Cómo elegir la mejor mochila para viajar

Viajar con todo el equipaje en una mochila es una de las mejores formas para moverte con agilidad y soltura por el destino, sobre todo si vas al sudeste asiático o por África, donde no es tan fácil cargar con una maleta grande con ruedas.

Antes de indicar los puntos más importantes en los que tienes que fijarte para viajar con la mejor mochila para tus necesidades, creo que es necesario aclarar que una cosa es viajar con mochila, y otra es viajar de mochilero.

Mochilas para viajar
Mochilas para viajar

Viajar con mochila es simplemente eso, que metes tu equipaje en una mochila porque es como más cómodo te sientes. Después esa mochila puede ir a tu espalda o en el maletero de un descapotable mientras vas de hotel en hotel, en las alforjas de la moto, o en tu bicicleta, según tus gustos.

Viajar de mochilero lo asocio a viajar con el mínimo gasto imprescindible, tanto en alojamiento como en desplazamientos, y ahí la mochila se convierte en tu hogar y compañera inseparable. Como siempre, cuestión de gustos.

¿Cuáles son los puntos más importantes para escoger la mejor mochila para viajar? Estos que enumero a continuación:

Mochila de equipaje de mano (cabina) o para facturar

Lo primero que tenemos que escoger es si queremos llevar la maleta como equipaje de mano, y que vaya con nosotros dentro de la cabina, o la vamos a facturar como si fuera una maleta grande.

El tamaño del equipaje de mano no puede superar los 55x35x20cm en la mayoría de aerolíneas, medidas más que suficientes para una mochila de entre 20-35 litros de capacidad, donde entrarán todas nuestras cosas si somos minimalistas con el equipaje.

Lo bueno de llevar el equipaje en cabina es que pagaremos menos en muchos vuelos, embarcaremos y desembarcaremos más rápido, y que no nos van a perder el equipaje en ninguna conexión aérea. Lo malo, que no puedes llevar líquidos en recipientes de más de 100ml, y que tienes que llevar menos equipaje (lo que al final puede ser una ventaja por simplificar).

En una mochila de este rango de capacidades (20-35 litros), hay espacio de sobra para llevar el portátil, mudas para 3 días en clima templado, calzado y algunos productos de aseo, por lo que para escapadas de fin de semana o si viajas tranquilo, es más que suficiente.

Si prefieres una mochila más grande, donde incluir varios pares de calzado, más mudas de ropa, o ropa de invierno, entonces puedes facturarla. En ese caso mira que tenga funda protectora (que vale para la lluvia también), ya que de esa forma evitas que las correas de la mochila se enreden en las cintas transportadoras.

Maletas voladoras
Maletas voladoras

Litros de capacidad

La capacidad de una mochila es lo más importante, ya que te indica el volumen de cosas puedes llevar dentro. Mi mochila de fotografía (puedes ver mi comparativa de mochilas de fotografía en este artículo), tiene una capacidad de entre 20 y 30 litros, y es más que suficiente para llevar mi equipo fotográfico con cámara réflex y tres lentes grandes, así como ropa para clima templado durante tres días. Eso sí, nada de calzado extra, y el portátil mejor en la mano para no doblarme por el peso.

Con 30 litros, el tamaño de una mochila tipo de colegio, tienes más que suficiente para hacer todo el Camino de Santiago, eso sí, te va a tocar lavar la ropa cada día o dos días.

Más de 50 litros solo es aconsejable si estás en buena forma física, y si la mochila va a ser para llevar del aeropuerto al alojamiento y poco más, ya que puede ser muy pesada y resultar incómoda para grandes trayectos.

En ninguno de estos coches entra una maleta
En ninguno de estos coches entra una maleta

Peso máximo

Además del volumen, el otro punto crítico de las mochilas es cuánto va a pesar con todo lo que quiero llevar de viaje dentro.

Como regla de referencia, intenta que el peso de la mochila no sea más del 7% o 10% de tu peso corporal. En mi caso, que peso 75kg, lo ideal sería no llenar la mochila más de 7,5 kg, algo imposible en cuanto meto en la mochila el material fotográfico (6kg) y el portátil (2kg), por eso mejor llevar el portátil fuera.

Si con la mochila solo vas a hacer trayectos cortos, como si fuera una maleta de ruedas, entonces puedes subir un poco más el peso, pero que en ningún momento te tire hacia atrás, o te doble al llevarla. Vamos de viaje con mochila para disfrutar, no para sufrir como si fuéramos estribadores a la antigua usanza.

