Recorrido espectacular por el valle del Asón en Cantabria Oriental

Los amantes de la naturaleza tenemos en Cantabria infinitas ideas para disfrutar de sus tesoros. El oriente, con el valle del Asón y Soba como referentes, es una de las zonas que más me gusta visitar, ya que siempre sorprende y cambia mucho según la estación del año. Además, el coche es la forma ideal de recorrer estos valles tan poco conocidos fuera de Cantabria.

Vistas al valle del Asón

Mi recorrido ideal por el valle del Asón y de Soba empezaría en San Miguel de Aras, por la excusa de empezar el día haciendo la subida de Llueva (localidad con un curioso nombre) que es el punto de partida de uno de los tramos de carretera más espectaculares de Cantabria, repleto de horquillas y con excelentes vistas al valle de Aras y al peculiar monte llamado El Castigo de la Rabia.

La intensa subida no da lugar a dudas. Esto es Cantabria y aquí hasta subir los montes en coche cansa, con tantas curvas que hay.

Valle de Asón desde Llueva

Habremos llegado al alto de Fuente las Varas (450m), donde si tenemos suerte y vamos bien temprano, admiraremos el mar de nubes cubriendo el valle. Lo bueno de las comunidades autónomas pequeñas y montañosas como Cantabria, es que nunca sabes que te va a deparar el siguiente valle, siendo siempre una sorpresa con que te vas a encontrar.

Seguimos por la CA-266 y CA-261 en dirección a Arredondo. El encanto del oriente cántabro se respira en el ambiente, con verdes praderas, montañas que empiezan a despuntar sobre los bosques, vacas pastando tranquilamente que nos miran con sus grandes ojos, preguntándose por qué vamos con tanta prisa.

El río Asón lo encontraremos de repente, al tener que cruzarlo para llegar hasta Arredondo, y no nos vamos a separarnos de él hasta llegar a su nacimiento.

Mar de nubes en Fuente las Varas
Montañas y más montañas

Arredondo, la capital del mundo

Una parada en Arredondo es imprescindible, ya que no todos los días se visita “la capital del mundo”. ¿Qué cómo carajo un pueblo de menos de 500 habitantes puede ser llamado la capital del mundo? Resulta que a principios del siglo XX numerosos indianos venían de veraneo a esta zona, y los vecinos, al ver tantos coches con matrículas de diferentes países, comentaban que debía ser porque Arredondo era la Capital del Mundo.

Una historia muy curiosa, que no es la única en esta localidad donde la torre de la iglesia, más que una torre de iglesia, parece un faro. Tranquilo, no estas teniendo alucinaciones. La idea fue del indiano que hizo posible la construcción de la iglesia neoclásica de San Pelayo (otra rareza en Cantabria), que quería una torre tan alta desde la que se pudiese ver el mar, y el arquitecto se inspiró en el Faro Mayor de Santander para hacerla posible. No se si desde arriba se puede ver el mar Cantábrico, pero la torre es todo un emblema de Arredondo.

El campanario faro de Arredondo

Qué hacer en el Parque Natural de los Collados del Asón

Continuamos camino echándonos al monte, que para eso hemos venido al Parque Natural de los Collados del Asón. Aquí tenemos varias opciones, según el nivel de aventura que estemos buscando:

  • Ermita rupestre de San Juan de Socueva. Coqueto templo enclavado en el interior de una cueva, que tanto abundan en el oriente de Cantabria. Desde Socueva llegaremos con un pequeño paseo.
  • Ruta al Nacimiento del Río Asón. Una de las rutas más queridas de Cantabria, ideal para hacer con toda la familia ya que es muy fácil y el entorno es precioso.
Río Asón cerca del nacimiento
  • Espeleología en Cueva Coventosa. Ir a Cantabria y no adentrarse en una cueva con casco y cuerdas debería ser pecado. Coventosa es ideal para tener una primera toma de contacto con la espeleología, como puedes ver en mi artículo sobre Cueva Coventosa.
Interior de Cueva Coventosa
  • Vía ferrata de Socueva. De nivel extremadamente difícil, esta vía ferrata es sólo para experimentados en la materia, asegurando intensas sensaciones y vistas únicas.

Como ves, puedes estar unos cuantos días haciendo actividades de aventura relacionadas con la montaña y las cuevas en el valle del Asón, auténtico paraíso para la espeleología gracias a su terreno kárstico.

Después del paréntesis aventurero, volvemos a nuestra montura para continuar por la CA-265, remontando el curso del río hasta llegar a los excelentes miradores que ofrece la sinuosa carretera al nacimiento del río Asón. Las mejores vistas las tenemos en un mirador convenientemente señalizado y con algunas plazas de aparcamiento en el interior de la curva.

Detalles de otoño

Si queremos llegar andando hasta el nacimiento del río Asón y evitarnos parte de la ruta, hay una curva de izquierdas (subiendo), en la que hay espacio para dejar 2 o 3 coches (siempre bajo nuestra responsabilidad, técnicamente no se puede dejar aquí) y continuar caminando, ahorrándonos todo el tramo inicial. Desde aquí se puede ir hasta lo alto de la cascada por un camino difícil, o hasta la base de dicha cascada, por un camino muy fácil.

El nacimiento del río Asón es uno de los lugares más bonitos de Cantabria. Saltan a simple vista los motivos.

Nos despedimos del Parque Natural de los Collados del Asón en el último mirador de la carretera, desde el que admirar todo lo visitado desde una posición privilegiada. Broche de oro para una auténtica experiencia cantábrica.

