Qué ver en Sevilla en un fin de semana

Sevilla es la ciudad andaluza que más rebosa de estilo y belleza. Su inmenso casco antiguo dicen que es de los más bonitos que hay, y las márgenes del río Guadalquivir uno de los paseos más agradables para caminar al atardecer. Quizás los sevillanos son un poquito exagerados con su amada ciudad, pero una vez que la visitas, casi puedes estar totalmente de acuerdo con ellos. Sevilla es muy bonita, y además se puede tener una primera toma de contacto en un fin de semana.

Puente de Isabel II al anochecer

Dos días es el tiempo mínimo para pasear con calma y conocer los lugares más bonitos de Sevilla. Si quieres visitar museos y acercarte a lugares naturales de los alrededores, entonces piensa en unos cuantos días más, que estarás tan a gusto visitando la ciudad, que no querrás marcharte.

Pensando en un fin de semana, este sería mi plan ideal para visitar los lugares más hermosos de Sevilla y hacer fotografías a la mejor hora de luz.

Día 1. Viernes tarde

Nuestro primer día en la ciudad del color especial empieza por la tarde, después de comer, ya que la mañana la habremos usado en llegar hasta aquí. Las comunicaciones son muy buenas, pudiendo llegar en tren desde Madrid en poco más de 2 horas, y en avión desde muchos puntos de España en poco más de 1 hora.

El transporte entre el aeropuerto y el centro de Sevilla es muy bueno, pudiendo tomar el autobús (opción más barata, empresa Tussam) o un Uber o un taxi (duración de 15-20 minutos).

Barrio de Triana

Ya en el centro y después de instalarte en tu alojamiento, te sugiero empezar a conocer Sevilla en el barrio de Triana, el más auténtico de la ciudad y donde más vas a saborear el estilo andaluz. Triana es cuna de bailaoras y toreros, con callejuelas estrechas en las que te encuentras pequeñas capillas y muchos bares donde comer serranitos y muchas otras especialidades a buen precio.

En Triana es imprescindible pasear por la calle Betis, al lado del río Guadalquivir, así como perderte un poco por sus callejuelas, para terminar en el puente de Triana o Isabel II.

Paseando a la vera del Guadalquivir
Paseando a la vera del Guadalquivir

Setas de Sevilla

Desde este puente, para ver el atardecer, te recomiendo acercarte a las polémicas Setas de la Plaza de la Encarnación. Este gran parasol, diseñado por el arquitecto Jürgen Mayer, es la estructura de madera más grande del mundo.

Al principio los vecinos estaban en su contra porque decían que era horrible, pero poco a poco se fueron acostumbrando y ahora es el mejor mirador del centro de Sevilla. El atardecer desde aquí arriba es sensacional, así que puedes aprovechar que está abierto hasta las 23:00 para ver cómo se pone el sol desde lo alto.

Setas de Sevilla desde el suelo
Setas de Sevilla desde el suelo

Ruta de tapas

Para cenar, y siendo el primer día, una ruta de tapas por algunos de los bares más auténticos de Sevilla es un gran plan. Puedes hacerlo por tu cuenta, consultando las especialidades que más te gusten (te recomiendo Taberna Peregil y Casa Ricardo, entre otros), o apuntarte a una ruta de tapas guiada, como las de Food Lover Tour, donde además de disfrutar de las mejores tapas, también conocerás la historia de la ciudad y rincones únicos.

De tapas por Sevilla
De tapas por Sevilla

Así termina tu primer día en Sevilla, prepárate porque el día siguiente va a ser de lo más entretenido.

Sábado

Empezamos el día en la Plaza del Triunfo, centro neurálgico del turismo en Sevilla, pues desde aquí puedes entrar en la Catedral (con la espectacular torre de la Giralda), en el Archivo de Indias y en el Real Alcázar.

Real Alcázar

Como primera visita te aconsejo el Real Alcázar, que es la residencia real más antigua de Europa, y donde se alojaría el Rey de España en una visita a la ciudad. También es la residencia de la casa Martell en Juego de Tronos, así que muchos de sus rincones te sonarán.

