Cómo visitar la Torre Eiffel sin colas y desde dónde verla mejor

Todos conocemos la torre Eiffel. Icono de París y de grandes películas, es el monumento con entrada más visitado al año con 7 millones de visitantes. En cualquier viaje a la capital de Francia es imprescindible visitar este monumento, aunque sea la segunda o tercera vez que visitas la ciudad, pues es tan bonito y admirable esta gran torre de 324 metros de altura que siempre encontrarás algo nuevo con lo que maravillarte.

Con tanta afluencia de público, tienes que planear bien cuándo visitar la torre Eiffel, y una vez visitada, seguro que te encantará verla desde distintas partes de París. En este artículo te resolveré estas dudas para que tu viaje a la ciudad de la luz sea todavía más especial.

Trocadero y torre Eiffel
Trocadero y torre Eiffel

Cómo visitar la torre Eiffel sin colas

Las entradas a la torre Eiffel se pueden comprar desde la página oficial, así te evitas la cola de taquilla, aunque tienes que seleccionar el día y la hora con antelación suficiente para que haya plazas. Una vez adquiridas tus entradas online, tendrás que hacer otra cola para subir en el ascensor hasta la 2ª planta o la cima de la torre.

Una alternativa a las entradas oficiales, que puedes comprar tanto por internet como en la base de la torre (solo te aconsejo esta última opción en temporada muy baja, ya que posiblemente esté todo vendido), es comprar entradas con acceso prioritario en Musement (no tendrás que hacer cola ni en taquilla ni para subir al ascensor), o incluso mejor un combinado de entrada a la torre Eiffel con crucero por el Sena, una actividad de lo más atractiva, sobre todo al atardecer.

En la web de Musement tienes diferentes opciones para visitar la torre Eiffel, tanto la visita por tu cuenta con acceso prioritario, como el ir acompañado por un guía u opciones tan glamurosas como disfrutar de una copa de champán en la cima de la torre o cenar en alguno de sus cinco excelentes restaurantes. Unas alternativas para hacer de tu viaje a París uno de los más especiales de tu vida.

Si lo tuyo son las grandes pruebas deportivas, otra forma de acceder a la torre Eiffel es apuntarte a la carrera Verticale, en la que tienes que subir corriendo los 1665 escalones de la torre, 89 más que al Empire State Building de Nueva York. Un reto para los más osados, y una forma única de conocer el interior de este monumento.

El río Sena desde lo alto de la torre
El río Sena desde lo alto de la torre

Mejores lugares desde dónde ver la torre Eiffel

La torre Eiffel es el edificio más alto de París, por lo que se ve desde gran parte de la ciudad. El Campo de Marte, que son los jardines alrededor de la torre son el primer lugar desde el que admirar la majestuosidad del monumento. Aquí es típico hacerse fotos divertidas sujetando la torre con la mano, hacer como si te la comieras o hacer el pino. Es un gran espacio en el que dar rienda suelta a tu imaginación para jugar con la torre, sobre todo en primavera y verano, cuando mejor se está tumbado sobre el prado.

Si cruzas el río Sena llegas a los Jardines del Trocadero, un precioso lugar (¿acaso hay rincones feos en París?) en el que ver la torre Eiffel al otro lado del río, jugar con la gran fuente del Trocadero y con las construcciones a este lado del río. Si te fijas en los pósters de las tiendas de recuerdos, verás una famosa fotografía de Robert Doisneau de un hombre saltando con un paraguas en el Trocadero, siendo este otro gran lugar para probar composiciones divertidas.

La torre Eiffel desde el crucero por el Sena
La torre Eiffel desde el crucero por el Sena

Siguiendo por el río Sena, un crucero al atardecer es de las actividades más apetecibles a hacer en París. A priori puede parecer algo muy turístico, pero lo bonita que se ve París desde el río y la tranquilidad de navegar lo hace una actividad muy recomendable. Además, pasar por debajo de los puentes y ver la isla de la Catedral de Notre-Dame le añade un plus de diversión a este crucero. Hay dos tipos de cruceros: el que es únicamente navegar por el río y el que incluye cena tradicional francesa. Decisión tuya es escoger entre uno u otro, y puedes encontrarlos en la web de Musement.

Haciendo un recorrido por los mejores miradores de París, la torre Montparnasse es uno de ellos. Con sus 210 metros de altura, es el segundo rascacielos más alto de París, y desde lo alto tienes una visión directa a la torre Eiffel. Como en todos los miradores, las mejores horas para subir son al amanecer y al atardecer, dependiendo de si está abierto a esas horas. Puedes comprar tanto entradas online como adquirir la París Pass para subir a la torre Montparnasse.

Otro gran lugar para ver la torre Eiffel, aunque un poco a lo lejos, es desde la basílica del Sacré-Coeur, pues al estar en un lugar elevado, en la colina de Montmartre, se ve gran parte de París, incluyendo nuestra querida torre. Este barrio todavía conserva el estilo bohemio de los artistas que han vivido en París, incluyendo a Picasso, y además de las fantásticas vistas, también puedes disfrutar del ambiente alegre y divertido de este barrio tan activo.

Y por supuesto, cualquier rincón de París desde el que se intuya la torre Eiffel será tu nuevo sitio favorito desde el que verla. Los mejores lugares son los alrededores del Campo de Marte, donde puedes descubrir cómo sobresale la cima por encima de los edificios, o se entremete en medio de las calles.

Una calle cualquiera de París
Una calle cualquiera de París

París es una ciudad llena de cosas divertidas para hacer, por lo que además de visitar los monumentos más famosos, te animo a que busques qué nuevas actividades puedes hacer en París, ¡seguro que te sorprenden!

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.