El alegre cementerio de Săpânța en Rumanía

“…Tú que vienes de visita / a mi lugar de descanso / de vino deja una botellita.” Así son los epitafios de este curioso campo santo rumano, que le ha valido el sobrenombre de cementerio alegre de Săpânța (Cimitirul Vesel) por el irónico y negrísimo humor de sus lápidas, en las que se narran, siempre con perfecta rima en rumano, la vida y muerte del desdichado habitante de la tumba.

Tumbas de todos los tiempos

La culpa de todo esto la tiene Stan Ioan Pătraş, un escultor local que debía de aburrirse mucho, creando la primera lápida alegre y colorida en 1935. En los años 60 ya llevaba más de 800 talladas, todas con su epitafio personalizado contando los problemas cotidianos del fallecido en tono de humor, y con un grabado representando la causa de la muerte o el retrato del fallecido.

Estos grabados tienen mucha más historia de lo que parece a simple vista, ya que los motivos alrededor de la imagen principal tienen diferentes significados. También nos sirven para hacernos una idea de la vida tradicional en Maramures.

Iglesia del cementerio en restauración
Interior de la iglesia
Historias del pueblo
Tumbas y lápidas

Como Săpânța es un pueblo pequeño, todos se conocen muy bien, de ahí el tono familiar que tienen la mayoría de relatos. Stan Ioan buscaba con estos epitafios convertir el drama en esperanza, sobrepasando la muerte con humor, enfatizando los truinfos (y vicios) de la vida. Todas las cruces son de roble, con vivos colores, pintadas de azul para simbolizar el cielo al que van las almas de los fallecidos.

A la muerte de Stan, que está enterrado en el cementerio de Săpânța con su propia dedicatoria, continúa con esta peculiar tradición uno de sus discípulos, Dumitry Pop, alias Tincu, y se siguen oficiando entierros con total normalidad.

Sin duda el cementerio de Săpânța es uno de los lugares más peculiares de Rumanía, que cada vez atrae a más curiosos que quieren ver este lugar en persona. Todas las inscripciones están en rumano, por lo que hace falta ir con un guía que nos las traduzca, o llevar algún tipo de traductor, si queremos enterarnos de algo.

Detalle de las cruces
Corona de flores
Lápidas coloridas

El día que visité el cementerio de Săpânța  llovía mucho. Pero esto no fue lo más reseñable, si no la escena que ví cuando me acercaba a la puerta. Un señor estaba dando una vuelta por el cementerio ,junto a su hija, perseguidos por el señor de la taquilla reclamándoles el pago de la entrada.

El maleducado visitante se acercó a mi, al ser el único turista que estaba esperando en la taquilla para pagar, y me dijo que en su país, Israel, no se pagaba por visitar cementerios, así que el no pensaba hacerlo en Rumanía. Y así de tranquilo se fue junto a su avergonzada hija. El pobre taquillero rumano no sabía que hacer a parte de maldecirle en su idioma.

Escenas extrañas que ocurren a parte, el cementerio alegre de Săpânța se ha convertido por méritos propios en una de las visitas más recomendables de Rumanía, en una región conocida por sus inmensas iglesias de madera, y porque hay un cementerio donde la gente se ríe.

Atropellado por el tren
Cura y monaguillo

Inscripciones más curiosas del cementerio alegre de Săpânța

Desde que fui un chiquillo
era conocido como Stan Ion Pătraş.
Escuchame chaval,
no hay mentiras en lo que voy a contar.

Durante toda mi vida
no hice daño a nadie
hice tanto bien como pude
a quien me lo pidiera.

Oh, mi pobre mundo
porqué es tan duro vivir en él.

Inscripción de Stan Ion Pătraş, creador de las lápidas alegres

 

Aquí es donde reposo
Ion Griguta es mi apodo.
Cuando estaba en la tierra
de la pipa yo fumaba
y evitaba el trabajo.
Cuando empecé a cuidarme
la mala salud me encontró.
No tuve la suerte de hacerme viejo
y dejé la vida con 57 años
en 1942.

Ion Griguta, el fumador

Juntos hasta la eternidad

Aquí descanso.
Stefan es mi nombre.
Tanto como viví,
me gustaba beber.
Cuando mi esposa me dejó,
bebía porque estaba triste.
Después bebía mucho más
para sentirme feliz.
Así que no fue tan malo
que mi esposa me dejara,
porque salía a beber
con todos mis amigos.
Bebí muchísimo,
y ahora, todavía estoy sediento.
Tú que vienes de visita
a mi lugar de descanso,
de vino dega una botellita.

Stefan, el borracho del pueblo

El del tractor

Debajo de esta pesada cruz
descansa mi pobre suegra.
Si hubiera vivido tres días más
yo estaría aquí y ella leyéndola.
Tú que estás de visita
intenta no despertarla
para que no vuelva a casa
a comerme la cabeza,
y tenga que actuar
de una forma que no vuelva.
Reposa aquí mi querida
s-u-e-g-r-a.

 

Otra cosa amaba mucho más,
sentarme en una mesa del bar,
cerca de la mujer de otro.

Ioan Toaderu amaba a los caballos, y más, nos dice desde el más allá

Retrato

Arde en el infierno,
sangriento taxi de Sibiu.
De todos los lugares en este país
tuviste que parar justo aquí.
En mi casa me atropellaste
y me enviaste al agujero
dejando a mis padres
llenos de dolor.

Niña de tres años atropellada

 

Desde mi tierna infancia
como Ion Irina fui conocida.
Después de casarme,
Mihai Irina me llamaban.
Con toader, mi esposo,
estuvimos juntos en lo bueno y en lo malo.
Ahora nuestros caminos se separan
y le dejo muy triste.
Dos hijos quedan atrás
uno se fue a España

Ion Irina – Mihai Irina, 1932-2000

La costurera

Aquí es donde descanso.
Stan Maria es mi nombre
y cuando estaba en la tierra
mucho pan sagrado cociné.
Pan que hice para el pueblo,
para que 4000 habitantes
lo tomasen cuando tenían hambre.
Hubiera deseado vivir más
y hacerme vieja
pero dejé la vida
con 76 años.

Stan María, la joven panadera

La cocinera

Más información:

  • Las lápidas del cementerio están todas en rumano, por lo que es aconsejable ir con un guía que nos las traduzca, o usar el móvil como traductor. Las más importantes están marcadas en el folleto que entregan a la entrada y al lado de la lápida.
  • Tarifa: 5 lei (1,2€). Permiso para hacer fotos, 5li (1,2€)

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  1. Pingback: El viaje de tu vida: 5 destinos para un verano top – Kavehome

  2. Pingback: Descubre el cementerio alegre de Săpânța ⋆ Cosas Random

  3. Pingback: Rumania tiene un cementerio lleno de humor y colores - Refugiodelvergel

  4. Pingback: Conoce el peculiar cementerio feliz ubicado en Rumania