En pleno valle del Asón

Valle de Soba, miradores y cuevas

Cambio de valle, cambio de paisaje. Las abruptas caídas de los collados del Asón dan paso a grandes praderas rodeadas de montañas. Se intuye Castilla y León cerca, tras los molinos de viento que se divisan al fondo.

Nuestra ruta continúa por la CA-256 hacia la Gándara, donde no podemos perdernos el mirador flotante sobre el río Gándara. Dos veces estuve en este espectacular mirador y las dos veces tenía poca agua el río, por lo que no había grandes cascadas, pero aún así el paisaje es tan espectacular que uno no puede perderse la experiencia de caminar sobre este mirador tan original.

La carretera va directamente hasta Ramales de la Victoria, capital del valle de Soba, aunque por supuesto, tendremos que hacer unas cuantas paradas por el camino. Ya sabes, los carteles marrones indicando lugares interesantes son mi perdición, y nunca defraudan.

Río Gándara desde el mirador

El mirador de Aja, situado al lado de la localidad del mismo nombre, es uno de esos lugares señalizados por un cartel marrón imprescindibles. Desde aquí admiraremos el valle de Soba, naturaleza cántabra en estado puro. Al atardecer, el espectáculo es aún mayor, con la línea montañosa de la cordillera Cantábrica recortada por los rayos del sol.

Aja al atardecer
Cordillera Cantábrica desde Aja

Como parece que de miradores va la cosa, de Aja pasamos al de Covalanas, al que llegaremos siguiendo unos pocos kilómetros de la N-629, hasta llegar a la indicación de las Cueva de Covalanas. Aquí nos encontraremos con un aparcamiento en el que si seguimos todo recto, llegaremos al mirador de Covalanas, con excelentes vistas a todo el valle de Soba y a Ramales de la Victoria; y si subimos por el caminito, estaremos a las puertas de la Cueva de Covalanas.

Esta montaña también es muy apreciada por los escaladores, contando con varias rutas de ascensión y con la vía ferrata El Cáliz.

Esta cueva pertenece al grupo de cuevas Patrimonio de la Humanidad de Cantabria, en el que también están incluidas otras 9 cavidades, incluyendo Altamira, el Castillo y las Monedas. Hay que reservar con mucha antelación la visita a la cueva de Covalanas, ya que las visitas son muy limitadas debido a la conservación de las pinturas.

Vistas desde el mirador de Covalanas

Si tienes ganas de visitar una cueva, la cueva de Cullalvera está muy cerca de Ramales de la Victoria, en la misma montaña que la de Covalanas, y aunque no se pueden ver las pinturas rupestres que tiene, su acceso está adaptado a personas con movilidad reducida.

Para terminar esta ruta por el oriente de Cantabria, tras haber visitado Ramales y sus casas típicas del alto Asón, que mejor que acercarse al Santuario de la Bien Aparecida, patrona de la provincia y, de nuevo, un buen mirador a los bellos paisajes de Cantabria.

Espero que te haya gustado esta ruta casi circular por el Valle del Asón y de Soba. En menos de 100 kilómetros podemos visitar algunos de los mejores rincones de Cantabria, disfrutando de aventura, cultura, y siempre, de buena gastronomía.

¿Te gustaría hacer esta ruta? ¿Conoces otros lugares que no te puedes perder en el valle del Asón? Cuéntamelo en los comentarios, entre todos haremos la mejor guía del valle del Asón.

Mirador de Covalanas
Desde el Santuario de la Bien Aparecida

En cuántos días se visita el Valle del Asón

Un día es el tiempo mínimo para visitar los lugares más importantes del Valle del Asón y de Soba, siempre que no nos paremos a hacer actividades como senderismo, vía ferrata o espeleología, que serían una pena perdernos. Lo ideal para disfrutar plenamente de esta zona es estar 2 o 3 días, para poder recorrerla a pie y visitar algunas de las cuevas.

Nacimiento del Río Asón

Dónde dormir en el Valle del Asón

Estando en plena naturaleza cántabra, lo ideal es alojarse en un hotel o casa rural que nos transmitan las sensaciones de esta tierra. La Villa de Palacios, en San Miguel de Aras, tiene un encanto singular, en el que conjuga perfectamente el ambiente natural con unas habitaciones acogedoras para disfrutar de nuestra estancia.

A parte de las cuidadas habitaciones del hotel, también ofrece un apartamento rural, ideal si viajamos en familia.

La Villa de Palacios, que encontré en TusCasasRurales, es uno de los grandes descubrimientos que hice en el valle del Asón. Seguro que te encanta.

Habitación del Villa de Palacios
Vistas desde la habitación
Entorno del Hotel Villa de Palacios

Información práctica para visitar el Valle del Asón:

Temas: , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

¡Déjame tu comentario! Me hace ilusión :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Los embajadores de Cantabria: entre rincones curiosos y espectaculares paisajes - Blog de viajes y viajeros | blog minube.com

  2. Es-pec-ta-cu-lar. He tenido la suerte de visitar Cantabria varias veces y esta ruta la tengo prevista para dentro de muy poco. La radiografía que haces de la zona es increíble. Conozco bien Ramales de la Victoria y estoy esperando la buena ocasión para adentrarme en un valle que tiene una pinta tremenda. De verdad que enhorabuena y muchas gracias por tu trabajo!

    • Me alegro que te guste, realmente es una zona espectacular que disfruté mucho visitándola, Cantabria me encanta :D
      Un saludo y gracias por comentar!

  3. Pingback: Las mejores rutas de senderismo en España recomendadas por bloggers - Viajeros 3.0 - Blog de Viajes