El Real Alcázar es grande, ya que además del majestuoso edificio, profuso en filigranas y detalles árabes, tiene un gran jardín por que que querrás perderte. En total calcula unas 2 horas para visitar todo el lugar, y si vas pronto por la mañana, te será más fácil hacerte fotos en tus lugares favoritos. Las entradas puedes comprarlas por internet, así accederás más rápido.

Jardines en Real Alcázar
Jardines en Real Alcázar
Patio árabe del Real Alcázar
Patio árabe del Real Alcázar

Catedral y Giralda

La siguiente visita imprescindible en el centro de Sevilla es la Catedral y la Giralda. Esta es la catedral gótica más grande de Europa, la más grande de España, y tercera del mundo tras El Vaticano en Roma y St Paul´s Cathedral en Londres. Sin duda es impresionante por sus dimensiones, como también lo es por su belleza. Estás en Sevilla, aquí todo es bonito.

En el interior de la Catedral está enterrado Cristóbal Colón, y en la visita está incluido subir hasta lo alto de la Giralda para disfrutar de las vistas. A mi, personalmente, de lo que más me gusta de esta catedral es el patio con naranjos, que me recuerda mucho al de la Mezquita de Córdoba. Sin duda, uno de los lugares imprescindibles a visitar.

Plaza de la catedral y Giralda
Plaza de la catedral y Giralda

Archivo de Indias

Siguiendo en la plaza del Triunfo, la última visita de los monumentos Patrimonio de la Humanidad en Sevilla es el Archivo de Indias. En este imponente edificio se guarda toda la documentación de las antiguas colonias españolas. Además, la entrada es gratuita, por lo que bien puedes darte una vuelta para curiosear en la historia.

Barrio de Santa Cruz

Visitados los monumentos más importantes de Sevilla, toca callejear empezando por el Barrio de Santa Cruz. Este es el antiguo barrio judío, por lo que te encontrarás con callejuelas con mucho encanto, así como rincones que solo existen en Sevilla. El Patio de Banderas, la Reja del Diablo, la antigua Sinagoga o la simpática estatua dedicada a Clara Campoamor son buenos lugares a ver mientras caminas en dirección a la Casa de Pilatos.

Rincón de la judería
Rincón de la judería

Casa de Pilatos

La Casa de Pilatos es un palacio perteneciente a la Casa de Medinaceli, construido durante el siglo XV combinando los estilos renacentista italiano y el mudéjar español. Por fuera es muy sobrio, pareciendo más una fortaleza que un palacio, pero dentro es donde se encuentra lo bueno, con un delicioso patio y unos salones con una soberbia decoración.

La Casa de Pilatos es relativamente desconocida en Sevilla, así que puedes disfrutar de este pedacito de historia sin hordas de turistas.

Jardín interior de la Casa de Pilatos
Jardín interior de la Casa de Pilatos
Rincón en la Casa de Pilatos
Rincón en la Casa de Pilatos

Plaza de España

Otra visita imprescindible es la Plaza de España, y es que hay muchos lugares que hay que visitar sí o sí en Sevilla. Construido para la exposición Iberoamericana de 1929, esta bonita plaza tiene medallones de cerámica por cada provincia española, además de un pequeño canal central por el que se puede ir en barca. Seguro que el lugar te suena por haberlo visto en alguna película, como en el Episodio I de Star Wars, o Lawrence de Arabia.

Además de la Plaza de España, también es recomendable darse una vuelta por el parque de María Luisa, el primer parque urbano de la ciudad, así como acercarse hasta la Plaza de América, donde estaban el resto de edificios de la exposición iberoamericana.

Plaza de España en Sevilla
Plaza de España en Sevilla

Torre del Oro

El día se termina, así que para disfrutar del mejor atardecer hay que acercarse hasta el Guadalquivir, sin olvidarte de la famosa Torre del Oro. Recibe este nombre debido al peculiar brillo dorado que tiene, debido a que fue construida con una mezcla de mortero de cal y paja prensada.

