Playa de Xagó, paraiso de surferos

Al lado de Avilés, en Asturias, podemos encontrar una de las playas más bonitas para pasar una tarde aburrida, ya que a parte de estar cerca de casa, la playa de Xagó siempre tiene olas para los surferos y unos atardeceres sorprendentes.

Playa de Xagó, cerca de Avilés, Asturias, España
Surfero en la playa de Xagó

En sus escasos 2 kilómetros de longitud, podemos encontrar una formación de dunas, zonas rocosas ideales para buscar cangrejos o sombra, el Cabo Negro, desde donde se practica el parapente, el pinar que sirve de aparcamiento, y por supuesto la arena de la playa, salpicada por pequeñas piedras en algunos puntos. A parte de la cantidad de pequeños paisajes de la playa, el mar siempre tiene oleaje, siendo muy fácil encontrar surferos cabalgando las olas.

Como está tan cerca de un núcleo urbano, en Xagó siempre hay gente, ya sea paseando el perro, montando a caballo, surfeando, rodando una película o simplemente tomando el sol, aunque debido a su tamaño es muy difícil que se llene la playa.

Playa de Xagó, cerca de Avilés, Asturias, España
Playa de Xago, Asturias, en tormenta
Playa de Xagó, cerca de Avilés, Asturias, España
Mar de olas
Playa de Xagó, cerca de Avilés, Asturias, España
Surcos de agua
Playa de Xagó, cerca de Avilés, Asturias, España
Restos abandonados en la playa de Xagó que forman una muñeca

Sin duda el estar tan cerca de Avilés también juega en su contra, ya que hay días en que la playa parece un estercolero, pudiendo encontrar sofás, ruedas, y multitud de basura desperdigada por la playa. Una pena que un paraje tan bonito esté tan sucio y descuidado, con los vestuarios abandonados y las pasarelas de madera destruidas por la acción de las dunas y su nulo mantenimiento.

La gente podía aprender a ser personas y no dejar su porquería en lugares como este, que aquí no hay servicio de limpieza, y el ayuntamiento hacer algo con las instalaciones abandonadas, ya sea reconstruyéndolas o retirándolas completamente, devolviéndole a Xagó su aspecto original.

 

Aún con la falta de civismo que se puede ver en la playa, no deja de ser un buen lugar para disfrutar del atardecer, siendo ésta una de mis playas favoritas, y también la de mi amiga Ana de Palekaiko. Como dato curioso, en esta playa se rodó la escena del desembarco de la película “Campamento Flipy“.

Espero que ahora que estamos en elecciones, a algún político se le ocurra arreglar las instalaciones de esta playa de la que tantos disfrutamos y podamos verla como de verdad se merece.

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Vaya pasada de fotos. He estado mirando tu galería en Flickr un poco por encima. Ya me corroe la envidia de todo lo que viajas! ja ja
    Saludos desde Gijón!

    p.d: Me da vergüenza reconocerlo, pero aún no he estado en esa playa.

  2. Mirando tu flickr, tampoco lo haces nada mal, recorriste muchos más paises de Europa que yo.
    Visita Xagó cuando puedas, que en 30 min se llega desde Gijón!