas por miles de viajeros en todo el mundo (incluido yo).

Bnext

Esta tarjeta prepago Visa es de origen español, lo que te asegura una atención al cliente en castellano y mayor facilidad ante problemas. Entre sus ventajas está que te devuelven la comisión por sacar dinero de cualquier cajero del mundo (hasta 3 veces al mes), y también te devuelven las comisiones por cambiar a moneda distinta al euro (hasta 2.000€ al mes). Por supuesto, es totalmente gratis.

Además, todo se controla desde el móvil, por lo que en todo momento ves qué operaciones has realizado, y si hay alguna ilegítima (a veces pasa), la puedes bloquear y no te quitan el dinero.

Siempre que salgo de viaje la llevo en mi cartera, pues es el método de pago más cómodo.

Consigue tu tarjeta Bnext con 5€ de regalo

Tarjeta Bnext
Tarjeta Bnext

Revolut

Muy similar a la Bnext, pero en este caso es MasterCard y con base en Reino Unido. Ofrece ventajas muy parecidas a la tarjeta española, con devolución de comisiones y un cambio de divisa muy ventajoso, además de poder controlarlo todo a través del móvil. La tarjeta básica es gratis, aunque tienen opciones de pago con más características.

Al ser MasterCard, tampoco falta en mi cartera, para así tener una Visa de débito (Bnext), y la Revolut.

Consigue gratis tu tarjeta Revolut

Revolut
Revolut

N26

A diferencia de las anteriores, N26 es un banco de reciente creación, por lo que se centra más en cómo controlar tu dinero sabiamente. Aun así, ofrece una tarjeta MasterCard gratuita y con un buen cambio de divisa (aunque no tanto como Bnext o Revolut), y otras ventajas para viajar, teniendo también todo tu dinero controlado a través del móvil.

Otra buena opción para llevar de viaje.

N26
N26

El mundo de las tarjetas de crédito y débito está cambiando mucho en los últimos años, lo que va a traer más ventajas para nosotros, los consumidores, y más facilidades para controlar nuestro dinero.

Ahora es turno para ti, ¿qué dudas tienes sobre tarjetas para viajar?

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.