En su interior se encuentra el Museo Naval, y también puedes subir hasta lo alto para tener unas buenas vistas del Guadalquivir y de Triana. Si llegas tarde y está cerrada tampoco te preocupes, las vistas más bonitas para el atardecer son cerca del puente de Triana.

Torre del Oro
Torre del Oro

Paseo por el Guadalquivir

El Guadalquivir es un río navegable, por lo que puedes subirte a algún barco panorámico para tener una apacible visita por el río. El recorrido dura una hora, y puedes comprar los tickets de los barcos por internet.

Para terminar el día, un paseo desde la Torre del Oro hasta el puente de Triana o Isabel II por el Paseo Alcalde Marqués del Contadero es de lo más agradable. Aquí se acercan muchos sevillanos a ver como se pone el sol y baña de dorado los monumentos y el río, en una de las estampas más bonitas de la ciudad. Tanto desde el paseo como desde el puente de Triana tienes unas geniales vistas de la ciudad que no olvidarás.

Al caer la noche llega la hora de cenar, y hoy volvemos a ir de tapas, pero esta vez de mercado. El moderno Mercado Lonja del Barranco tiene muchos puestos con tapas muy preparadas, donde disfrutar de comida internacional con las bonitas vistas al Guadalquivir. Sin duda, una gran opción en los días de primavera.

Torre del Oro y río Guadalquivir en Sevilla al atardecer
Torre del Oro y río Guadalquivir en Sevilla al atardecer

Domingo

Con mucha pena llega el último día por Sevilla, y aquí te quiero proponer dos planes distintos, según cuales sean tus gustos.

Conjunto arqueológico de Itálica

A las afueras de Sevilla se encuentra este renovado conjunto arqueológico que contiene los restos de una pequeña ciudad romana y un gran anfiteatro, en muy buen estado. El entorno es idílico, todo rodeado de vegetación, y tras su aparición en la serie Juego de Tronos en unas escenas clave para la trama, se ha convertido en un lugar muy visitado.

El anfiteatro de Itálica es el tercero más grande conservado de la época romana, llegando a acoger a 25.000 espectadores, y durante la visita, puedes ver cómo era en realidad gracias a la realidad aumentada. Casi casi es como el Coliseo de Roma.

Panorámica del anfiteatro romano de Itálica
Panorámica del anfiteatro romano de Itálica

Hamman y paseo por el centro

El otro plan que te recomiendo para el domingo es dar un paseo por el centro de Sevilla sin rumbo, que es muy grande y tiene muchos rincones con encanto que tienes que descubrir por ti mismo, y si quieres relajarte, acercarte hasta el Hamman, los baños árabes que puedes encontrar en otras ciudades andaluzas como Málaga, Córdoba o Granada.

Estos baños tienen una decoración diferente en cada ciudad para reflejar el gusto artístico de cada lugar. Además de los relajantes baños en las piscinas, también dan masajes, así que es un gran plan para terminar este breve pero intenso viaje de la mejor forma posible.

Rincones del centro de Sevilla
Rincones del centro de Sevilla

Dónde alojarte en Sevilla

Opciones de alojamiento hay muchas y para todos los gustos. La mayoría de grandes hoteles están alrededor del casco histórico, ya que en él no hay mucho sitio para este tipo de edificios.

El Hotel Novotel Sevilla 4* es una buena opción si buscas un hotel moderno situado cerca del centro (15 minutos andando) y de la estación de tren (10 minutos andando), contando con todos lo servicios que se espera de una gran cadena: piscina, gimnasio, aparcamiento, buen desayuno buffet y cama súper cómoda.

Cuándo visitar Sevilla

Sevilla tiene un color especial, y en verano, también un calor achicharrante que hace que sea duro caminar por la calle en las horas centrales del día. Por eso, la mejor época para visitar Sevilla es en primavera, entre abril y junio, ya que además es la época más animada del año con la Semana Santa y la Feria de Abril.

En primavera se puede andar por la calle durante todo el día, y por la noche se está muy bien de terrazas tomando algo. Además, es cuando más floridas están las calles, lo que le dan a la ciudad un extra de belleza.

Triana al atardecer
Triana al atardecer

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.