Guía de La Rioja en un fin de semana. De norte a sur

La Rioja es una comunidad muy fácil de visitar por primera vez en un fin de semana. Es pequeña, las carreteras están muy bien y es fácil llegar a todos los lugares. Disponemos de poco tiempo, así que hay que aprovecharlo. En esta guía te recomiendo los mejores lugares a visitar en La Rioja en un fin de semana, recorriéndola de norte a sur. Si la visitas de sur a norte, tan sólo tienes que cambiar el plan del viernes por el del domingo. Así de fácil.

Puerta a La Rioja

Día 1, viernes por la tarde

Entramos en La Rioja siguiendo el curso del río Ebro. No hay duda, el paisaje está repleto de viñedos que podemos contemplar desde el mirador de excepción que es la ermita de San Felices, a la que resulta un poco complicado llegar si vamos por la carretera nacional. Hay que tener también en cuenta que la subida es toda de escaleras.

En unos pocos kilómetros llegamos a Haro, la capital del vino Rioja. Esta localidad bien merece un pequeño paseo, y si es la hora de comer, la zona de la herradura (entre la calle Mayor, plaza de la iglesia, calle San Martín y Bilibio) tiene gran cantidad de bares de tapeo, cada uno con su especialidad típica. El 29 de junio es su famosa batalla del vino.

Con el estómago bien lleno, y quizás habiendo degustado algún buen vino (ya sabes, si bebes no conduzcas ;), continuamos apenas 10 kilómetros hasta Briones, uno de los pueblos más bonitos de La Rioja, en el que se celebran las jornadas medievales en junio. Recomiendo dar un paseo por la Plaza de España, entrar en la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, y acercarse hasta la Ermita de San Juan, el mejor balcón a los viñedos que rodean el pueblo.

Plaza central de Briones
Viñedos en otoño La Rioja, España by machbel
Briones y sus viñedos

Estamos en tierra de vinos, así que para aprenderlo todo sobre el enoturismo, el centro Vivanco de la Cultura del Vino es el mejor lugar para ello. Antes o después de visitar la bodega, entraremos al museo, que dicen se trata del mejor del mundo de la especialidad, y creo que razón no les falta. En sus 4.000 m² haremos un recorrido desde la tierra donde se plantan las vides, pasando por la creación de las barricas o de los corchos, hasta el arte relacionado con la bebida de Baco, con cientos de esculturas, cuadros y otras piezas asombrosas. Hay obras de Picasso, Sorolla, Joan Miró e incluso ilustraciones de Disney. Todos relacionado con el vino. Lo más curioso: la colección de sacacorchos. Hay 3.500, y contando.

Un paseo por los viñedos de la bodega Vivanco es la mejor forma que se me ocurre para terminar de conocer todo sobre este fascinante mundo, del que puedes leer más en el artículo sobre los viñedos de La Rioja en otoño.

Desde estos viñedos verás un pueblo de postal, San Vicente de la Sonsierra, última visita del día. Otro excelente mirador a los viñedos y al río Ebro, un par de iglesias más para la colección, y ya podemos irnos a cenar y dormir, que mañana nos toca un día muy diferente. Si queremos aprovechar un poco más el sábado, podemos dirigirnos ya hacia San Millán de la Cogolla, punto de inicio del próximo día.

Sala de barricas de Bodegas Vivanco
Dibujo original de Disney en el Museo Vivanco de la Cultura del Vino
Viñedos en otoño La Rioja, España by machbel
San Vicente de la Sonsierra desde los viñedos de Vivanco

Día 2, sábado completo

Despertamos un poco temprano, que hay que aprovechar la jornada visitando pueblos y monumentos que sólo se encuentran en La Rioja.

Por la mañana, no podemos perdernos el cuadrado que forman los pueblos de Santo Domingo de la Calzada, Nájera, San Millán de la Cogolla y Ezcaray. Están a unos 20 minutos unos de otros, por lo que mejor te cuento las bondades de cada uno, y así escoges cuáles quieres visitar.

San Millán de la Cogolla en sí mismo no tiene gran cosa, son los cercanos monasterios de Yuso y Suso los lugares importantes. El de Suso, además de ser el monasterio más antiguo del país (siglo VI), fue donde se encontraron las primeras palabras escritas en castellano. El de Yuso, mucho más grande, guarda los restos de San Millán, además de mucha historia entre sus paredes.

Santo Domingo de la Calzada es el icono típico de pueblo castellano, con su característica plaza medieval (Plaza España), y su gran cantidad de edificios importantes, sobre todo palacios e iglesias. Esta es una de las paradas importantes en el Camino de Santiago, así que encontraremos a muchos peregrinos.

