La playa de Bañugues, piscina natural en Asturias

En Asturias hay muchas playas perdidas en entornos maravillosos, pero cuando el sol aprieta de verdad, muchas veces buscamos llegar lo antes posible a la playa, y sobre todo que podamos bañarnos sin preocuparnos por el oleaje, sobre todo si vamos con niños pequeños o queremos tumbarnos en la colchoneta sobre el mar Cantábrico. Una de las pocas playas que cumple estos requisitos es la playa de Bañugues, en el concejo de Gozón, a pocos kilómetros de Gijón, Oviedo y Avilés.

Playa de Bañugues. Asturias, España
Playa de Bañugues al atardecer

La playa de Bañugues no es que sea ningún entorno natural idílico, más bien todo lo contrario, al estar muy cerca el chiringuito de playa, el camping y el pueblo de Cerín. Además, en la gran zona de aparcamiento y en los prados de alrededor suele haber muchos coches aparcados, debido a la gran afluencia de gente que tiene la playa. En estos prados muchos aprovechan para tomar el sol, algo que hay que tener en cuenta, pues hay menos sitio del que parece a primera vista.

Sin embargo, pocas playas tienen un mar tan tranquilo y que haya que andar tanto para que empiece a cubrir, además de tener una buena temperatura. La amplia ensenada hace las veces de  puerto natural, por lo que el oleaje aquí es mínimo, y casi siempre ondea la bandera verde. Recuerda mucho a una playa del mar Mediterráneo.

Playa de Bañugues. Asturias, España
Playa de Bañugues en pleno agosto
Playa de Bañugues. Asturias, España
Playa de Bañugues a lo largo
Playa de Bañugues. Asturias, España
Atardecer sobre Bañugues
Playa de Bañugues. Asturias, España
Atardecer sobre Bañugues
Playa de Bañugues. Asturias, España
Los últimos en la playa de Bañugues

La playa de Bañugues cambia mucho según la marea. Con marea baja el arenal es muy grande, dejando pequeñas piscinas que sirven de aquapark natural para los más pequeños. Con marea alta, la playa se reduce a la mitad, y aunque aún sigue ofreciendo arena de sobra, hay que tener cuidado al entrar en el agua, ya que hay piedras en el fondo del mar que podemos pisar.

En verano suele estar muy llena por lo fácil que es aparcar y por lo tranquila que es la mar. Aunque no sea la playa más bonita del mundo, en Bañugues disfrutaremos de un agua tranquila como en pocos sitios de la Costa Verde.

Más información:


Ver mapa más grande

Sobre Víctor Gómez

¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Aunque a mí la playa me gusta más bien poco con estas fotazas cualquiera se resiste a visitar esta aunque seguramente lo haré en invierno cuando no esté llena de gente, jejejejeje. Un abrazo. ;-)

  3. Pingback: Pasear por la playa - Casas Rurales Pradina