De vía ferrata por Cantabria

Vía ferrata, y eso, ¿qué es? A mi al principio me sonaba a un camino romano por el que transportaban el hierro, o algo por el estilo. Lo que hace la ignorancia. Tuve que ir hasta Cantabria, al pueblo de la Hermida, para vivir y descubrir que es una Vía Ferrata. Las vías ferratas no son más que caminos horizontales o verticales por la montaña, en los que ayudados por grapas de metal y otros elementos nos permiten llegar fácilmente y sin conocimientos de escalada hasta lugares de difícil acceso.

Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
El temido puente tibetano

Dice la historia que se empezaron a construir estas vías en 1843 en Austria, para poder subir hasta  el pico Hoher Dachstein con facilidad. Durante la primera Guerra Mundial las Dolomitas se plagaron de este tipo de senderos para su uso militar, convirtiéndose en senderos deportivos al terminar la guerra. En España las vías ferratas empezaron a introducirse en 1990, estando una de las primeras en Monserrat. Actualmente podemos encontrarlas en muchos puntos de la geografía española, como por ejemplo en el desfiladero de la Hermida, en Cantabria.

Para hacer estas rutas hay que cumplir unas estrictas medidas de seguridad, ya que aunque sigamos escalones de metal y todo el recorrido esté bien señalizado, una caída puede ser fatal. Por eso, durante todo el recorrido vamos amarrados a un cable de acero que soporta hasta 3.000kg, así que por mucho que queramos no nos vamos a soltar del cable. El uso del casco, arnés y disipador es indispensable para ir sujeto al cable de acero, evitar posibles piedras que puedan caer y realizar la vía ferrata con seguridad. En la vía ferrata de la Hermida íbamos cuatro en el grupo, y ninguno se cayó, no se si por nuestra habilidad innata o por agarrarnos tan fuerte a los hierros que ni con una palanca podrían separarnos.

Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Los peldaños de la Vía Ferrata
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Seguridad ante todo
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Subiendo por la Vía Ferrata
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
La Hermida desde el puente colgante

Esta vía ferrata de la Hermida, enclavada en uno de los parajes naturales más bonitos de Cantabria, podemos disfrutar de un camino de 3-4 horas en plena montaña. Al principio el camino es bastante fácil, pero poco a poco la vía ferrata se va complicando, hasta llegar a puntos tan espectaculares como el puente tibetano, donde hay que cruzar 35 metros de barranco andando tan solo sobre una cuerda, al igual que hacen los habitantes del Tíbet, pero ellos sin ninguna protección. Alguno hasta tubo pesadillas con este puente, que se disfruta mucho más de lo que se sufre. Eso sí, las vistas, increíbles.

Otro punto que impone respeto es el puente colgante con tablas, de 100 metros de longitud y aún más alto que el puente tibetano. Tal y como nos contaba el guía, que ayudó en su construcción, este fue uno de sus trabajos más difíciles, y es que colocar 3500 kg de cables de acero suspendidos en lo alto de una montaña no es nada fácil. Desde aquí se puede hablar a los pájaros de tú a tú.

Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
El puente tibetano
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Caída de 50 metros
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Seguridad en el puente tibetano
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
El infinito puente colgante

Tras más de 3 horas de esfuerzo, terminamos el recorrido medio, cuyos puntos más espectaculares son los puentes, más que nada por su altura y las vistas, aunque por dificultad hay otros tramos donde tendremos que concentrarnos y aplicarnos al máximo. Al terminar la vía ferrata, toca una caminata comentando toda la vía y la aventura vivida de casi una hora a través del bosque, hasta llegar a la salida.

Esta fue la primera vía ferrata que hice, y sobre todo destaco lo bien que se lo pasa uno subiendo por la montaña, creyéndose un pequeño aprendiz de escalador. Esta vía ferrata de la Hermida es gratuita si tenemos el equipo necesario, o podemos alquilar todo el equipo en recepción por 18€. Si es nuestra primera vez en una vía ferrata, aconsejo encarecidamente contratar la visita guiada, ya que el guía va a vigilar por nuestra seguridad en todo momento, y aunque es una actividad segura, siempre está bien contar con la supervisión de un profesional.

Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Puente colgante en la montaña
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
cruzando el puente colgante
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
No te doy miedo ¿o qué?
Vía Ferrata de la Hermida, Cantabria, España
Nuestro guía

Por lo demás, tan solo hace falta calzado adecuado (tengo un amigo que está empeñado en hacer vías ferratas con chanclas, pero es un caso a parte), ropa cómoda, una mochila algo de bebida y comida, y muchas ganas de disfrutar de la montaña. En cuanto a la condición física, con tener una mínima forma física ya podemos hacer la vía ferrata, siempre y cuando no tengamos vértigo. A partir de 14 años ya se puede hacer el recorrido normal.

Así que la próxima vez que vayas a la montaña, ¿te animarás con una vía ferrata?

Más información:

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Guauuu! Me encantan estas actividades de aventura, encima en un entorno fantástico. Gracias por mostrárnoslo, esto me lo apunto jejeje!
    (PD: A ver si a la tercera se publica mi comentario :p)

  2. Impresionante!!! Me encantaría hacerla aunque creo que me daría bastante yuyu. En Perú hicimos una especie de esta por nuestra cuenta pero sin seguro ni nada y menudo miedo pasé, jejejeje. La verdad que has empezado por una preciosa!!! Un abrazo. ;-)

  3. ¡¡Menuda vía más chula!!
    Yo también tenía una idea preconcebida de lo que eran las vías ferratas, pensaba que eran antiguas vías de tren…
    Un estupendo post.
    Saludos ;)

  4. Dany, por fin pudiste poner el comentario :D

    Babyboom, sin cuerda de seguridad yo no subo por ahi ni loco, menudo peligro, aunque no callera ni una vez, paso de tentar a la suerte. Que valor tienes!

    Helena, dicen que se aprende viajando, va a ser verdad jeje

    Artabria, deja el miedo a un lado, y atrévete con una via ferrata, que uno se siente muy bien recorriéndola

  5. Muy chulas las fotos, pero el guia usa un calzado de cañones, más adecuado para esa disciplina que la de via ferrata, pero bueno sobre gustos, pues un libro en blanco. En definitiva lo importante es usar material y técnicas adecuadas, según que disciplinas, variantes hay muchas, pero las formas de hacer las cosas bien, son pocas y bien conocidas.Salu2

  6. Pingback: Balance del 2012 ante un año interesante - machbel

  7. Pingback: Adrenalina y aventura en las vías ferratas | DESPAÑA

  8. uufff…. me acabo de apuntar a un fin de semana de aventura donde incluye esta vía… nunca he hecho esto!! pero necesitop saber si es muy complicado para principiantes jaja, dios mio!

    • Complicado no es, tan solo hay que ir con cuidado y tener una forma física básica, ya que es cansada la subida. Los puentes es de las partes más divertidas, mientras no tengas vértigo.
      En cuanto a ropa, lleva playeros o botas que no resbalen, sobre todo para la bajada.
      Y a disfrutar de las vistas!

  9. Impresionante. Vi el post hace unos meses y esta semana he ido a hacerla aprovechando el viaje a los Picos de Europa. De las mejores experiencias que he tenido. Además, últimamente he ido cogiendo miedo a las alturas y esto ha sido una buena aventura para quitarme de estos líos y soltar adrenalina. Recomendable 100%.

    Gracias por publicarlo, si no no hubiese reparado en ella.

  10. Pingback: Adrenalina y aventura en las vías ferratas | Clubrural

  11. Pingback: De turismo rural por el Parque Natural Saja Besaya de Cantabria - machbel

  12. Pingback: Liébana y Potes, la puerta de Cantabria al cielo - machbel