Monasterio de Suso

Nájera, a orillas del río Najerilla, es una combinación perfecta entre el entorno natural y el rico patrimonio donde destaca otro monasterio, el de Santa María la Real.

Ezcaray se erige como villa más turística de La Rioja, ofreciendo gran cantidad de actividades de aventura y montaña, gracias a la cercanía con la única estación de esquí de la comunidad: Valdezcaray. Además, tiene un casco antiguo muy bien conservado, donde podemos encontrar tiendas y restaurantes de todo tipo. La especialidad de la villa son las mantas, siguiendo la tradición de la Real Fábrica de Paños.

Es sábado por la tarde y hemos visitado diferentes paisajes de La Rioja, pero aún nos falta conocer Logroño, su capital. Se recorre muy bien a pie esta pequeña ciudad, de la cual no podemos perdernos el centro (conjuga muy bien los monumentos tradicionales, como la catedral, con los grandes grafitis de las paredes desnudas), así como pasear a orillas del río Ebro, que al atravesar Logroño es un remanso de paz.

La calle Laurel será nuestra gran aliada para la cena, con decenas de excelentes bares de tapas a buen precio. Su fama es más que merecida, algo que corrobora lo llena que está siempre a estas horas. Seguro que nos “liaremos hasta las tantas”, pero no te preocupes, al día siguiente no hay que madrugar demasiado.

Pinchos de Logroño
Mural del peregrino

Día 3, domingo por la mañana

Madrugar un domingo siempre es difícil, y más en la comunidad por excelencia del vino, así que vamos a tomarnos el día con calma visitando el sur de La Rioja, o como mejor se la conoce, La Rioja baja.

Al salir de Logroño comprobaremos de inmediato cómo cambia el paisaje. Los infinitos viñedos y las montañas dan paso a grandes planicies de cultivos. El verde torna en ocres. Nos acercamos a Navarra, a las Bardenas Reales, el increíble paisaje que parece el oeste americano.

En menos de una hora habremos llegado a Calahorra, la segunda ciudad más importante de la comunidad, en la que podemos dar una vuelta rápida por el paseo del Mercadal, siguiendo la huella del antiguo circo romano, visitar la catedral, o entrar a alguno de los museos de Calahorra, como el de la Verdura.

Paisaje de La Rioja Baja
Calahorra al atardecer

Muy cerca se encuentra Autol, un curioso pueblo de la cuenca del Cidacos (la actividad principal de la zona son las conservas, como habrás observado), que tiene unas grandes formaciones rocosas en su parque, el Picuezo y la Picueza.

Para terminar este viaje totalmente encantados por La Rioja, podemos acercarnos hasta Arnedillo para probar sus aguas termales en el balneario o en las pozas, los manantiales al aire libre.

Pocas formas mejores se me ocurren de terminar un viaje que en un balneario y con una copita de vino. Un fin de semana es poco tiempo para conocer La Rioja, pero como toma de contacto para ir empapándose de la cultura del vino es suficiente. Aunque ya te aviso: querrás más.

Montaña en la Rioja Baja
Orillas del río Ebro

Más información:

  • Vivanco Cultura de Vino, Briones. Hasta abril 2016 tiene la exposición temporal INSPIRADOS POR EL VINO. Maestros del grabado contemporáneo.
    Horario: miércoles a domingo de 10:00 a 18:00
    Tarifa: 12€ adulto, 10€ reducida, niños gratis. Hay diferentes ofertas de visita a bodega y museo con cata.
  • Monasterio de Yuso y Suso, San Millán de la Cogolla.
    Tarifa: entrada general 3€ (Suso, 40 minutos visita) y 5€ (Yuso, 50 minutos visita).
  • Dónde dormir 
    • Hotel Calle Mayor 3*. Pequeño hotel boutique de gran calidad situado en el centro. Desde 105€ hab doble. Calle Marqués de San Nicolás, 71. Logroño.
    • Hospedería la Calera. Hostal rural muy acogedor en un gran entorno. Desde 45€ hab doble. San Millán de la Cogolla.
  • Dónde comer
    • Restaurante La Cueva Del Chato. Comida casera a buen precio en un entorno muy acogedor. Calle Torrecillas, Varea.
    • Asador Serrano. Buen menú a buen precio. Menú del día desde 12€. San Millán de la Cogolla.
    • Restaurante La Cocina de Ramón. Alta calidad con productos de la tierra en pleno centro, merece el precio. Menú de la casa desde 28,50€. Calle Portales Nº 30, Logroño.
  • Fiestas en La Rioja
  • Turismo de la Rioja
  • Post patrocinado por Vivanco Cultura de Vino
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

Comenta tu opinión sobre el artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.