Prueba del trípode de carbono de viaje y el filtro ND1000 de K&F

La marca K&F está entrando con mucha fuerza en el mercado fotográfico, ofreciendo productos de buena calidad a unos precios muy contenidos. Hace unas semanas probé el filtro ND variable ND2-ND32, que me alucinó de los buenos resultados que ofrece, así como un trípode profesional de carbono con una construcción muy sólida.

Hoy vuelvo a probar dos artículos de K&F: el trípode de viaje de carbono B210 y el filtro ND1000. Ambos son productos que sorprenden nada más sacarlos de su caja por la calidad de construcción, pero donde realmente se sabe si son buenos es probándolos en un entorno real, así que allá vamos.

Kit de Filtro K&F ND1000 y portafiltros
Kit de Filtro K&F ND1000 y portafiltros

Trípode de viaje de carbono B210

Los aficionados a la fotografía que nos gusta viajar siempre estamos buscando formas de reducir el peso de nuestro equipo, ya que 1kg más o menos que cargar a nuestra espalda es crucial para que lleguemos al final del día alegres o agotados de tanto peso.

Uno de los elementos más pesados de nuestro equipo siempre ha sido el trípode, que por su naturaleza de tener que ser firme y aguantar la cámara con el objetivo, es difícil que baje de los 2kg manteniendo una buena calidad. El trípode B210 de K&F pesa 1kg justo, ¿soportará el peso de una réflex grande? ¿se convertirá en nuestro inseparable compañero de viajes? ¿elevará lo suficiente la cámara?

Según las especificaciones, además de pesar solo 1kg gracias a sus patas de fibra de carbono (pesa casi tanto la rótula como las tres patas), ocupa tan solo 36cm plegado al poder guardar la columna central al revés, por lo que entra en cualquier maleta de mano. Si lo extendemos a tope, con el truco de que la columna central tiene dos secciones, eleva la cámara hasta unos respetables 155 centímetros. Esta solución es ingeniosa, pero resta estabilidad al conjunto por tener una columna central tan larga, y solo la usaría en contadas ocasiones, como para superar una valla. En el resto de ocasiones, es mejor tener la columna central recogida para maximizar la estabilidad.

Trípode de fibra de carbono para viajar B210
Trípode de carbono B210 con 2,5kg encima

En cuanto a soportar peso, he probado a poner la cámara réflex con un objetivo medio y con un teleobjetivo, variando el peso total entre 2kg y 4kg. El trípode se muestra firme y no tiembla nada, por lo que es verdad el dato de que puede soportar hasta 5kg.

En conjunto este B210 de K&F es un gran trípode de carbono, con una única pega: la rótula no es todo lo precisa que debiera ser para un trípode de estas características. Aguanta bien el peso, sí, pero cuando quieres afinar una posición, al apretarla, siempre se mueve un poco, que hace que mantener la cámara nivelada sea difícil. Es un detalle que tenga visor de nivel y brújula (que no funcionaba en mi trípode).

Cabezal del trípode de fibra de carbono para viajar B210
Cabezal del trípode de fibra de carbono para viajar B210

Comparándolo con otros trípodes de viaje del mercado similares, como el Vanguard 235AB (construcción de aluminio, 1,5kg, 6kg de soporte, 145cm de altura máxima), el K&F es mejor en cuanto a las patas, ya que al ser de carbono no se oxidan al meterlo en el mar, y muestran mayor estabilidad, y el Vanguard tiene mejor rótula, que sí es precisa y firme. Detalle a tener en cuenta es que el K&F incluye funda de transporte, que siempre viene bien para llevarlo a la espalda en caminatas.

Lo ideal sería combinar las patas del K&F con la rótula del Vanguard, pero a la hora de comprar uno de ellos, tienes que sopesar qué prefieres: más estabilidad con menos precisión de rótula, o menos estabilidad con más precisión y mayor peso. Difícil elección, pero sin duda ambas son grandes opciones para el fotógrafo viajero.

Brújula que no funciona en el trípode de fibra de carbono para viajar B210
Brújula que no funciona en el trípode de fibra de carbono para viajar B210

Filtro ND1000 de K&F

Los filtros degradados neutros son muy utilizados por los fotógrafos de paisaje y de arquitectura, ya que te permiten alcanzar largas exposiciones a plena luz del sol, de más de 15 segundos, ideales para crear el efecto seda del agua o para que no aparezcan personas cuando fotografías un edificio.

