Sur de Cantabria: recorrido por una zona desconocida

Como una península en el mar, el sur de Cantabria se adentra en Castilla y León, sirviendo de tierra de paso entre la costa cantábrica y la meseta. Reconocible por el gran embalse del Ebro, origen del río más caudaloso de España, este territorio tiene muchos más atractivos para el visitante más allá de la estación de esquí de Alto Campoo y de las ruinas romanas de Julióbriga. Vamos a descubrirlos.

Castillo de Argüeso al sur de Cantabria nevado
Castillo de Argüeso nevado

Como un pequeño mar visto desde las montañas, el Embalse del Ebro es un gran pantano que abastece a la mayor cuenta hidrográfica del país. En sus aguas encontraremos una gran diversidad de aves, sobre todo en invierno, ya que pasan aquí los meses más fríos del año antes de emigrar al norte de Europa. Desde el Centro Ornitológico del Embalse del Ebro en La Población, las observaremos perfectamente. Y si vamos en verano, el embalse es una gran zona de juegos náuticos: kite surf, kayak, remo… El nacimiento del río Ebro está a pocos kilómetros, en Fontibre, lugar del que manan las aguas del subsuelo y que los romanos designaron como su nacimiento, aunque realmente sea más arriba.

Glaciares Campurrianos y al fondo el Embalse del Ebro en el Sur de Cantabria
Glaciares Campurrianos y al fondo el Embalse del Ebro

Como testimonio de antiguas glaciaciones, los glaciares campurrianos de Alto Campoo son una clase al aire libre de geología, en la que conoceremos los efectos de las grandes masas de hielo que cubrían la zona. Hasta 250 metros de espesor se cree que tenía la capa de hielo que cubría estas montañas hace más de 10.000 años. Podemos conocer los distintos circos glaciares siguiendo alguna de las rutas de senderismo que parten desde la estación de esquí de Alto Campoo, que van desde los 6 hasta los 16 kilómetros. Para interpretar todo lo que nos enseña el paisaje, así como descubrir los rastros que dejan los osos, rebecos y demás fauna de la zona, lo mejor es hacer la ruta con los chicos de Pangea Proyectos, grandes conocedores del terreno.

Ruta por la montaña de Alto Campoo en el Sur de Cantabria
Caminando por los Glaciares Campurrianos

Como lugares de culto imperecederos, las ermitas rupestres de Valderredible, junto a las cuevas eremíticas de la zona, son unos de los lugares más singulares que podemos encontrarnos en toda Cantabria. El origen de estas ermitas y cuevas excavados en la roca arenisca se remonta a los siglos VIII a X, época en la que el dominio árabe obligaba a los mozárabes cristianos a exiliarse a las montañas para seguir con su fe. El resultado de esta huida a las montañas son lugares únicos como la iglesia rupeste de Santa María de Valverde o de Arroyuelos, que sorprenden al viajero que las visita.

Chica paseando por el interior de la iglesia rupestre
Interior de la Iglesia Rupestre de Santa María de Valverde

Como ejemplo de que las religiones cambian con el tiempo, nos encontramos con otro tipo de iglesias, las románicas, cuyos elementos eróticos no pasan inadvertidos. El mejor ejemplo de ello es la colegiata de San Pedro de Cervatos, a un paso de Reinosa (si te gusta el grupo de rock La Fuga lo tienes que conocer), pero hay muchas otras que bien merecen una visita, como Santa María la Mayor en Villacantid, reconvertida en el centro de interpretación de estas iglesias; o la de Santa Olalla en Valdeolea, en la que no te esperas encontrarte el mismísimo infierno en sus frescos del interior.

Mural con representación del infierno y otras escenas religiosas
El infierno en pinturas

Como escenario de una de mis series de fantasía favoritas, el Castillo de Argüeso te transporta irremediablemente a un tiempo en que reyes, señores y caballeros forjaban el día a día a base de batallas y casamientos. La de Argüeso es la única fortaleza que se mantiene en pie en el interior de Cantabria. Restaurada con mucho cariño (toda la madera está trabajada con técnicas medievales), la antigua morada de los señores De la Vega – Mendoza es ahora un espacio expositivo de arte local que a poco que se nos vaya la vista de las piezas expuestas, nos hará creer que estamos en Poniente.

Castillo de Cantabria con nieve
Castillo de Argüeso nevado

Y como el comer nos gusta a todos, en el Sur de Cantabria nos encontraremos con muchas delicias gastronómicas que complementan la excelsa gastronomía cántabra. Al ser esta una histórica zona de paso entre la costa y la meseta, siempre se le ha ofrecido al viajero deliciosas lembas para que continúe fuerte su viaje. Las ollas ferroviarias, las setas, y sobre todo dulces como las rosquillas de invierno, las pantortillas, o las galletas (¿te suenan las campurrianas? Pues ese es el gentilicio de esta zona), harán que nuestra visita al sur de Cantabria sea aún más placentera.

Dulce cántabro con montañas de fondo
Quesada en la montaña

Datos prácticos para conocer el Sur de Cantabria:

Qué visitar

Qué hacer

Dónde comer

Dónde dormir

  • Hotel Vejo 3*. Habitaciones amplias y parking gratuito en un hotel antiguo a buen precio.

Web oficial de turismo

Temas: , , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

¡Déjame tu comentario! Me hace ilusión :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Hola buenas tardes como estas!!!
    He visto tu blog y esta excelente, de verdad muy bueno.
    Te quería consultar algo. Es factible poder incluir algún artículo tuyo en nuestra revista TURISMOCUATRO MAGAZINE CHILE??? Tiene algún costo??

    Saludos

    Mané

  2. Pingback: Los 15 mejores reportajes sobre Cantabria - Camping de Valderredible, Cantabria