Viajeros con mochila en Italia
Viajeros con mochila en Italia

Con hueco para fotografía o portátil

En esta mochila que usemos para viajar vamos a llevar todas nuestras pertenencias, y entre ellas, las más queridas seguro que son el equipo fotográfico y el portátil. Todo lo demás podemos comprarlo en cualquier mercadillo, pero nuestra querida cámara, compañera inseparable de multitud de aventuras, seguro que no la encontramos en cualquier sitio.

Por eso, en mi caso, y supongo que en el tuyo, valores mucho que la mochila tenga un compartimento acolchado para llevar la cámara de fotos junto con algún filtro, además del portátil, si hiciera falta.

Pues la realidad es que no hace falta que la mochila tenga este tipo de compartimento, ya que es mucho más sencillo escoger la mochila que más nos guste y añadirle un compartimento acolchado del tamaño deseado, que buscar una mochila con este compartimento.

Otra opción, si viajas con una cámara pequeña, tipo micro 4/3, es meter todo el equipo en un túper de plástico, como los de Ikea, y rodearlo de espuma o papel de burbuja. Así te aseguras que los componentes vayan bien seguros, además de estancos al agua. 2×1.

Acolchado para fotografía
Acolchado para fotografía

Apertura superior o completa

Las mochilas para viajar se pueden dividir en dos grandes grupos: las que solo se abren por la parte superior, o los que se pueden abrir totalmente de forma longitudinal. Yo te aconsejaría que buscaras una mochila que se pueda abrir totalmente, ya que así te va a ser más sencillo acceder al interior, y no tienes que sacar todo para llegar a lo que esté en el fondo.

Como desventaja es que las cosas no van tan bien ordenadas, ni encajadas a presión, pero lo que ganas en velocidad para encontrar lo que estás buscando, y en versatilidad, creo que no tiene precio.

Mochileros en Málaga
Mochileros en Málaga

Consejos varios

Tocados los puntos más importantes para escoger una mochila perfecta para tu tipo de viaje, es conveniente tener en cuenta estos pequeños puntos para que todo salga lo mejor posible.

Mirar las costuras

A nadie le gusta que se le rompa la mochila mientras está de viaje, así que antes de comprarla, revisa bien las costuras de las asas y los cierres. Mejor si son dobles, mucho mejor si la mochila es de una marca especializada en montañismo y deportes de aventura. Ahí no juegan con la calidad, y aunque cueste unos pocos euros más, te va a durar toda la vida.

Huecos exteriores

Lo mejor de la mochila, comparado con las maletas, es que tienen huecos pequeños en el exterior. En ellos puedes guardar medicamentos, documentación, el móvil, etc., por lo que un buen número de ellos, y fáciles de acceder, te van a hacer la vida más sencilla.

Cubierta de seguridad y para lluvia

Muchas mochilas de montaña y viaje tienen una funda para protegerla de la lluvia. En todas mis mochilas de fotografía he tenido esta funda, y nunca la he usado para protegerlas de la lluvia, si no de la arena y para evitar que las correas se atascaran. Además, también hay fundas de protección metálicas para evitar que te abran la mochila o hurguen en ella cuando la dejes en el alojamiento.

Pack de mochila grande y pequeña

Seguro que los has visto. Viajeros que llevan una mochila enorme en la espalda, y otra más pequeña, que parece su hija, colgada sobre el pecho. Muchos asocian esto a ser mochilero, yo lo asocio más a dolores de espalda. En tu mano queda decidir si necesitas 80 litros de capacidad, como una maleta grande, para tu viaje. Yo te aseguro que no necesitas tanto.

Clima del destino

Por último, es muy importante fijarte en el clima del destino al que vas a ir, ya que en climas fríos vas a llevar mucho más equipaje que a uno tropical. Si lo que buscas son mochilas para viajar a países con clima tropical puedes encontrar una gran variedad de modelos, pero el que te recomiendo es el de las mochilas de 50 litros, es suficientemente amplio para este tipo de viajes, asegúrate de que tenga una funda impermeable ya que en muchos países puede llover varias veces al día y es importante poder cubrir nuestra mochila en esas situaciones. Si vas a un clima frío, entonces igual es buena idea llevar una maleta con ruedas para llevar toda la ropa de abrigo, o ir vestido con parte de la ropa más gruesa, aunque te achicharres en el avión.

Estos son mis principales consejos para escoger la mejor mochila para tus viajes. Espero que te sean de mucha utilidad, y si tienes cualquier duda, ¡comenta!

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.