Con un ND1000 reduces la luz captada por la cámara en 10 pasos, esto es, es 10 veces más oscura de lo que ves a simple vista. Si la cámara da una exposición correcta con una velocidad de 1/125, con un filtro ND1000 la exposición correcta pasa a 8 segundos, tiempo suficiente para conseguir efecto sedado del agua.

Sabiendo para qué sirve este tipo de filtros, vamos a ver qué nos ofrece K&F con su kit de filtro ND1000. Este tipo de filtros van montados en un portafiltros que se enrosca al objetivo, ya que están pensados para utilizar junto a otros filtros, como los degradados neutros o inversos, que oscurecen solo una parte de la fotografía, consiguiendo así una exposición adecuada incluso apuntando de frente al sol al amanecer o atardecer.

Foto de referencia sin filtro
Foto de referencia sin filtro ni procesar. F8 1/80
Filtro ND1000 K&F
Filtro ND1000 K&F (se aprecia cómo se mueven las nubes). F8 13 seg
Filtro ND1000 Haida
Filtro ND1000 Haida. F8 13 seg

El kit de K&F destaca a primera vista por su calidad. Portafiltros en su propia caja, filtro en una funda de cuero sintético muy aparente, y adaptadores para el portafiltros entre 52mm y 82mm. En este kit tenemos todo lo necesario para empezar a usar el filtro nada más recibirlo en casa, y a un precio muy competitivo.

La calidad percibida de todo el conjunto es muy alta, ahora solo falta probar si los resultados son acordes a la presentación.

Y aquí es donde vienen las malas noticias. El filtro oscurece los 10 pasos prometidos sin distorsiones y sin perder nitidez, pero tiene una dominante azulada que hace necesario procesar las fotografías para conseguir colores naturales. Esta operación no supone más de 20 segundos para alguien acostumbrado a usar Lightroom o cualquier otro programa de revelado, pero es un trabajo más a añadir a nuestro flujo de trabajo.

En las pruebas puedes ver cómo se comporta comparándolo con el Haida NanoPro 1000. Este filtro no crea ninguna dominante de color, aunque eso sí, cuesta el doble que el filtro de K&F, y tienes que adquirir por separado el portafiltros y los adaptadores.

Foto de referencia sin filtro
Foto de referencia sin filtro. F8 1/25
Filtro ND1000 K&F
Filtro ND1000 K&F. F8 30 seg
Filtro ND1000 Haida
Filtro ND1000 Haida. F8 30 seg
Foto de referencia sin filtro
Foto de referencia sin filtro. F8 1/60
Filtro ND1000 K&F
Filtro ND1000 K&F. F8 15 seg
Filtro ND1000 Haida
Filtro ND1000 Haida. F8 15 seg

Como conclusión, el sistema de portafiltros K&F es genial por la alta calidad que ofrece a un precio muy contenido. En cuanto al filtro ND1000, te lo recomiendo si vas muy justo de dinero o solo quieres probar cómo son estos filtros sin importarte dedicar un poco de tiempo al procesado. En otro caso, mejor mira un filtro ND1000 sin aberraciones cromáticas, como el mencionado Haida.

Y si buscas algo realmente útil para viajar, entonces el sensacional filtro K&F Slim ND2-ND32 MRC es tu mejor opción. En un solo filtro tienes polarizador y filtro de densidad neutra de hasta 5 pasos con una calidad soberbia, ocupando muy poco espacio y ofreciendo resultados geniales por muy poco dinero.

Producto tras producto K&F está demostrando que es una marca muy a tener en cuenta, con una presentación muy cuidada, productos de calidad excelente y un precio muy contenido. Creo que va siendo hora de aceptar que lo Made in China puede llegar al nivel de calidad, e incluso superar, a lo fabricado en Japón o Alemania.

Algunos de los enlaces en este artículo incluyen enlaces de afiliados. Esto significa que si realizas la compra de un producto aquí listado siguiendo este enlace machbel.com recibirá una comisión. El uso de este enlace no incrementa el precio final para ti y nos ayuda a seguir manteniendo el blog gratuito.

Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.