Cuevas del Mar, y de la tierra

Es imposible encontrar un nombre mejor para esta playa que Cuevas del Mar. Para acceder a la playa tenemos que atravesar una cueva picada en la roca, el gran promontorio rocoso de la playa está atravesado por varias cuevas, e incluso a un lado de la playa encontraremos una cueva que sirvió como vivienda. Tres cuevas diferentes, y todas en la misma playa.

Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Playa de Cuevas de Mar

El acceso a Cuevas del Mar es muy fácil, pues está a 2 kilómetros del bonito pueblo de Nueva de Llanes, y a unos 20 kilómetros del antaño pueblo pesquero de Llanes, en Asturias. Con sus 125 metros de longitud y hasta 45 metros de ancho es una playa pequeña, aunque con marea baja gana mucho terreno al mar y se pueden ver las cuevas en todo su esplendor. Con marea alta podremos disfrutar de una piscina natural con una profundidad de hasta 1,5 metros, en la que podremos bañarnos con total seguridad. Esta piscina es la razón de que la playa esté tan llena en verano, aunque el fondo tenga bastantes piedras.

Además de bañarnos en el mar y tomar el sol, en Cuevas del Mar se pueden hacer muchas cosas, como por ejemplo escalar por alguno de sus ariscos acantilados. Si no somos tan intrépidos, podemos visitar la cueva que sirvió como casa, con su chimenea, cocina, salón y hasta balcón en primera línea del mar. Esta casa improvisada supongo que servía como refugio durante la guerra civil, ya que de aquellas no existía la cueva que permite el acceso rodado a la playa, y el acceso a la playa sería muy difícil, siendo un buen escondite.

Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Ventana al mar
Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Las piedras de la playa de Cuevas de Mar
Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Caballo bebiendo del mar
Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Niña yendo hacia la cueva
Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Escalador
Playa de Cuevas de Mar, Asturias
Playa al anochecer

En Cuevas del Mar, a parte de cuevas, también tenemos un pequeño chiringuito de playa, las omnipresentes duchas, servicio de vigilancia, y por supuesto un par de prados donde están las vacas pastando. Hasta hay veces que las vacas bajan a la playa a probar el mar.

Tan solo hay que ver algunas fotos para darse cuenta del atractivo de Cuevas del Mar, que recuerda mucho a la Playa de las Catedrales, en Galicia, aunque el color de la piedra y las formaciones sean totalmente diferentes. En lo que si son iguales ambas playas es en la sorpresa que causa en el visitante la primera vez que las ve, y que no olvidará jamás.

Más información:

Temas: , , ,
Sobre Víctor Gómez
¡Hola! Soy Víctor Gómez, fotógrafo y blogger de viajes. Me encanta la naturaleza, los coches y los helados. Viajo para conocer lugares sorprendentes, únicos, e inspirarte a visitarlos a través de mis fotografías. Intento hacerlo siempre lo mejor posible, por eso practico el turismo sostenible. Acompáñame, será divertido.

¡Déjame tu comentario! Me hace ilusión :D

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Presentación de la campaña "Vino de las Piedras" de la D.O.P Cariñena » Images from South America

  3. Curiosamente basta con caminar unos pocos minutos hacia la playa de San Antonio para contemplar una preciosa vista del Naranjo de Bulnes, solo a unos minutos de la playa de Cuevas del Mar.